Diario del Huila

Dos años del Covid

Mar 26, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Editorial 5 Dos años del Covid

El pasado 6 de marzo, cumplimos el segundo aniversario de la presencia del Covid en Colombia, cuando se detectaron los dos primeros contagios en Cartagena y que provocó el más cruel confinamiento a partir del 26 de marzo de 2020, para contrarrestar el avance de esta mortal pandemia. Hace dos años el país no se imaginaba que empezaba a transitar por la mayor crisis sanitaria de su historia reciente. En medio de una tregua que deja el pernicioso Sars-Cov2 y de la que se espera que sea la real puerta de entrada a la nueva normalidad, es imperativo rememorar su llegada, y a partir de las enseñanzas acumuladas no solo atenuar sus secuelas, sino corregir las fallas que desnudó en casi todas las aristas de la sociedad y que terminaron empeorando los desenlaces de la pandemia.

Los efectos adversos para la sociedad mundial habían empezado a generar la más profunda tragedia epidemiológica, social y económica del presente siglo en todos los países del planeta. Afectó la dinámica productiva a nivel global, que se vio reflejada en la segunda recesión económica mundial de la presente centuria, obligando a los gobernantes sin excepción a decretar cuarentenas estrictas, que impidieron la libre movilización y la semi parálisis de las grandes factorías de las empresas multinacionales, como nunca visto en la historia de la humanidad.

Para Colombia y el Huila, ha sido nefasto la expansión del Covid durante este periodo, aunque en los últimos días se han disminuido ostensiblemente. Tuvimos la recesión más grave de toda la historia que se reflejó negativamente en los indicadores económicos, afectando el bienestar de las familias colombianas. Es urgente que se revisen las expectativas macroeconómicas, para estructurar estrategias de política económica coherentes con la reactivación económica en los próximos años. No podemos seguir improvisando.

Hay que valorar la disciplina y los esfuerzos de la gente para privilegiar el bienestar colectivo sobre el particular y que implicaron grandes sacrificios y pérdidas, pero que han sido fundamentales a la hora de pasar este difícil trance en términos de país. De igual forma, la integración de lo público y lo privado, que permitió que la asistencia y los beneficios en cuanto a salud, estuvieran marcados por la equidad.

Las respuestas sectoriales y procesos como la vacunación y la reactivación económica demuestran que hay sustrato para redefinir prioridades y ajustar cargas que permitan enfrentar futuras contingencias que vendrán con mejor solvencia. La pandemia aún no termina, pero en tiempo de elecciones no sobra pedirles a los congresistas elegidos desde el legislativo y al futuro presidente que, actuando en términos de país, afinen sus propuestas en estos aspectos. Recoger lo que la pandemia ha dejado en estos dos años daría para sólidos considerandos.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto