Categorías: Neiva

El difícil panorama de los músicos del Altico

Diario del Huila, Crónica

Por: Juan Manuel Macías Medina

Con resignación, José Cuenca contó el drama que como músico, ha tenido que vivir luego de que se tomaran medidas para evitar el contagio del covid-19 en los primeros meses de 2020.

Las decenas de músicos no tuvieron otro remedio que dedicarse a otras actividades, pues el hambre no espera y los ahorros, que durante años habían conseguido, se esfumaron como la esperanza de volver a la normalidad.

El covid – 19 hizo que José se dedicara a la venta de ropa por internet.

“Los mariachis nos reuníamos en el barrio Altico a esperar que saliera algún toque, todo iba bien hasta que llegó la pandemia, la situación se colocó muy difícil y no sabíamos qué hacer”, contó el trompetista del grupo de mariachis Mi Ciudad.

Son 22 los años los que lleva José Cuenca interpretando la trompeta, ha habido días buenos, días malos, sin embargo, nunca tantos días malos juntos, que hicieron que los músicos del Altico, comenzaran a mirar otras opciones de trabajo para vivir.

En más de un 70% se han reducido los ingresos de los mariachis de la ciudad.

“Yo llevo la mitad de mi vida tocando trompeta, he pasado por varios grupos musicales, papayeras y de todo, este trabajo es bueno, en los 22 años que llevo trabajando, nunca había habido una situación de éstas. Llevamos más de un año de pandemia y somos uno de los sectores más afectados”, enfatizó Cuenca.

En más del 70 se han reducido las serenatas que permiten que José lleve comida a su casa.

“En un día bueno antes de la pandemia, podíamos tener hasta diez toques, hoy no hacemos ni la mitad, dos cuando está bueno, las personas no se están reuniendo y nosotros vivimos es de las reuniones”, agregó mientras mostraba su preocupación por la difícil situación que están atravesando los músicos de la ciudad.

Salieron a las calles

Al ver que la situación no mejoraba, los músicos del Altico no tuvieron otra opción que salir a las calles a ofrecer sus servicios. Se rehusaron a dejar los instrumentos musicales en sus casas y dejaron a la voluntad de los neivanos, el precio de sus notas musicales.

Vacíos, así se encuentran los espacios conocidos por ofrecer servicios musicales.

“Nosotros estuvimos solos en la pandemia, entonces no tuvimos de otra que salir a las calles a cantar y a tocar, a esperar la colaboración de las personas, no teníamos otra opción y no nos podíamos morir de hambre”, agregó el músico de 44 años de edad.

El apoyo de los neivanos, fue una ayuda que los músicos no esperaban, pues generaron buenos ingresos para mitigar el impacto que el covid – 19 dejó en sus bolsillos.

“Las personas nos colaboraron mucho, los días que salimos a tocar en las calles nos fue muy bien, los músicos estamos muy agradecidos con los neivanos, que, a la final, fueron los únicos que nos ayudaron en estos tiempos difíciles”, expresó don José.

Tocó cambiar de oficio

Debido a que la situación no mejoró y cada vez eran menos las personas que requerían a los músicos, gran parte de los artistas tuvieron que emprender en otros negocios, eso sí, muy distantes de la alegría que producen las trompetas, las guitarras y los acordeones.

Músicos hicieron un llamado a la administración municipal para que reevalúe las medidas que se han adoptado.

“El tema de la música es muy bueno, pero como no se mejoró después de que volvimos a reabrir, pues entonces nos tocó hacer otras cosas, la mayoría de nosotros tiene negocios aparte de la música, es difícil empezar en otra cosa, pero no tenemos de otra”, indicó José.

Los instrumentos musicales tocó guardarlos, ahora, la venta de ropa por internet es el negocio que don José escogió para no dejarse derrumbar por la mala situación económica.

“Guardamos los instrumentos y nos pusimos a hacer de todo. A mí me tocó empezar a comerciar con ropa por internet, el tema de la música está complicado, entonces tocó cambiar de oficio para poder llevar comida a la casa”, enfatizó.

Otros músicos como don José, se desplazaron a diferentes municipios del Huila, todo con el fin de mejorar la situación económica que está atravesando el gremio.

Los ahorros se acaban

La difícil situación obligo a que don José, como muchos otros músicos, recurriera a los ahorros que durante años habían conseguido a punta de trabajo, “no hubo de otra y el hambre no espera”.

“Nosotros hemos vivido de ahorros todo este tiempo, pero los ahorros se acaban y no sabemos qué hacer, por eso pedimos a las autoridades que nos colaboren, somos uno de los gremios más afectados en esta crisis, el hambre no espera, da rabia sacar los ahorros que conseguimos durante años, pero no hay de otra”, dijo.

Sede de los músicos fue cerrada

Desde cada una de sus casas, el grupo de mariachis Mi Ciudad se pone de acuerdo para desplazarse a la serenata. Las oficinas en donde se reunían a esperar alguna reunión, fueron cerradas por falta de dinero para pagar el arriendo.

“Teníamos oficinas en donde nos reuníamos y nos poníamos de acuerdo para ir a tocar, pero todo eso se fue al suelo porque no hay plata para pagar el arriendo. Ahora nos toca trabajar desde la casa, nos ponemos de acuerdo para reunirnos en un punto estratégico y de ahí salimos a dar la serenata”, manifestó el trompetista.

Llamado a la administración

Las medidas adoptadas por la administración municipal para contrarrestar los contagios por Covid – 19, han afectado diferentes sectores de la economía local. Mariachis y músicos de la ciudad, solicitaron reevaluar los planes de contención que se han establecido, pues, según ellos, “el alcalde solo se fija en los trabajadores del día”.

“Nosotros somos de los gremios que más se han visto afectados, no podemos trabajar en el día porque las serenatas no se dan en el día, las parrandas no se hacen en el día, todo eso se hace es en la noche, las personas requieren nuestro servicio en la noche, y con las medidas no podemos hacer nada”, sostuvo Walker Urrea, integrante de un grupo musical.

Don José reclamó también a las autoridades reconsiderar las medidas que se han tomado en Neiva, según él, las medidas no permiten que haya igualdad para trabajar.

“Así como trabajan las personas del día, el alcalde también debe tener en cuenta a las personas de la noche. Entendemos la situación que estamos viviendo, pero necesitamos comer y con las medidas que se han tomado no podemos conseguir para nada, queremos que el alcalde se ponga en nuestros zapatos y estudien otras posibilidades que mejoren los ingresos de todos”, puntualizó el trompetista oriundo del municipio de Tesalia.

DHWeb

Entradas recientes

Caravana por la Vida, un beneficio para La Plata

Diferentes municipios del departamento del Huila han anunciado el desabastecimiento, este, responde a los puntos…

3 horas hace

“No pueden morir más Lucas”: Papá de Lucas Villa

En la mañana de este 11 de mayo se confirmó el deceso de Lucas Villa,…

5 horas hace

Gobierno busca ascender al director de la Policía, la petición no fue bien recibida

Desde el Ministerio de Defensa se expidió en febrero el decreto 175 de 2021 con el que…

5 horas hace

Álvaro Uribe reveló que hizo contactos con ELN

El alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos, reveló que el expresidente tuvo acercamiento a…

5 horas hace

Así quedaron los duelos de Colombia con Perú y Argentina por Eliminatorias

En las últimas horas se había rumorado la posibilidad de que cambiara el horario del…

5 horas hace

Gigi Buffon no va más con la Juventus, ¿Se retirará?

Gianluigi Buffon ha sido uno de los referentes de la Juventus en los últimos 20…

6 horas hace