jueves, 15 de noviembre de 2018
Contexto/ Creado el: 2018-04-22 08:42 - Última actualización: 2018-04-22 08:44

El fútbol le devolvió a Banguera a su padre

El exitoso portero del Atlético Huila, se reencontró con su padre después de 20 años de no saber nada de él. Un partido a través de la televisión, propició el feliz encuentro. 

Escrito por: Redacción Diario del Huila | abril 22 de 2018

Guillermo León Sambony

En medio de una gran alegría y entre lágrimas Geovanni Banguera Delgado, el actual arquero del conjunto ‘auriverde’, considerado por la crónica  deportiva nacional  como el mejor guardameta actual de la Liga Águila 2018, se reencontró con su padre Zoilo Banguera, después de  dos décadas.

Zoilo, tras separarse de su esposa Emiliana Delgado, cuando Geovanni tenía dos añitos, abandonó la vereda San José del Charco en Nariño y no volvió a saber nada de su hijo. Dos décadas después de aquel momento, la vida lo llevó a instalarse en Garzón, donde a pesar de la cercanía con Neiva, la ciudad que acogió a su hijo en los últimos años, nunca supo de él, hasta hace una semana. 

El reencuentro

Todo empezó el pasado sábado 14 de abril, cuando Zoilo, por causalidad en casa de un amigo en un barrio de Garzón, vio a través de la televisión el partido entre el Huila y Bucaramanga. Esa noche, los opitas ganaron 1-0 de visitantes, gracias a la gran actuación de un hombre que desde los tres palos atajó todo: su hijo.

“Zoilo, llegó a mi  casa en el momento en que se iniciaba el partido del Atlético Huila, que con mi hijo estábamos viendo por TV. Lo invitamos a  que  se sentará con nosotros a observar el partido y cuál fue nuestra sorpresa cuando este hombre vio a Banguera, y de inmediato entre lágrimas nos dijo que ese era su hijo, al que dejó  abandonado hace más de 20 en Nariño. Mi hijo, que jugó futbol profesional conoce a Banguera, y después de que terminó el partido logró comunicarse vía WhatsApp  con el jugador y contarle sobre la presencia de su padre en mi casa”, dice el amigo de Zoilo, un reconocido ex policía de Garzón. Banguera, “le pidió a mi hijo que le enviara una foto del  hombre, y este  se la remitió a la progenitora del portero quien al observarla le  confirmó a Geovanni que efectivamente se trataba de su padre” agregó.

Zoilo, viajó para Neiva, el miércoles anterior y tras comunicarse constantemente vía celular con su hijo, logró a través de los amigos del  portero quien estaba concentrado para el juego con el Pasto, lo llevaran al Estadio y después del partido se dio el feliz reencuentro.

“Son cosas personales de mi vida, pero no puedo negar que me emocionó mucho conocer a mi padre, de quien incluso, se llegó a decir que estaba muerto. Mi madre al ver  la foto  de mi padre, lo reconoció plenamente y llorando  me confirmó que efectivamente  se trataba de mi progenitor” manifestó Geovanni, de quien Iván Mejía Álvarez, veterano comentarista deportivo sostiene  que Pékerman,  debe llamarlo a la Selección Colombia,  por el buen momento futbolístico por el que atraviesa, el portero nariñense.

La separación

Zoilo, tras separarse de su esposa Emiliana, hace más de 20 años  recorrió varios departamentos de Colombia, entre ellos el Caquetá, donde logró organizarse económicamente siendo  desplazado por la guerrilla, llegando hace más de seis  años a Garzón, donde para lograr su subsistencia trabaja en el sector de la construcción y alterna vendiendo  helados por las calles de la capital Diocesana del Huila. Además de Geovanni, Zoilo y Emiliana, procrearon  dos hijos más  que se criaron al lado de la valiente madre que a base de trabajo y sacrificio los sacó adelante, perdiendo por completo el contacto con Zoilo, del que no sabían nada hasta hace pocos días.

El arquero

Nació hace 22 años en la vereda San José del Charco en Nariño, iniciándose en el futbol en su tierra natal de donde pasó a Cali, a la escuela Soledad de América, de donde llegó a la encopetada escuela Carlos Sarmiento Lora, cantera del Deportivo Cali. Luego regresó al Deportivo Pasto y en el 2015 pasó al Atlético Huila.

Tras la lesión del portero titular del equipo, el veterano ‘Brecas’ Castillo, Geovanni asumió la titular del equipo opita, deslumbrando por sus grandes actuaciones en el arco haciendo una excelente campaña con el Huila, que está en los primeros puestos de la tabla general.

“Este encuentro entre padre e hijo, que olvidando el pasado los reconcilió y los llenó de alegría, demuestra la gran calidad humana de Banguera, de quien  por su gran talento futbolístico- no nos cabe ninguna duda - va a llegar muy lejos en el futbol profesional colombiano y  quizá en el exterior. Felicitaciones Geovanni” señaló el comentarista deportivo huilense José María Yépes.

Comentarios