lunes, 22 de abril de 2019
Economía/ Creado el: 2014-05-07 05:00

Todos los sectores de la economía están afectados por el paro

Los bloqueos de vías, producto del paro agrario que completa hoy 10 días, ocasionan enormes pérdidas en todos los sectores de la economía regional, según el Consejo Gremial del Huila.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | mayo 07 de 2014

Los 10 días que lleva el paro agrario en el Huila han dejado cuantiosas pérdidas en todos los sectores de la economía regional, según informó el Consejo Gremial del Huila, que se reunió ayer en pleno para analizar la situación en cada uno de los renglones afectados.

De acuerdo con un informe realizado por la Cámara de Comercio de Neiva, los líderes de los principales gremios económicos del departamento confirmaron que la movilización, que ha tenido bloqueos viales y hechos de violencia en las carreteras huilenses, ha golpeado con fuerza la región en materia económica.

El comité departamental de cafeteros, a través de su director, Héctor Falla Puentes, fue el primero en alertar que el paro está ocasionando enormes dificultades para la recolección del grano en varias regiones del departamento. Son más de 20.000 los recolectores que están siendo esperados en las zonas cafeteras. De continuar el paro, las pérdidas podrían alcanzar los $200.000 millones.

Por su parte, el gerente del Centro Agroindustrial y de Exposiciones del Huila, Ceagrodex, Jimeno Durán, informó que negocios millonarios de compra de ganado se han caído por cuenta del paro agrario.

“Citó el caso del Grupo Nutresa que se echó para atrás como consecuencia del paro anterior en un negocio de 800 cabezas de ganado mensuales para Medellín”, agregó.

 

Otros sectores

Entre tanto, el Comité de Ganaderos del Huila, a través del presidente de la junta directiva, Hernando Valderrama, reportó que el sacrificio de ganado cayó en un 70% en municipios como Pitalito. También indicó dificultades para comercializar productos lácteos.

En la central mayorista de abastos de Neiva, Surabastos, algunos alimentos registran incrementos en sus precios hasta del 20%. Productos como la papa y la yuca han sido los más afectados, según reportó la administración de la central.

“A su turno, el sector transportador reportó pérdidas incalculables como consecuencia de los bloqueos viales, principalmente en el centro y sur del Huila. Cootranshuila, una de las empresas representativas de la región, reportó afectaciones no solo en el transporte de pasajeros sino en el transporte de encomiendas. A esto se suma el temor de los mismos pasajeros por viajar y luego no poder retornar a sus lugares de origen”, destacó la Cámara de Comercio de Neiva (CCN).

 

Grandes perdedores

Otro gran perdedor por el paro en el Huila ha sido el sector de los distribuidores de combustibles. De acuerdo con Fendipetróleo, se han dejado de comercializar 500.000 galones de gasolina y ACPM, cuantificándose las pérdidas en más de 4250 millones de pesos.

Los piscicultores también han estado en aprietos en estos nueve días de paro. Según el presidente de Fedeacua, Eugenio Silva, se han registrado dificultades para abastecer de materias primas las plantas de producción piscícola en el centro del Huila.

De otro lado, el sector de la construcción, a través de la directora ejecutiva de Camacol, Ana Lucía Gómez, reportó que varios proyectos locales en Suaza, Acevedo y La Plata están paralizados como consecuencia del bloqueo de vías que impide la llegada de materiales de construcción.

Entre tanto, los hoteleros agremiados en Cotelco reportaron establecimientos cerrados en San Agustín y una desocupación de casi el 100% en Pitalito, según la directora ejecutiva del gremio, Liliana Serrano.

Los restaurantes, por su parte, hablaron de pérdidas. Javier Cabrera, directivo de la Cámara de Comercio de Neiva, mencionó que debido al paro varios eventos empresariales, culturales y artísticos han sido cancelados y que los costos de las materias primas para la gastronomía han subido notablemente.

Por último, la academia también informó de afectaciones como consecuencia del paro campesino. Universidades como la Cooperativa de Colombia dio a conocer que algunas clases de postgrado han sido suspendidas y varios congresos internacionales fueron cancelados.

El presidente del Consejo Gremial, Rigoberto Ciceri Arriguí, dijo que el panorama que enfrenta el Huila por el paro campesino es crítico y que la crisis se extiende a departamentos vecinos como Caquetá y Putumayo.

 

Sur del Huila

 

Las pérdidas en el sur del Huila, epicentro de las manifestaciones campesinas, han sido cuantiosas. Según un sondeo efectuado por la Cámara de Comercio de Neiva, en los principales establecimientos comerciales de Pitalito, las ventas han caído hasta en un 70% y se reporta desabastecimiento de productos esenciales como panela, papa, carnes frescas, azúcar y huevos, entre otros.

La Terminal de Transportes de Pitalito, por su parte, registra una caída total en despachos de vehículos. Los despachos alcanzan los 700 diariamente.

 

Garzón

El reporte entregado por la Cámara de Comercio de Neiva, sede Garzón, indica que la región presenta desabastecimiento de mercancías, combustible y gas. A pesar de no existir bloqueos, hay desconfianza del sector transportador para movilizar sus vehículos a Neiva.

La Plata

Las ventas en los principales establecimientos comerciales de La Plata han caído en un 25%. Se presenta un desabastecimiento de arroz, azúcar, panela, queso y productos cárnicos.

La Terminal de Transportes de La Plata reporta un significativo descenso en el número de vehículos despachados. De 170 bajó a 12 automotores diarios.

Entre tanto, las estaciones de servicios reportaron que habrá abastecimiento de combustible sólo por dos días más.

 

Impacto negativo

El presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Neiva, Ariel Rincón Machado, dijo que el impacto negativo que está ocasionando el bloqueo de vías en la economía regional ha sido evidente, inclusive en los mismos sectores que están protestando.

“Por eso, desde los gremios hacemos un llamado a los líderes de la protesta campesina para que levanten los taponamientos viales y al Gobierno Nacional para que cumpla los compromisos con los agricultores y se comprometa con una verdadera política integral para el campo colombiano”, agregó el dirigente gremial.

Concluyó que el Consejo Gremial hará jornadas con los diferentes sectores del agro para analizar el futuro del sector agropecuario en Huila, Caquetá y Putumayo y fijar una agenda de trabajo que permita darle sostenibilidad a estos sectores base de la economía regional.

 

¿Aplazar los TLC?

En carta a los dirigentes de los gremios agropecuarios más afectados por los TLC, el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera, propuso hacer un frente común para explorar el aplazamiento de los procesos de desgravación arancelaria de los principales tratados. “Fedegán nunca ha estado en contra de los TLC, que consideramos un imperativo de la globalización y una gran oportunidad, siempre y cuando no se conviertan en tratados ‘embudo’ para el ingreso de importaciones, pero sin oportunidades para las exportaciones colombianas, que es lo que ha venido sucediendo”.

“Han pasado 11 años desde que se empezó a negociar el TLC con Estados Unidos, y desde entonces los gremios hemos pedido con insistencia medidas para adecuar la infraestructura rural y avanzar en la reconversión productiva. Ha habido documentos Conpes, leyes, decretos y muchas promesas pero pocos resultados. En el sector ganadero, la Agenda Interna para la admisibilidad sanitaria se convirtió en cantaleta para el Gobierno, sin que a pesar de ello se vean los resultados”.

“Me pueden tildar de alarmista y apocalíptico, pero las cifras no mienten -enfatizó Lafaurie-. La balanza comercial del país ya fue deficitaria en US$315 millones en los dos primeros meses y puede llegar, a juicio de expertos, a los US$2000 millones al cierre de 2014. El próximo 15 de mayo se completarán dos años de vigencia del TLC con Estados Unidos, y pasamos de tener un saldo positivo superior a los US$9000 millones en 2011, a uno inferior a los US$3000 millones en 2013. El déficit comercial con Mercosur fue de US$2123 y con México de US$4436 millones, mientras que con la Unión Europea ya se registra una tendencia a la baja”.

El presidente de Fedegán recordó que la revaluación tampoco ayuda a los TLC, pues en 2003 la tasa de cambio se sostenía en un promedio cercano a los $3000 por dólar, mientras la actual no logra estabilizarse en los $2000. “Además de esta situación, que representa una pérdida cambiaria de competitividad del 33%, la Agenda Interna para la competitividad no avanzó y en algunos casos retrocedió. Hemos dado pasos atrás en seguridad, y en infraestructura el país no difiere mucho del de 2003. Se están tratando de terminar las dobles calzadas que se iniciaron en la época, pero la red terciaria sigue igual o peor. En riego no se ha avanzado un ápice; la promesa de control al costo de los insumos sigue incumplida, el crédito agropecuario insuficiente y a espaldas de la realidad productiva, y la situación en educación, salud y vivienda no presenta modificaciones sustanciales”.

 

Primer acuerdo

De acuerdo con el diario Portafolio, tras once horas de negociaciones, el lunes pasado se logró un acuerdo sobre los créditos agropecuarios entre el equipo negociador del Gobierno, liderado por el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde y los representantes de las dignidades del agro.

Alrededor de 80.000 agricultores serán beneficiados con el acuerdo, que incluye deudores con montos hasta por 20 millones de pesos.

La refinanciación se hará por 10 años más y tendrá un costo estimado de 300.000 millones de pesos para el Estado, según confirmó el Ministerio de Agricultura.

Al cierre de esta edición estaban reunidos negociando otro de los puntos difíciles: el de los insumos para el agro.

“Un vocero del Gobierno destacó que, en algunos momentos, la contraparte mantuvo su estrategia de pedir hasta lo imposible, pero la posición del equipo oficial es de no ceder más”, destacó el periódico especializado.

El lunes, por ejemplo, se desestimó discutir la posibilidad de crear sistemas estatales de mercadeo agropecuario y de provisión agrícola, como erradamente se informó el domingo.

Las cartas del Gobierno que quedan pendientes para que pueda levantarse el paro agrario son, en primer lugar, la posibilidad de que los productores y sus organizaciones gremiales puedan hacer compras masivas de insumos (fertilizantes y plaguicidas), buscando así reducir la intermediación y el precio de estos productos en la cadena de comercio.

En cuanto al arroz, se apoyará toda la producción del cereal que se coseche y comercialice entre el 10 de abril del 2014 y el 31 de marzo del 2015, hasta con 100.000 pesos por tonelada. Para el cacao se reconocerán 800 pesos por kilo del producto que se comercialice.

Los productores que sean beneficiados con refinanciación quedarán habilitados para pedir nuevos créditos.

Frente a las oscilaciones fuertes en los precios de la papa, se apoyará a productores con la rotación con otros cultivos, como fresa, quinua, cebada, trigo y sábila.

A pesar de los avances, varios voceros de los gremios de la producción pusieron en duda la efectividad de los acuerdos, en la medida en que están solucionando problemas coyunturales, mientras que reclamaron políticas de Estado frente al sector.

Por su parte, la Cámara Procultivos, de la Andi, dijo que los precios de los insumos son similares a los del mercado mundial.