Diario del Huila

El asistencialismo no reduce la pobreza, la perpetua

Sep 10, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 El asistencialismo no reduce la pobreza, la perpetua

Frecuentemente creemos que dar cosas como alimentos, mesadas mensuales, becas y ayudas diversas, es una manera de solucionar la problemática de la pobreza. Sin embargo, aunque las acciones provengan de un buen corazón, de una organización social o de los gobiernos no siempre traen buenos resultados.

En términos sencillos, se puede definir al asistencialismo como la acción de proveer recursos de forma gratuita a personas en una cierta condición vulnerable, por un tiempo prolongado y atacando el problema superficialmente, lo cual hace confortable la pobreza por un tiempo. Pero no la reduce ni mejora la situación, es un simple paliativo.

La mayoría de los programas asistencialistas no se autodefinen como tales, pero a la hora de la acción, se desenvuelven en una cantidad ilimitada de intereses políticos, económicos o empresariales que terminan en corrupción, especialmente en Colombia. El asistencialismo también se caracteriza por la simplificación de los problemas sociales, como cuando digo: la gente roba por hambre entonces para solucionar el problema les doy comida, la ayuda se prolonga y no resuelvo el problema; el asistencialismo es unidireccional, en que el poderoso, el superior. Provee al pobre, al inferior, al necesitado, y crea relaciones de dependencia que se pueden prolongar por mucho tiempo, generando, en todos los casos, un impacto social negativo.

De acuerdo con Luis Pazos, en su libro “Desigualdad y Distribución de la Riqueza; Mitos y Sofismas”, una de las justificaciones que utilizan los gobernantes para aumentar impuestos en determinados países tanto latinoamericanos como europeos como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Venezuela, España y Francia, es que más impuestos a los ricos y a las empresas reducen las desigualdades y la pobreza.  El autor prueba que esa política tiene efectos adversos, toda vez que, de acuerdo con su investigación, aumentar impuestos para redistribuir la riqueza por la vía del Estado, genera más pobreza, cuando así, en realidad solo trasladan más recursos a una burocracia improductiva, reduciendo la clase media, mermando la creación de empleos productivos y por ende atentando contra el crecimiento económico y desarrollo entendido como la calidad de vida de la sociedad en su conjunto.

En virtud de lo anterior, Luis Pazos sostiene que el combate a las desigualdades y a la pobreza lo utilizan los gobernantes como excusa para aumentar impuestos –teóricamente- a los ricos En este contexto, el libro en mención, aborda un tema que se encuentra en el centro de la discusión sobre las causas y soluciones a la pobreza tanto en el ámbito académico, mediático y político en países donde sus gobiernos, como es el caso de Chile, Colombia y México, entre otros, justifican aumentos de impuestos y de gastos “sociales” con la excusa de reducir las desigualdades y la pobreza mediante la repartición de la riqueza por parte del Estado a través de programas asistencialistas, algunos de los cuales también son propuestos por determinadas ONG´s.

En contraste Kurt Burneo, Profesor e Investigador de CENTRUM Católica mencionó que Alonso Segura, ministro de Economía declaró a diario Gestión que “en el Perú, sin los programas sociales, la pobreza monetaria habría aumentado”. Esto debería ser analizado desde la perspectiva de sostenibilidad y discutir si realmente es saludable continuar reduciendo la pobreza sobre la base de programas sociales básicamente de corte asistencialista. “Yo no tengo nada en contra de los programas sociales, sin embargo, la experiencia internacional demuestra que países que han salido de la pobreza no se caracterizan por tenerlos en abundancia, y mucho menos mayoritariamente de carácter asistencialista”

Autor: WebMaster

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?