sábado, 22 de septiembre de 2018
Panorama/ Creado el: 2018-06-11 10:58 - Última actualización: 2018-06-11 12:15

El 2017 fue el año con mayores casos del delito sexual

Medicina Legal registró el año pasado como el año que superó el número de casos de presunto delito sexual en el país, en comparación a los años anteriores. El mes de mayo fue el más vulnerable en las situaciones.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 11 de 2018

Pese que en el  Código Penal de Colombia, endurece las penas contra quienes cometan delitos contra la libertad, integridad y formación sexual y contra quien inflija acceso carnal abusivo con menor de catorce años; las cifras alusivas a tales faltas no descienden. 

Lo anterior, se afirma con el reciente informe de Medicina Legal, el cual registró el año 2017 como el año que presentó mayores casos de presunto delito sexual en el país, frente a lo registrado durante la última década. Esto se evidencia dado que, en promedio, durante el periodo comprendido entre los años 2008 y 2016, el Instituto atendió 21.385 casos anualmente, mientras que en el año 2017 se elevó la cifra a 23.798. De modo que para el 2017 aumento del 11,21% respecto al año 2016.

Departamentos

Los departamentos donde se registraron las tasas más altas de violencia sexual por cada 100.000 habitantes durante el año 2017 fueron: Amazonas, Casanare, Meta,  Arauca, Guainía, Quindío, Risaralda, Santander y Cesar. Con relación al número de casos por departamento, aquellos que mostraron mayores registros fueron Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca, Cundinamarca, Santander y Atlántico.

Huila

En relación al departamento huilense, Medicina Legal registró 628 casos de los cuales 545 fueron mujeres y 83 hombres, el municipio que presentó el mayor número de  casos fue la capital del Huila con 274 casos, le siguió Pitalito con 85, igualmente Isnos con 29, San Agustín con 27, Palermo 21 y Rivera 18.

Panorama Nacional

La situación es alarmante, debido a que las principales víctimas son niños, niñas y adolescentes y en relación a la distinción sexual, hay un hallazgo en el que el 85,4% de las víctimas fueron mujeres. El 86,65% de los abusos se cometieron presuntamente por personas cercanas a la víctima como un familiar, conocido, amigo(a), pareja o expareja. El escenario del hecho con mayor riesgo para que se cometan actos de violencia sexual es la vivienda, donde se perpetró el 76,56% de los casos registrados durante el año 2017.

Al observar la ocurrencia mensual de los hechos, se halló que en enero y febrero se registró la menor cantidad; a partir de marzo ascendieron, consolidándose esta tendencia hasta octubre. Para el año 2017, mayo fue el que mayor número de casos registró; esta tendencia continuó hasta noviembre, cuando descendió hasta finalizar el año.

2017 año vulnerable

Es alarmante observar que el año 2017 tuvo un aumento del 11,21% respecto al año anterior, al registrar 23.798 casos, lo que indicó que la ocurrencia de hechos de violencia sexual es más frecuente; la tasa por cada 100.000 habitantes se incrementó a 48,28, esto es, la segunda mayor durante todo el decenio.

Según el nivel de escolaridad, el 42,56% de las víctimas dijo haber culminado la educación básica primaria, el 34,04% manifestó educación inicial y preescolar y el 9,09% educación secundaria; se evidenció un registro de 10,64% de víctimas sin escolaridad. Esto tiene profunda relación con el hecho de que la mayor parte de las víctimas son niñas y niños en edades previas a la escolarización.

El 9,77% de las víctimas de violencia sexual se identificaron como vulnerables a partir de un factor, por lo que se registró que 916 casos fueron  en personas consumidoras de sustancias psicoactivas,  515 en personas bajo custodia, 415 en campesinos(as) y 187 casos en personas desplazadas.

Por otro lado, en los centros educativos se perpetraron 665 delitos sexuales, que representan el 2,94%. En lo que respecta a la zona de ocurrencia del hecho, que se diferencia entre lo urbano y rural, en la cabecera municipal se presentaron 20.984 casos, en la parte rural 2.078 y en los centros poblados 621.

Además, no solo la mujer es considerada vulnerable en el momento de ser víctima de violencia sexual, también los niños y niñas son las principales víctimas de este tipo de violencia. Por lo tanto, surge consecuentemente una necesidad de abordar las vulnerabilidades no solo desde el sexo, sino también desde la edad y otros factores que potencian esas características de debilidad, como la posición familiar y social.

Comentarios