lunes, 22 de abril de 2019
Economía/ Creado el: 2014-10-25 06:00

Estanques en tierra también son una alternativa piscícola

Asopishuila está dando a conocer una propuesta de apoyo crediticio a los piscicultores que tomen la decisión de sustituir los jaulones en Betania por estanques en tierra.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | octubre 25 de 2014

Ante el inminente llenado de la represa de El Quimbo y la sobrecarga que hay en la actualidad en la hidroeléctrica de Betania, algunos piscicultores instalados en esta última han visto la necesidad de continuar en el cultivo de la tilapia desde los estanques en la tierra.

La Asociación Piscícola del Huila -Asopishuila- está proponiendo al Gobierno Nacional que, como la represa de Betania ha llegado el límite de su carga, una alternativa de producción intensiva de tilapia se podría desarrollar en estanques, apoyados con aireación mecánica artificial, como lo vienen implementando varias empresas piscícolas de la región.

Willian Bautista, expresó a DIARIO DEL HUILA que con esta tecnología los cultivadores, en estanques de una hectárea en tierra, están produciendo entre 20 y 25 toneladas de pescado, que es similar a la producida en los jaulones de Betania. “Por eso queremos que se conozcan estos procesos de transferencia de tecnología lo que es producir en tierra”.

Alternativa productiva

El piscicultor Efrén Tovar expresó que esta experiencia es una alternativa para reubicar parte de la carga que viene con problemas en Betania. Además, ya se está produciendo en tierra mojarra de exportación. “Con estos lagos tradicionales con unas características especiales que superan las medidas de metro y medio de profundidad. En los actuales se tiene una profundidad hasta de cuatro metros y medio”.

Finalmente, Asopishuila está dando a conocer una propuesta de apoyo crediticio a los piscicultores que tomen la decisión de sustituir los jaulones en Betania por estanques en tierra, para que tengan la opción de una hectárea de espejo de agua que tiene unos costos de 110 millones.

Con esta experiencia se contribuye, a futuro, a evitar los riesgos de mortalidad y se mejoran las condiciones del agua. Esto teniendo en cuenta que a finales de este año o a comienzos del próximo se hará el llenado de la represa El Quimbo y el caudal del río Magdalena que llegará a Betania será reducido.

En la actualidad hay unos 500 jaulones en Betania dedicados a la piscicultura extensiva. Sin embargo, por sobre carga y riesgos por falta de oxígeno y alta mortandad deberían salir unos 100.