Después de que la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, asegurara que la nueva cepa de COVID-19 estaba presente en Colombia. El presidente Iván Duque hizo una aclaración desde Providencia, donde explicó que no existe evidencia científica de que esta cepa está circulando en el país.

El primer mandatario dijo que “hasta el momento, no existe por parte del Instituto Nacional de Salud ninguna evidencia de circulación en territorio colombiano de la cepa británica del COVID-19” y recordó que para evitar su llegada se restringieron los vuelos al Reino Unido.

Duque advirtió que el gobierno ha estado tomando medidas para evitar su presencia en el territorio, sin embargo, aclaró que se han identificado otras cepas en Colombia provenientes de Canadá y de California.

“En el mundo se han identificado más de 1.200 cepas y el número seguirá aumentando debido a la libre circulación del virus globalmente”, dijo.

A esta declaración se sumó Julián Fernández, director de Epidemiología y Demografía del Ministerio de Salud, quien dijo que “no se puede atribuir la aceleración de los contagios a esta nueva cepa, más si se tienen en cuenta las aglomeraciones presentadas en diciembre”.

El INS aclaró que está utilizando la capacidad total del país para hacer análisis genómicos, así como se hizo en al inicio de la pandemia para aumentar la capacidad en pruebas moleculares de PCR, y que el objetivo es mantener una vigilancia genómica en tiempo real con muestras muy bien seleccionadas.