<ins data-revive-zoneid="2" data-revive-id="e0f695b1b9e71c7e090345072026c701"></ins>
sábado, 22 de julio de 2017
 
Dominical/ 2017-01-29 09:26

Un alma buena

Angélica Luna Flórez lleva viviendo en el Huila 10 años. Esta médico es un excelente ser humano. Es baqueña, pero su proyecto de vida está en esta tierra.

Escrito por: Erick Rojas | enero 29 de 2017

Nació en El Banco, Magdalena. Pertenece  a una de las  familias más prestantes de esta región del país. Su familia  lleva años ayudando al progreso de la región. Hoy todos ellos están el Huila. Es médico internista, egresada de la Clínica San Rafael de Bogotá. Se casó con  Sergio Montejo y fruto de su amor está Sergio Andrés.

Angélica Luna es una mujer hermosa, respetuosa, tiene un corazón bondadoso, es muy humana y siempre, siempre, se pone en los zapatos de las otras personas. Nunca habla mal de nadie y de su ser solo salen buenas energías. Ella es nuestra invitada a MUY PERSONAL.

¿Qué le gusta de vivir en Neiva?

“Me gusta todo, fue una ciudad que me acogió desde que llegué a vivir aquí, encontré unos amigos maravillosos, trabajo, pude lograr combinar mi trabajo con ser una mujer de familia. Lo que más admiro de los huilenses es que defienden su folclor y desde niños les enseñan a querer sus tradiciones”.

¿Qué extraña de El Banco?

“Mis tías, primos y amigos que quedaron allá”.

¿Qué me puede decir de la familia Perdomo Perdomo, de doña Leonor, de don Camilo?

“A ellos los conocí en otra etapa de mi vida, era soltera y venía a pasar vacaciones al Huila, a visitar a mis hermanas, los recuerdo como dos personas honorables, muy carismática, doña Leonor amable y don Camilo ya estaba enfermo, pero también sabía que era un excelente médico y otorrinolaringólogo”.

¿La mayor parte de su familia se vino a vivir a Neiva?

“Sí, pero no fue planeado. Mi hermana Rocío se casó con Ricardo Perdomo que es opita, con los años mi esposo se vino a trabajar en el Banco Agrario, yo estaba embarazada y tuve a mi bebe en Bogotá, a los 20 días  de nacido nos vinimos a vivir a Neiva, por cierto, él se considera mas huilense que todo el mundo, es feliz acá y es negado a irse a vivir a otro lado. Luego mi mamá se vino a vivir a Neiva porque se sentía solita en El Banco y sus hijos estaban muy lejos, mi Hermana Alba que es pediatra, por asuntos familiares se radico acá en Neiva con sus hijos. Mi hermano Julio que es cardiólogo vive en Cartagena”.

Doña Sixta  Flórez Luna es un personaje importante en El Banco, hábleme de ella.

“Mi madre es una de las personas más emprendedoras que conozco, nosotros éramos cinco hermanos, mi hermano mayor murió, ella decidió que quería darnos la mejor educación, siempre y cuando fuéramos excelentes personas y profesionales. Trabajó muchísimo para lograr los sueños de nosotros, pero era estricta, nos decía ustedes no trabajan,  entonces aquí nada de perder materias ni semestres, eso me marcó mucho, por lo menos a mí me enseñó a que uno con trabajo y disciplina puede conseguir con honestidad todo lo que quiera. Ella además de todo, le encanta ayudar a las demás personas, por eso en El Banco hacía muchas obras sociales, eso es algo por lo que es recordada, así no viva allá hace varios años”.

¿Por qué decidió ser médico?

“Para mi ser médico es de vocación, desde los cuatro años le decía a mis padres que quería ser doctora,  por eso mis amigos de infancia que me han encontrado en redes sociales no les extraña para nada que esa sea la profesión que escogí”.

¿Qué le gusta de ser médico?

“Soy médico internista y con esta especialidad muchas veces tenemos retos de tener pacientes de difícil manejo o que su abordaje diagnostico sea de pensar, de estudiar, como médico debes estudiar todos los días y leer, eso me ha permitido de paso llenar mis dos pasiones que es la medicina y la lectura. Algo no menos importante que es escuchar a las personas, a veces necesitan más que un medicamento que los escuchemos”.

¿Y qué no le gusta?

“Los limites que pone la Ley 100 a los pacientes”.

Lo mejor de ser mamá.

“Todo, es lo más bello que Dios me ha regalado en la vida”.

Hábleme de su hogar. ¿Cómo ser feliz en el matrimonio?

“Soy una mujer casada hace 11 años con Sergio Montejo Castro, tenemos un solo hijo que se llama Sergio Andrés, desde hace 10 años vivimos en Neiva, mi esposo es administrador financiero, nos conocimos en Bogotá, él vivía en Londres y después que terminó sus estudios vino a Colombia y después de dos años nos casamos.

Para ser Feliz en un matrimonio primero tiene que estar Dios presente en él, una cosa importante es que ambos debemos tener la misma visión de la vida. No pensar que uno es más importante que el otro, respeto, admiración mutua y valores para trasmitirle a nuestro hijo”.

¿Para qué está negada? ¿Qué se merece un no rotundo?

“Alguna propuesta deshonesta”.

¿Qué sueño le falta por cumplir?

“Hacer otra especialidad, pero eso se dará cuando Dios lo tenga dispuesto y mi hijo esté listo”.

¿A qué huilenses admira?

“Varios: Jorge Villamil, José Eustasio Rivera, Inés García Durán y a mi jefe”. 

Su lugar favorito en el Huila.

“Varios: los termales de Rivera, la represa de Betania, San Agustín”

El mejor restaurante que hay en Neiva.

“Para mi Bistro 14/54 es espectacular”.

Los valores que le enseña a su hijo.

“Creer en Dios, en la familia, todos somos iguales y tenemos las mismas oportunidades si queremos conseguir metas. Respeto a las personas mayores y quererse tal cual somos”.

¿Que no le prestaría a una amiga?

“A mi esposo”.

Sin que no puede vivir

“Jajaja. Mi marido dice que mi celular, pero en realidad sin mi familia”.

¿Qué le gusta leer?

“A parte de medicina, tengo un autor favorito que se llama Robín Cook”

¿Quién le da la talla?

“Mis hermanos”.

Si pudiera cambiar algo de usted, ¿qué cambiaría?

“Nada”.

El mejor piropo que le han echado.

“Este me pareció muy chistoso y no lo olvido: Ojalá fueras una deuda, así podría levantarte”.

¿Qué opita le parece churro?

“German Alberto Bahamón”.

Las Luna Flórez son bonita todas.

“Sí, jajaja, con esa pinta de madre quién no”.

Su plan perfecto para los fines de semana.

“Adoro estar en casa y salir a almorzar a sitios cercanos como Rivera”

Si no hubiera sido médico, ¿qué le hubiera gustado ser?

“Difícil… Mamá tiempo completo, si se pudiera”.

Tres palabras que la definan.

“Alegre, trabajadora y buena mamá”.

La gente la quiere mucho. ¿Qué hace usted para que la quieran tanto?

“Ser sincera, buena amiga y honesta”