domingo, 12 de julio de 2020
Opinión/ Creado el: 2020-06-29 10:30 - Última actualización: 2020-06-29 10:31

El Covid-19 pasa factura a las marchas en Estados Unidos

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 29 de 2020

Por: Luis Alfonso Albarracín Palomino

[email protected]

Muy preocupados se encuentran las autoridades de la primera potencia económica mundial por el incremento exponencial de los contagios del Covid-19 en más del 50% de los Estados del país del Tío Sam, por el desbordamiento imprevisto de personas infectadas de este virus mortal A la fecha de acuerdo con las estadísticas promulgadas por la Universidad de Johns Hopkins, se tienen 2.544.169 casos confirmados y 125.768 fallecimientos. Durante los últimos 8 días, se han venido presentando un promedio diario de 36.192 personas contagiadas.

Este indicador es muy alto, dado que en días anteriores se mantenía la tendencia diaria de disminuir de casos confirmados en Estados Unidos y la esperanza del Gobierno Estadounidense era contrarrestar este flagelo que tiene muy comprometida la reelección del presidente Donal Trump, por el mal manejo en la aplicación de la política sanitaria anti Covid-19.

Pero nadie esperaba un suceso que empezó a cambiar esta tendencia. Se empezaron a generan grandes asonadas y saqueos a los establecimientos comerciales y otras instalaciones públicas, enmarcado en un caos en el orden público de grandes proporciones, que no se veían desde la muerte de Martín Luther King. El clamor de George Floyd, de 46 años, mientras sentía la rodilla del expolicía Dereck Chauvin en su nuca, poco antes de morir por asfixia, empezó a resonar en buena parte del planeta.

El estrés y el desespero en que se encuentran algunos sectores poblacionales de los Estados Unidos por el confinamiento y la propagación exponencial del Covid19, encontraron el terreno propicio para que se presentara una escalada de disturbios y saqueos en las principales ciudades del país más poderoso del planeta, a raíz de la muerte de este ciudadano afroamericano, quien falleció asfixiado bajo la rodilla de un policía de raza blanca.

Durante doce días, se presentaron multitudinarias marchas anti racistas en las principales ciudades del país, que desembocaron en grandes enfrentamientos con el aparato armado de los Estados Unidos. Se convirtió en el florero de la discordia, que junto con la situación social y económica en que se encuentra este país, por la pandemia del coronavirus, provocaron estas asonadas que tuvieron en vilo a la sociedad norteamericana.

Lo preocupante, es que este desbordamiento de la población que salió de manera violenta a las calles rompió todos los protocolos de bioseguridad establecidos por las autoridades sanitarias, provocando una masiva propagación de este virus mortal, aumentando con ello, la problemática en materia de salud que ha venido soportando la población norteamericana.

Esta premisa la planteamos con antelación desde esta Casa Editorial por las consecuencias negativas que iba a tener sobre la población de este país. La indisciplina creada en las movilizaciones sociales le ha permitido a la pandemia del Covid-19 pasar factura con un alto costo social y económico a la sociedad norteamericana, que a la fecha es incierta.