Diario del Huila

Dos años de pandemia

Feb 22, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Dos años de pandemia

Se cumplen dos años de una pandemia que el mundo suponía desaparecería en pocos días, luego semanas, después quizá meses y hoy el escenario nos lleva a una posible endemia. Tendremos al parecer que convivir con el SARS-CoV-2 y sus variantes – como ómicron – como lo hemos hecho con la gripa y otras enfermedades con la marcada diferencia que ninguna había transformado nuestra realidad de manera tan rotunda.

De su inicio no hay consenso, el primer paciente de acuerdo a autoridades chinas pudo haber sido una persona de 55 años que vive en la provincia de Hubei y de acuerdo a registros oficiales su contagio se habría dado el 17 de noviembre de 2019, sin embargo otros afirman que el primer caso fue el de un vendedor de pescado que trabajaba en el mercado de Wuhan, la población de China donde inició la pandemia, por su parte la OMS ha declarado de manera oficial el 8 de diciembre del 2019 como el día que se detectó al primer enfermo.

Esta conmemoración adquiere mucho más significado si miramos su contexto y si tratamos de entender su devenir histórico apoyándonos por ejemplo en un concepto del sociólogo Carlos Charry, asociado a la Universidad del Rosario, “la pandemia ha producido la transformación social no planeada más definitiva de los últimos 200 años”. Él lo equipara a una revolución como la francesa, la Industrial o la llegada de Internet. “El COVID obligó a los seres humanos a transformar su manera de interactuar en cualquier rincón de la Tierra”.

Y si desde esta óptica lo tratamos de entender, un primer cambio lo representa el teletrabajo y la dependencia cada día mayor de la tecnología. Nuestros encuentros ahora los media una pantalla, la cual queremos que cada día sea más grande y de más alta resolución, 4K en lo posible. Otro gran episodio es la afectación a la dinámica social, se acabaron los rituales – no se permite ni darse la mano – y el distanciamiento social empieza a destruir la proximidad física, acaba las costumbres de crear experiencias conjuntas, el virus nos aísla y las consecuencias depresivas han sido el resultado. Los coreanos llaman ‘corona blues’ a la depresión como consecuencia de la pandemia.

Un tercer aspecto vincula el análisis al sector educativo que ha vuelto casi en su totalidad a la presencialidad lo mismo que la mayoría de las empresas e instituciones privadas y públicas, pero los estudiantes y ciudadanos probaron lo bueno y lo malo de la virtualidad, así que seguramente se privilegiará la semi presencialidad pues no tiene mucho sentido hoy atravesar una ciudad por una clase o una reunión que se puede atender desde la casa, seguramente en unos años la tendencia se inclinará por la virtualidad.

Podríamos si queremos seguir  “inventariando” las consecuencias y efectos de la pandemia y encontraríamos seguramente muchas más como la productividad de la gente, su afectación en los ingresos económicos y la consecuente desesperanza que ha terminado siendo una de las vías por la cual se ha desencadenado la depresión; efectos sobre las personas que lograron sobrevivir y quedaron con secuelas, lo que se conoce como el “long covid”, el COVID de larga duración con sus múltiples derivaciones;  por otro lado afectaciones sociales por la cantidad de muertos que ha producido la pandemia, muchas familias perdieron seres queridos, teniendo que procesar el duelo de una manera diferente a la tradicional, al no haber tenido la oportunidad de volver a tener contacto con sus familiares desde el ingreso a una UCI y salir convertidos en cenizas, sin poder si quiera haberlo despedido en familia por las medidas de bioseguridad, el proceso de  duelo y acompañamiento se vio reducido a su mínima expresión.

De esta manera el inventario se haría largo y su interpretación necesariamente incluiría todas las disciplinas del conocimiento pues el COVID tiene retada a la ciencia y ésta se ha visto obligada a generar conocimiento a velocidades sin precedentes, el COVID exige respuestas rápidas y concretas.

Transcurridos estos dos difíciles años debemos en consecuencia seguir cuidándonos nosotros junto a nuestros seres queridos, es una obligación social que involucra a la sociedad en su conjunto, tengamos en cuenta que la OMS considera “probable” que esta nueva variante se extienda  en el mundo entero, sobre todo porque un estudio sudafricano descubrió que el riesgo de volver a contraer el COVID es tres veces mayor con ómicron que con las variantes beta y delta.

Dios nos siga bendiciendo, salud para todos.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila 👋
¿En que podemos ayudarte?