DIARIO DEL HUILA, NEIVA

Catalina Durán Vásquez

Fotos: Tatiana Ramírez

La Navidad es una época que se caracteriza por muchos motivos: luces, alegría, cenas en familia, pero también es una fecha perfecta para enseñar valores como la solidaridad. Una oportunidad para que los más pequeños aprendan que estas fiestas no sólo significan recibir, sino que también pueden ser un momento para dar a aquellos que menos tienen y para que disfruten.

En este sentido, la donación de juguetes es una práctica para que los niños aprendan lo que significa la solidaridad y cómo ésta también forma parte de la Navidad. De esta forma, los que menos tienen también podrán disfrutar de estas fiestas y los más pequeños de la casa aprenderán un valor tan importante como es el de la empatía y la generosidad.

Un grupo de amigos decidieron unir recursos para regalar juguetes.

Un grupo de amigos decidieron unir recursos para regalar juguetes.

En Neiva, un grupo de amigos decidieron entre todos realizar una donatón y convocar a más personas para que se unieran a esta bonita causa, además se realizó una difusión por redes sociales para dar a conocer de la actividad.

“Esta actividad la quisimos hacer con el fin de contribuir un poco a las personas que quizás no podían darles un regalo a sus hijos este año que ha sido bastante difícil para todos, pues pensamos primero en los niños porque hay bastantes en la zona vulnerable acá en Neiva. Recibimos apoyo de los bomberos voluntarios y la policía del CAI Las Palmas”, sostuvo Jennifer Caviedes, líder de la iniciativa.

La actividad se desarrolló el día de ayer en el asentamiento ‘Neiva Ya’, en donde se donaron más de 300 regalos.

“Fue muy enriquecedor ver la felicidad de estos niños al recibir su juguete, ellos son tan inocentes, no entienden nada de marca de ni diferencias, ellos fueron felices con ver que habían recibido un juguete. Nosotras queremos agradecer a todas las personas que aportaron un grano de arena para que esto se hiciera posible; fueron más de 8 personas que dieron su juguete o aportaron un dinero para nosotros poderlos comprar”, indicó.

En el asentamiento Neiva Ya fue la entrega de los regalos.

En el asentamiento Neiva Ya fue la entrega de los regalos.

En la entrega se trató de cumplir con todos los protocolos de bioseguridad que se realizan teniendo en cuenta la coyuntura que se vive a raíz del covid-19. Fueron más de 300 niños que fueron felices con un pequeño obsequio.

“Esta fue una actividad que esperamos poderla repetir, no el próximo diciembre sino en el trayecto del año porque yo creo que todos podemos tomar la iniciativa de ayudar a las personas que más lo necesitan y no necesariamente tiene que ser una fecha especial, porque mira que hicimos felices a muchos niños”, concluyó.