lunes, 12 de noviembre de 2018
Primer Plano/ Creado el: 2018-06-10 12:13 - Última actualización: 2018-06-10 12:17

Drogas ilícitas, ‘un dolor de cabeza para los colegios’

De acuerdo a un estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas en Población Escolar en el país, se logró identificar que la comunidad escolar bajó el consumo de cigarrillo y alcohol, pero creció el de la marihuana e inhalantes.

Escrito por: Monica Serrano | junio 10 de 2018

El consumo de drogas ilícitas se ha incrementado en el país, no sólo porque más personas las consumen sino porque el mercado de sustancias es cada vez más amplio y diverso. Por tal razón el Ministerio de Justicia y del Derecho, a través del Observatorio de Drogas de Colombia, el Ministerio de Educación Nacional y el Ministerio de Salud y Protección Social, desarrollaron el Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas en la población escolar de Colombia, con el objetivo de estimar la magnitud del consumo de sustancias en la población escolar.

El trabajo de campo se desarrolló en el segundo semestre del 2016, en donde señala las características y dimensiones del uso de sustancias psicoactivas en los estudiantes de Colombia entre los 12 y 18 años, de los grados séptimo a undécimo, pertenecientes a 1.097 sedes de establecimientos educativos públicos y privados, de 163 municipios ubicados en 27 particiones geográficas. Se realizaron 80.018 encuestas que representan a una población de 3.243.377 personas escolarizadas. También el estudio incluyó sustancias legales como tabaco y alcohol.

Resultados

Si bien se ratifica que el consumo de sustancias psicoactivas es una realidad en los estudiantes del país, en los últimos cuatro años se ha registrado una disminución sostenida del consumo de cigarrillo y de bebidas alcohólicas, pero, en contraste, un aumento del consumo de la mayoría de las drogas ilícitas, en especial de marihuana y de inhalables.

Asimismo, el informe indicó que el 50% de los escolares que han consumido tabaco, lo hicieron por primera vez a los 13 años o menos.  Además el 69,2% los estudiantes declararon haber consumido alguna bebida alcohólica en su vida, el 70,4% de las mujeres y el 68,1% de los hombres. Igualmente los indicadores de consumo mostraron que el 3% de los estudiantes tomó algún tranquilizante sin prescripción médica alguna vez en la vida, el 2% durante el último año y el 1% durante en el último mes.

El 11,7% de los estudiantes han usado alguna vez en la vida marihuana, el 13,1% de varones y el 10,5% de las mujeres. En relación con los grados, hay un aumento estadísticamente significativo en el consumo de marihuana hasta el décimo grado, y una estabilización entre este y el undécimo. En diez departamentos las tasas de consumo superan el promedio nacional, llegando al 14% y 15% en Risaralda y Caldas, respectivamente. Y en el otro extremo, en Chocó, Sucre, Bolívar y La Guajira la prevalencia de uso en el último año no supera el 3% de la población escolar.

Respecto de la edad de inicio de marihuana son prácticamente los mismos para hombres y mujeres con una edad promedio y mediana en los 14 años, es decir el 50% de los estudiantes que han consumido marihuana alguna vez, probaron por primera vez a los 14 años o menos.

Por otra parte, un 2,7% de los estudiantes declaró haber usado cocaína en el último año y un 1,5% manifestó hacerlo en el último mes. La edad promedio de inicio se ubica alrededor de los 14 años, muy similar en hombres y en mujeres. El 2,1% de los escolares declararon haber usado éxtasis al menos una vez en su vida.

En conclusión  la marihuana es la sustancia ilícita más usada entre los escolares colombianos, después le siguió  los inhalables, la cocaína y los tranquilizantes sin prescripción médica son las sustancias de más prevalencia de uso entre los escolares, en el grupo de los inhalables se encuentra el popper como la segunda sustancia ilícita más consumida y el dick como la quinta sustancia en orden de uso.

Panorama

De acuerdo al estudio, el grupo de sustancias inhalables, el popper y el dick, son los de mayor consumo entre estudiantes de los grados séptimo a undécimo de colegios públicos y privados. El consumo de alcohol, pasó del 46,6% en 2011 al 36,3% en 2016, y en el consumo de tabaco que disminuyó en un 5,1%, pasando de 12,7% en 2011 a 7,6% en 2016.

Si bien es cierto que la mayoría de los escolares no son consumidores de sustancias ilícitas, el 14,2% de los estudiantes encuestados aseguró haber consumido alguna droga al menos una vez en su vida, y el 9,6% las han consumido en el último año.

Martha Paredes Rosero, coordinadora del Observatorio de Drogas de Colombia del Ministerio de Justicia, indicó que la sustancia ilícita más consumida por parte de los escolares es la marihuana, seguida de los inhalables.

“Llama la atención el incremento de uso de sustancias inhalables como el Dick o el Popper que se han vuelto comunes en una parte de esta población. En Antioquia, por ejemplo, el consumo de Dick supera el consumo de marihuana”, afirmó Paredes Rosero.

La funcionaria de la cartera de justicia aseguró que la política de drogas no puede seguir girando en torno a los problemas de producción y exportación de sustancias ilícitas, sino que es imprescindible dirigir la atención al consumo interno de las SPA, un problema que tiene impacto en la salud pública, en la seguridad ciudadana y en los jóvenes de nuestro país.

También la coordinadora aseguró  que el problema de consumo que actualmente se presenta entre los menores de edad concierne no sólo al Estado sino también a los colegios, familias y sociedad civil. “el hecho de que el Estado reconozca que el consumo es un tema de salud pública, precisamente indica que debe haber un esfuerzo intersectorial para incidir en el problema de forma significativa. No sólo el sector salud, no sólo el colegio, no sólo el gobierno, no sólo las familias, sino que somos todos corresponsables de la protección de los niños, niñas y adolescentes”.

Además, resaltó el compromiso que tiene el Ministerio de Justicia y del Derecho en fortalecer la política pública para la reducción del consumo de sustancias psicoactivas. Destacó los esfuerzos que viene adelantando dicha cartera en la promoción de diferentes programas en materia de prevención del consumo, como ‘Familias Fuertes: Amor y Límites’ y ‘Ser, Saber y Hacer en Prevención’, así como la formulación de los Planes Integrales Departamentales de Drogas que contribuyen a fortalecer la capacidad de respuesta de los territorios ante situaciones como las evidenciadas en los resultados del estudio.




Datos Adicionales

Tabaco

El uso de tabaco aumentó con la edad de los estudiantes, desde un 4,7% en el segmento de 12 a 15 años, hasta un 13,5% en el grupo de 17 a 18 años. Algo similar se observa con el grado donde un 5,2% de los escolares de séptimo grado declararon haber usado tabaco en el último mes, mientras que alrededor del 11% de los grados décimo y undécimo usaron esta sustancia en dicho período.

Alcohol

La tasa de consumo actual de alcohol en los estudiantes que asisten a la escuela privada es del 39,4%, superior a los estudiantes de la escuela pública que alcanza al 36,5%. El consumo de bebidas alcohólicas es significativamente mayor en la zona urbana con un 37,8%, respecto de la zona rural que se sitúa en un nivel de 32,5%.

Cocaína

EL 15,9% de los escolares declararon haber usado al menos una de estas sustancias alguna vez en la vida, es decir aproximadamente 1 de cada 6 escolares, lo que representa un universo aproximado de 520 mil escolares, con un 16,9% entre los hombres y 15,1% entre las mujeres.

Marihuana

El 8,4% de los estudiantes de zona urbana manifiestan haber usado marihuana dentro del último año, frente al 5,2% que manifiestan haberlo hecho dentro del mismo periodo de tiempo en la zona rural.

Popper

En el departamento de Antioquia, el popper se ha posesionado como la sustancia de mayor uso en el último año, con casi dos puntos porcentuales sobre la marihuana.

Comentarios