Diario del Huila

El Estado soy yo

Abr 20, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 El Estado soy yo

Luis Humberto Tovar Trujillo

Después de la entrevista afortunada, realizada por el Doctor Fernando Londoño a Carlos Alonso Lucio en la Hora de la Verdad, recordé algunas de mis lecturas, especialmente el libro “YO, el Estado” de la autoría de Nicolas Maria Lopez Calera, de la Editorial Trotta de España.

Lucio, compañero de andanzas armadas de Petro en su época del M-19, desde luego, aquel con la importancia debida a un ideólogo, y este, ahora, un resentido contra la misma organización narcoterrorista, por no habérsele dado la importancia que supuestamente merecía, según las instrucciones del espejo que este mantiene permanentemente al frente, al decir del entrevistado, para significar su egolatría sin límites, y, además, lo manifiesta en su reciente libro publicado.

Este antecedente, hace que Lucio conozca, con razón, al hoy candidato del narcoterrorismo y la delincuencia en prisión, supongo que, por extensión, todas, habidas y por haber.

En cuanto a quién dijo: ‘Yo soy el estado’”, se le atribuye que lo dijo Luis XIV, el Rey Sol, pero por supuesto lo que realmente dijo, ya que era francés, fue “’L’. etat, c’est moi. ‘”, Traducido literalmente al inglés, corresponde a “El estado soy yo”.

Dice Lucio, “manda al hermano para que entre por la puerta de atrás. Esa visita se hizo de una manera clandestina y conspirativamente”; a las cárceles, pero como antecedente afirma que, Petro es un conspirador por esencia; conspira contra todo, hace anuncios y propuestas llevándose por delante todas las instituciones, y ni siquiera le ha pasado por la mente respetar las instituciones democráticas, y menos, en la eventualidad de reformas hacerlas a través de las vías democráticas, por ejemplo, el congreso, donde ni siquiera tiene mayorías.

Es tan antidemocrático, que confirma su condición conspiradora, que entendiendo que no va a ganar la presidencia, advierte el no reconocimiento de la derrota, y viene organizando, incluidos los perros y gatos que encuentre, preferiblemente delincuentes y sus primeras líneas, con el apoyo financiador del narcotráfico, esa conspiración institucional.

Se cree el Estado, se siente el Estado, es la fiel traducción moderna del narcisismo delincuencial y antidemocrático, llegando hasta arruinar instituciones, y no utilizarlas para reformarlas.

Atiende a partituras comunistas pasadas de moda, al famoso catecismo del marxismo, introducción a la economía de Marta Harnecker.

Todas esas propuestas, enloquecidas, por cierto, dan testimonio, son el mejor reflejo de la desesperación como preámbulo de su derrota anunciada, haciendo públicos los anuncios de sus pactos de siempre con el delito; su hábitat. No le gusta la democracia, la odia.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Tal vez te gustaría leer esto

La columna de Toño

“¿Por qué tanto miedo? ¿Todavía no tienes fe?” Por: P. Toño Parra Segura La única exigencia que hace Jesús para todos...