miércoles, 18 de septiembre de 2019
Opinión/ Creado el: 2019-08-17 03:49

El gobernador que necesita el Huila

Escrito por: Aníbal Charry González
 | agosto 17 de 2019

 

Ahora que ha quedado listo el partidor con miras a las elecciones regionales,  más allá de las especulaciones de siempre sobre fidelidad a la militancia partidista para postularse al cargo de gobernador, o a los orígenes de una u otra candidatura, o a los enfrentamientos de tufillo oportunista sobre quien apoyó o no la construcción de la represa de El Quimbo, resulta pertinente  para decidir la utilidad del voto, en nuestro inseguro, atrasado, politiquero y empobrecido departamento, carente de estructura vial y de un verdadero desarrollo de los dos  filones que tenemos para explotar, como son el turismo y la agroindustria -por la incompetencia, corrupción  y falta de liderazgo de nuestra dirigencia política-, indagarnos sobre cuál es el gobernador que necesitamos para transformar, que no seguir malgobernando a nuestra región producto de mangualas politiqueras.

Porque lo que siempre escuchamos  por estas calendas, son las mismas promesas incumplidas de siempre relacionadas con la solución de los eternos problemas regionales que esa dirigencia política mediocre  se ha encargado de crear y no ha podido resolver, precisamente por su incompetencia, como que se ha limitado como plañidera a suplicar al gobierno central que le termine las obras públicas que no se han podido construir durante años, sin ejercer un sólido y decidido liderazgo conjunto en beneficio de la región, conformándose  con cuotas burocráticas para alimento de sus clientelas y la imposición de la  ya envilecida Cruz de Boyacá para premiar el ejercicio de marrullerías, mientras nuestro departamento continúa sumido en  la pobreza, la corrupción y la falta de desarrollo de sus potencialidades.

Y es que hemos sido incapaces de jalonar verdaderas obras de infraestructura vial en los planes de desarrollo, como por ejemplo el de un corredor férreo o sistema de tranvías  que nos permitan desarrollarnos en el campo de la competitividad, la agroindustria y el turismo, integrando municipios de gran potencial turístico como Neiva, Villavieja y Rivera que tienen una topografía ideal para esta clase de transporte -y ojalá con conexión nacional con el corredor férreo central-  como ha ocurrido en otras regiones como en el Valle, donde se firmó la construcción de un tren de cercanías por valor de 10.000 millones de pesos, que conectará a Cali con los municipios de Jamundí, Yumbo y Palmira; y en Cundinamarca, la construcción del  Regiotram de Occidente  que contará con 39,6 kilómetros de vía férrea y 17 estaciones, gracias al liderazgo  transformador de sus gobernantes.

“En Colombia hay una necesidad urgente de construir líneas de metro, tranvías y trenes ligeros, entre otros desarrollos, que permitan mejorar la movilidad de las ciudades y contribuir a la calidad de vida de sus habitantes”, dijo el francés Arnaud Giron director de Egis Colombia, la firma que entregó  el Diagnóstico de la Red Férrea de Colombia.  Por eso para decidir sobre el gobernador que necesitamos, se requieren propuestas fundadas y liderazgo   de transformación y desarrollo regional, y no las promesas incumplidas de siempre. Eso es lo que tenemos que decidir racionalmente los huilenses, más allá de las confabulaciones electoreras de la politiquería, si queremos progreso y desarrollo.