<ins data-revive-zoneid="2" data-revive-id="e0f695b1b9e71c7e090345072026c701"></ins>
martes, 25 de julio de 2017
 
Dominical/ 2016-10-31 10:57

Una cita con la historia

Germán Liévano R.

Escrito por: Erick Rojas | octubre 31 de 2016

Para EL RINCON DEL BOTALON

El pasado viernes pudimos compartir manteles con el distinguido sociólogo y periodista Profesor Alfredo Molano aprovechando su visita a Neiva con motivo del evento de CINEXCUSA. El profesor es una persona de reconocida trayectoria en el ámbito nacional e internacional por su prolífica producción intelectual (más de 20 libros) pero en especial por su profundo sentimiento de análisis crítico que lo ha llevado a recorrer los más inauditos escenarios nacionales para corroborar de forma presencial las situaciones que luego describe y analiza. Sociólogo egresado de la Universidad Nacional en 1971, y fue luego alumno de la Escuela de Altos Estudios de París en los años 1975 y 1977. Por amenazas tuvo que salir del país y exiliarse entre 2001 y 2002 en Barcelona y Stanford donde además fue profesor visitante. Ha sido profesor de varias Universidades y columnista de múltiples publicaciones como, Cromos, Alternativa, Semana y Economía colombiana. Ha obtenido el Premio de Periodismo Simón Bolívar, el Premio Nacional del Libro de Colcultura y el Premio a la Excelencia Nacional en Ciencias Humanas, de la Academia de Ciencias Geográficas. En la actualidad tiene una columna en El Espectador y continúa orientando muchas investigaciones sociológicas.Su intervención en el conversatorio con la Tertulia fue magistral por cuanto de manera integradora acopió información histórica desde el pasado siglo tratanto de explicar las verdaderas causas del conflicto armado que padece el país. Los atávicos enfrentamientos entre liberales y conservadores se atizaron cuando el Presidente López Pumarejo quiso implementar una novedosa reforma agraria donde con un profundo sentido social le abría paso a la clase campesina desposeída y explotada desde mucho tiempo atrás. La inmensa fuerza destructora de la ultraderecha tratando de atajar ésta y otras reformas sociales llevaron a incendiar el país especialmente luego de la muerte del caudillo popular Jorge Eliécer Gaitán. Alli se iniciaron los movimientos de autodefensa campesinas en el sur del Tolima, Sumapaz y Norte del Huila que empezando como guerrillas liberales se quedaron sin jefes por lo cual se extendieron por todo el país donde había motivos de acudir a las armas . Las fuerzas policiales de entonces que eran provinciales  e inclusive municipales se convirtieron en la mano armada de la reacción latifundista y antipopular y se generó una guerra civil que ha llegado a nuestros días.El Frente Nacional nos dice el Profesor se creó para ver cómo se devolvían la tierra entre unos y otros, entre liberales y conservadores, pues la tierra siempre ha sido el seductor botín de nuestras guerras partidistas y conflictos internos. Pues nada. El Frente Nacional logró el rendimiento de las guerrillas liberales pero no hubo restitución de tierras. Los afectados por la crisis tuvieron que iniciar un gigantesco desplazamiento buscando tierras baldías o inactivas y por lo tanto de fueron ubicando en los picachos y montañas pues los valles estaban casi todos ya ocupados. La declaración de guerra a los campesinos de las llamadas Repúblicas Independientes generó a su vez un fenómeno de colonización armada que fue la base de las Farc y otros grupos en el país creándose un tejido social de gran capacidad pero sin base productiva alguna. Fue la irrupción del cultivo y comercialización de la coca lo que permitió contar con inmensos recursos que nunca antes había tenido el campesinado desplazado. Eso agravó el conflicto porque ahora la guerrilla no sólo contaba con pueblo y con armas sino también con dinero en grandes cantidades que ya por efecto de la intimidación venía aportando la población civil. Creció la guerra y la crisis. La guerrilla pasó a guerra de pociones y sus triunfos militares asustaron al mundo entero. Fue el apoyo norteamericano con el Plan Colombia adoptado por gestión de Andrés Pastrana lo que vino a cambiar el curso de la guerra . Lo demás es historia demasiado reciente. El Profesor nos explicó con lujo de detalles la presencia de estos fenómenos sociológicos y económicos todos girando alrededor del tema de la tierra. Una paz sin convenir el uso de la tierra no puede darse. Nos explicó cómo el dato de los 7 millones de hectáreas destinadas como zonas de reserva campesina son la base para garantizar que haya un uso social de la tierra como en Israel y que además se tiene que adelantar el proceso de devolución a sus originales tenedores que son cientos de miles de campesinos desplazados. .Esa idea liderada hoy en el Congreso de supuestamente respetar la tenencia de buena fé puede esconder el atrabiliario recurso de burla total a dicho proceso .Esta cita con el Profesor fue una cita con la Historia. Nos decía finalmente que vé el peligro de un segundo Frente Nacional en la nueva discusión del proyecto pero que cree que ya no hay bases sólidas para ello. Gracias Profesor Molano por su ilustración valiosa.