viernes, 21 de septiembre de 2018
Panorama/ Creado el: 2018-02-17 07:53 - Última actualización: 2018-02-18 11:19

“Me Siento culpable” Confesión de un aborto clandestino

En el año 2006 la Corte Constitucional despenalizó el aborto en Colombia en tres circunstancias particulares. Según Profamilia en el año 2017 en Neiva se realizaron 254 procedimientos legales.

Escrito por: Monica Serrano | febrero 17 de 2018

«A pesar de saber que corría el riesgo en mi salud, tomé la decisión por presión social, por mi familia porque tenía 17 años, y también la parte económica, pensé que debía estudiar en la universidad, además me tocaba conseguir una casa, todo eso me asusto», afirmó una opita que llegó a abortar clandestinamente, quien no permitió publicar su nombre.

Historia de un aborto
Esta mujer que ya es toda una profesional, nos contó cuales fueron los motivos que la llevaron a realizar este procedimiento. «Llegué a un punto que realmente me dije que la afectada iba a ser yo, porque la mamá es la que va a cuidar y va a tener la barriga nueve meses», indicó.

«Nunca volví a hablar de ese tema como lo estoy haciendo en este momento, me di cuenta que no me llegaba el periodo y me realicé una prueba barata de orina y me salió positiva. No lo podía creer,  en ese tiempo con la persona que estaba no tenía una relación estable y justo en esas circunstancias me dejó sola, entonces decidí conseguir dinero y fui a un laboratorio a sacarme la prueba de sangre para estar más segura».

«Cuando reclamé el examen la señora felicitó. No le dije ni una sola palabra, salí corriendo. No quería saber nada de la vida, del mundo. Me puse  a pensar qué iba hacer con mi vida, llegué a mi casa, me acosté y lloré toda la noche porque eso fue casi como a las cinco de la tarde; y en todo ese trascurso pensaba muchas cosas, mi futuro o el del bebé, ya que no tenía nada estable y si mi mamá se enteraba le daba algo, todo esto hizo que me decidiera».

¿Cómo fue el proceso?

«Al otro día navegué por internet, por ahí fue que me enteré que existían unas pastas, comencé a reunir el dinero para comprarlas».

«Cuando tenía en mi poder esas tabletas, fue muy difícil porque no le comenté a nadie, ni siquiera a mi mejor amiga, no me asesoré, solo era el computador y yo. Entonces aproveché que mis papás iban a estar un fin de semana en un pueblo, ese día  me las tomé, fue la madrugada más difícil que he tenido en mi vida, esa sensación nunca la he vuelto a sentir hasta ahora».


«Sentí que algo se estaba desbaratando por dentro, como si me estuvieran metiendo una licuadora, un dolor inexplicable, estuve en el baño todo la noche y el día siguiente con un cólico muy fuerte. Lloraba todo el tiempo», la mujer toma una pausa, luego dice: «Después pensé que había hecho algo muy malo, pero luego pensé que era lo mejor para mi familia y para mí, ya luego con los años decidí autocastigarme y no tener hijos porque quedé marcada, siento que no me lo merezco, me siento muy culpable, como asesina y me juzgo por haber traicionado mi propio género», concluyó.

Panorama

Según la OMS, «en el mundo se producen aproximadamente 25 millones de abortos peligrosos y tres de cada cuatro en América Latina son inseguros».
En un nuevo estudio la OMS y el Instituto Guttmacher publicado en The Lancet, se establece que la mayoría de casos peligrosos (97%) se produjo en países de África, Asia y América Latina.

«Cuando las mujeres y las niñas no pueden acceder a servicios eficaces de anticoncepción y aborto seguro, hay graves consecuencias para su propia salud y la de sus familias. Esto no debería pasar. Sin embargo, pese a la evidencia y a los recientes avances en materia de tecnología, siguen produciéndose demasiados procedimientos fuera del marco institucional y demasiadas mujeres continúan sufriendo y muriendo», OMS.

Asimismo la Dra. Gilda Sedgh, coautora del estudio y principal investigadora científica del Instituto Guttmacher dijo que la situación « es muy segura cuando se realiza con arreglo a las directrices médicas recomendadas, y esto es importante tenerlo presente».


De acuerdo con El Espectador en el 2017, El Diario de la Salud en un estudio reflejó  que los casos que se realizan con métodos arriesgados, pueden llegar a complicarse cuando quedan incompletos, debido a que no se expulsa todo el tejido del embarazo, produciendo hemorragia, infecciones, lesiones vaginales, cervicales y uterinas.
Adicionalmente, menciona que los entornos posibilitan que las personas acudan a estas alternativas riesgosas «incluido el costo financiero, las leyes y políticas, la disponibilidad de los servicios médicos y las actitudes sociales».
Según el Ministerio de Salud, en Colombia se realizan al año 400.400 abortos clandestinos, de los cuales 93.000 terminan complicándose.
 
Colombia: Sí al aborto

En el país abortar es un delito consagrado en el Código Penal; sin embargo, en el año 2006 la Corte Constitucional despenalizó el tema en tres circunstancias particulares:
-Cuando la continuación del embarazo ponga en riesgo la vida o la salud de la mujer.
- En el momento que  el embrión presente graves malformaciones.
- En caso de que el embarazo sea el resultado o producto de una violación, inseminación artificial o incesto.

A raíz de esto se han desencadenado distintas percepciones; es decir, hablar en Colombia de este tema genera controversia. Muchas de las mujeres que se encuentran en una situación tan desesperada prefieren convertirse en delincuente antes que en madres y acuden a procedimientos inseguros que ponen en peligro sus vidas.

¿Luz de esperanza?

Según el  diario El Espectador en el 2017 en una encuesta elaborada por la Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres, la cual llegó a las 32 capitales del país, en 2.277 hogares colombianos, los encuestadores de la firma Cifras y Conceptos preguntaron a los colombianos sobre cómo perciben los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres; el resultado arrojó que el  65% de personas le dicen sí al aborto legal.


Esto demostró la mirada de 10 millones de colombianos sobre la situación; se realizaron 56 preguntas que reflejaron que más de la mitad está de acuerdo con que la mujer interrumpa un embarazo en ciertas condiciones. 

Los resultados también mostraron que algunos entornos  no ven con buenos ojos a la mujer que detenga su embarazo legal. Mientras que el 70% de las personas con el nivel socioeconómico más alto dijo que una mujer que aborta no debe ir a la cárcel, el número apenas llegó al 56% en los niveles socioeconómicos más bajos.



Neiva

Por otro lado, la entidad sin ánimo de lucro Profamilia, es la única a nivel nacional que cuenta con un programa integral, el cual acoge y realiza el procedimiento de aborto legal en sus tres casos.

DIARIO DEL HUILA, dialogó con la Directora Médica de Profamilia Marisol Pachón Rico, quien dio a conocer las cifras de los procedimientos realizados en la capital del Huila y contextualizó acerca del programa que emplea la entidad.


Datos

Según la Directora Médica, durante el 2016 se reportó 66 casos en la clínica Profamilia Neiva, y para el año pasado fueron  254 procedimientos legales, asimismo indicó  que la institución cuenta con un plan integro para respaldar a la mujer en este proceso.
 
Requisitos

De igual forma dijo: «En el momento en el que una paciente se encuentre con esta noticia, bien sea porque es recibida de alguna prueba de embarazo dentro de la misma organización o porque de pronto se entera que está en un embarazo y que en ese momento hay algún tipo de afectación, se puede acercar a nosotros y le ofreceremos ayuda».

Legal

La organización lleva a cabo estas técnicas de acuerdo con lo pactado en la ley. «Todo presente en el dictamen 355 del año 2006, donde se despenaliza el aborto en tres casos y teniendo en cuenta que esos son: por violación, malformaciones del feto o por causas de salud; la cual se identifica siempre y cuando afecte no solamente la salud física de las mujeres, sino también la salud mental» expuso la Directora.

Organización

Este programa es completamente integral. «Las usuarias ingresan a la clínica y allí van a encontrar un manejo de un equipo interdisciplinario; se cuenta con el apoyo del psicólogo y con el equipo de enfermería, que están muy atentas al tipo de procedimiento que se vaya a realizar, y tratando de tener una oportunidad para la atención de la paciente inmediata y de no ser así se realiza máximo a los cinco días siguientes de la previa solicitud»,  sostuvo Pachón Rico.
 
Puntos de contacto
«Tenemos diferentes puntos o forma como poder ingresar, por la línea telefónica, a través de la página web o tenemos una atención presencial en la clínica», concluyó.

Comentarios