miércoles, 26 de julio de 2017
 
Economía/ 2017-03-04 08:02

Inminente paro petrolero en Colombia

Las cosas se pusieron complicadas y de no retorno entre Ecopetrol y la Unión Sindical Obrera USO, sobre los temas laborales. José Marín Villareal, fiscal Nacional de la Unión Sindical Obrera y el presidente de la USO - Huila, José Orlando Salazar, coincidieron en advertir en Neiva que es inminente un paro regional y nacional de los trabajadores de la industria petrolera reunidos en la Unión Sindical.

Escrito por: Erick Rojas | marzo 04 de 2017

JUAN CARLOS BRAVO O.
DIARIO DEL HUILA

Redacción Economía

José Marín Villareal, fiscal Nacional de la Unión Sindical Obrera (USO), reveló que hay una inminencia de paro y lo que está seguro es que  en los próximos meses se va a presentar una paralización “porque Ecopetrol tiene una arrogancia de no escuchar al sindicato ni a las comunidades. Entonces vamos a hacer un paro este semestre porque no tenemos más salidas”.

“hemos insistido en el dialogo pero Ecopetrol no quiere nada por la vía al dialogo, entonces nos tocará por el otro lado”, señaló el dirigente.

Alianza estratégica

En ese sentido, la Unión Sindical Obrera USO y las comunidades del área de influencia de Ecopetrol Gerencia Sur en el norte del Huila como Guacirco, San Jorge, Dina, Dindal, Cruce de Guacirco, San José, Dindal Alto, Busiraco, San Francisco, Peñas Blancas, Hatonuevo, El Venado, Venadito, La Jagua, La Mojarra, Centro Norte, Tamarindo, Ceibas Afuera, entre otras, informaron a la opinión pública regional y nacional que “la crítica situación en la que hoy nos encontramos los trabajadores directos, contratistas de Ecopetrol y las comunidades del área de influencia, por las políticas lesivas que constantemente viven impartiendo la administración de Ecopetrol, el gobierno y sus empresas contratistas; todas las decisiones que toman siempre van encaminadas a privatizar a Ecopetrol, quitarle derechos adquiridos a los trabajadores en la convención colectiva en servicios de salud, educación, préstamos de vivienda, recreación, reducción de nómina y salarios,  eliminando además la inversión social en  las comunidades”, argumentaron.

Privatización de Campos

En un comunicado insisten en que “hoy  el problema al interior de Ecopetrol es grande pues  la  administración persiste en vender los campos de producción, entregar equipos, oficinas y áreas de trabajo a empresas contratistas. Igualmente, con la tercerización laboral en actividades propias y permanentes de la industria petrolera se discrimina al trabajador contratista, quitándole la posibilidad de trabajar directamente con la estatal petrolera, le quitan el derecho a la estabilidad laboral, no tienen préstamos de vivienda ni auxilio para la educación de sus hijos, no tienen recreación y cada vez que sale un contrato nuevo Ecopetrol reduce la nómina, baja el escalafón y los salarios. 

“Pero esto no para aquí, para los trabajadores que Ecopetrol llama no petroleros es peor la situación, les pagan un salario legal mejorado, pagan el subsidio de  ley para no recogerlos teniendo que movilizarse como puedan y reconocen un pequeño auxilio económico de alimentación. Además, en el mes de Enero Ecopetrol expidió una nueva tabla salarial que le baja los salarios  aún más a las actividades  legales e introduce unas labores que son convencionales y las convierten en legales, esto con el fin de quitarle primas extralegales, subsidio de arriendo, de salud y reducirle más los salarios a un mayor número de  trabajadores”, advirtieron.

Tercerización laboral

El líder sindical aseguró que por otro lado,  con la tercerización laboral y el decreto 1668 “hoy  Ecopetrol no socializa los proyectos o contratos y nadie responde ni por la inversión social ni la  Responsabilidad Social Empresarial y mucho menos lo hacen las empresas contratistas.  Esta nueva ley solo nos ha servido para generar conflictos internos por las convocatorias abiertas en el SENA, desconociendo a los afectados directamente y a las comunidades impactadas con la explotación petrolera. Hoy somos desplazados no solo en la mano de obra calificada y no calificada, sino que los altos cargos administrativos en Ecopetrol lo ocupan directivos de otros departamentos como coordinadores, jefes de departamento, gerentes, abogados, etc.

“La administración de Ecopetrol no se compadece con estas comunidades que hoy no tienen servicios públicos buenos, sus afluentes  o nacederos de agua se secaron, el medio ambiente se deterioró, ya no son solo tierras  áridas e improductivas  que se han convertido en otras hectáreas más del desierto de la Tatacoa”, añadió.

Las protestas

José Marín Villareal, fiscal Nacional de la Unión Sindical Obrera (USO), aseguró que hoy cuando la USO reclama  los derechos de sus afiliados e igualmente lo hacen las comunidades, la respuesta es “No tengo nada que ver, son políticas de la alta administración, eso es con las empresas contratistas, con el SENA” y si seguimos exigiendo respeto a nuestros derechos y protestamos, la administración de Ecopetrol nos persigue, penaliza, despide  injustamente, insiste ilegalmente en levantar fueros sindicales, nos impide el ingreso a las instalaciones  a los dirigentes sindicales, encadena las puertas de ingreso, nos echan la policía o el ESMAD para que nos  maltraten como sabe hacerlo la fuerza pública, una institución creada constitucionalmente para defender a los colombianos, pero lo que hace es golpearnos cumpliendo órdenes de la administración de Ecopetrol, para la muestra lo que hicieron esta semana en Cartagena o en campo Balcón en Aipe Huila, el pecado de nuestro reclamo es porque nuestras familias están aguantando  hambre en los campos petroleros”, argumentó.

El   2017 será un  año de recuperar los derechos de las  Comunidades  de las áreas petroleras y de los  trabajadores Contratistas. Paro nacional”, concluyó.

Respeto a las comunidades

Por último, el presidente de la USO Huila, José Orlando Salazar, aseguró que primero que todo las luchas de los trabajadores y de Ecopetrol son a la no privatización. “Que Ecopetrol diga que los puestos de trabajo son solo inversión social eso es mentira, solo es una necesidad de las comunidades y eso se debe respetar.

Dijo que hoy “hemos tomado la decisión de unirnos y a una única y a viva voz entrar a reclamar con mayor fuerza respeto a nuestros derechos; nos proponemos generar unidad  de trabajo, fuerza y lucha para exigir ante Ecopetrol en los próximos días.

“Nos vamos a paro porque los salarios de las comunidades que son los más afectados en la reestructuración, como es casino y todo lo que tiene que ver con servicios generales son afectados y mucho menos mezclar salarios convencionales con regionales. Esa pelea la estamos dando con las comunidades”, puntualizó.