Tampoco es para alarmarnos y hacer más fiestas con el Ministro Carrasquilla. Digo alarmarnos con el valor del huevo, lo que faltó explicar, fue a qué clase de huevo se refería, porque hay varios precios y lugares donde se consiguen. También el marrano que los compre.

Con toda esta fiesta armada con el huevo del ministro, partiendo de una rechazada por inconveniente e inoportuna reforma tributaria, pese a todas las denominaciones con que el gobierno quiere bautizarla, para engañar incautos, y darle un tinte de bondadosa, con el cuento de la solidaridad.

Es cierto que en momentos de tragedia nacional, no es haciendo asistencialismo para congraciarse con la tribuna, sino dando oportunidades de que el sector productivo del país, crezca y genere empleos sanos, productivos y de calidad, para acabar con esa pobreza, o reducir esos niveles, pero lo que propone el gobierno es más subsidios, más dependencia del Estado, más improductividad y, cualquier desprevenido ciudadano no entenderá jamás, cómo es posible crear esa cultura del flojo, del subsidiado, del inepto, cuando la sociedad necesita son oportunidades.

Porque no graban al sector financiero que anualmente aumenta sus ganancias en algo más de un 30% a costa de empobrecer a los colombianos, porque no reduce el congreso en todo sentido, salarios y congresistas, porque no cancela todos esos privilegios a ellos, volvemos a lo mismo, donde está la solidaridad del gobierno que derrocha a mares, eliminar esos privilegios de la corrupción como los derivados del acuerdo narco con las Farc, la famosa JEP y esas altas cortes podridas señor ministro.

Es que el gobierno también ha consentido toda esta catástrofe económica que solo quiere achacarle a la pandemia; mentira total; porque se quedaron dormidos en lugar de haber hecho esa cirugía de corazón abierto, que se propuso en campaña; ahí están las consecuencias señor ministro.

No es el momento de “llorar como mujeres lo que no fueron capaces de sostener como hombres”, (sic); muchos gobernantes han pasado por desgracias en sus gobiernos, pero han sabido sacar el país adelante; ese cuento manido de la pandemia, ya no va más, supérenlo y asuman otra estrategia.

Hay que acabar con ese programa de televisión sobre el Covid 19 y ahorrar recursos para la solución, igual reducir los gastos del estado, reducir el tamaño de este; en fin, que se note la solidaridad del gobierno en las medidas, para crear una verdadera conciencia de solidaridad.