Diario del Huila

Eduardo Cabrera, el hombre amable de fuerte personalidad

Jul 17, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Homenaje 5 Eduardo Cabrera, el hombre amable de fuerte personalidad

DIARIO DEL HUILA, HOMENAJE

Por: Jaime Salazar Díaz

“Como buenos amigos hicimos a un mismo tiempo nuestras casas en Neiva. Vecinos y colindantes profundizamos nuestra amistad. Y pude ser testigo del amor por su esposa, Alba Luz, y de sus hijos”.

En Eduardo, muy amable y caballeroso, pero de fuerte personalidad, se conjugaban las mejores condiciones de la calidad humana: hidalguía -que le venía por ancestro- valor civil, con el que defendía sin esguinces ni dudas sus posiciones políticas, lealtad, con sus amigos personales y sus jefes políticos, franqueza, con la cual cimentaba sus actuaciones en su vida profesional, familiar y política.

Dada su definida orientación pública – conservador indudablemente- representó a su partido, como Secretario de Gobierno en la Administración del Huila encabezada por el  liberal Jaime Afanador Tobar.  La Presidencia de la República, en manos de Carlos Lleras Restrepo, gran jefe liberal de la época, y quien sucedió a Guillermo León Valencia entrecruzaban el poder en el cumplimiento del gran acuerdo del Frente Nacional pactado entre Laureano Gómez y Alberto Lleras Camargo para civilizar las sangrientas costumbres políticas de los colombianos. Eduardo, con su talante franco manejó con absoluta pulcritud los temas de la política huilense. Algunos contendores lugareños no veían con buenos ojos la figura de un caracterizado conservador en la Secretaría de la política. Le tendieron unas trampas que terminaron con la renuncia del Eduardo político. Y para bien de Eduardo mismo, de sus familiares y amigos, de Neiva y del Huila, se estrenó Eduardo el Ingeniero Civil -graduado en la Universidad Javeriana- que de ese momento en adelante descolló en la construcción de obras tan importantes como La Canalización de La Toma, innumerables puentes y redes de servicios que hoy después de casi 50 años permanecen prestando el servicio para el que fueron contratados.

No olvido tampoco al miembro de familia. Como buenos amigos hicimos a un mismo tiempo nuestras casas en Neiva. Vecinos y colindantes profundizamos nuestra amistad. Y pude ser testigo del amor por su esposa, Alba Luz, y de sus hijos, Andrés, Ingeniero destacado también, Liliana y Luz María quienes iluminaban los ojos de Eduardo cuando los saludaba cariñoso después de una ausencia de trabajo.  En Eduardo se hizo realidad la estirpe: la castellana lejana y la Garzoneña cercana. Allí desde tiempos coloniales se asentaron familias de ascendencia española que forjaron una sociedad cristiana y trabajadora. Las fincas y haciendas del Agrado , Pital, La Jagua, Altamira, Gigante, Tarqui, Saladoblanco y otros más tiene el sabor señorial de los ancestros que vigilan desde el más allá a sus mejores hijos. Paz en tu tumba, Eduardo. Tus amigos te recordaremos siempre con amor, respeto y admiración.

La familia completa de Eduardo, hijos, yernos, nuera y nietos.

Autor: WebMaster

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?