martes, 22 de enero de 2019
Internacional/ Creado el: 2019-01-04 06:56 - Última actualización: 2019-01-04 06:56

El histórico alunizaje de China en la cara oscura de la luna

La misión realizará tareas de observación astronómica de radio de baja frecuencia, análisis de terreno y relieve, detección de composición mineral y estructura de la superficie lunar poco profunda y medición de la radiación de neutrones y átomos neutrales para estudiar el medio ambiente en la cara oculta de la Luna.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 04 de 2019

La sonda china Chang'e 4  ha efectuado este jueves el primer alunizaje sobre la cara oculta de la Luna de la historia, según ha informado la Administración Nacional del Espacio de China (ANEC).

La ANEC, citada por la agencia oficial de noticias Xinhua, ha explicado que el alunizaje se produjo a las 10.26 hora de China (03.26 hora peninsular española) en la zona prevista: la cuenca de Aitken, en el polo sur del satélite de la Tierra.

Por su parte, el diario estatal Global Times ha calificado la llegada exitosa de la Chang'e 4 al lado oscuro de la Luna de "gran hito de la exploración humana del universo".



A las 3.26 hora peninsular española del 3 de enero de 2019, y por primera vez en la historia, una misión espacial aluniza en la cara de la Luna no visible desde la Tierra.

Aterrizaje en uno de los mayores cráteres de impacto

Compuesta por un módulo de aterrizaje y un vehículo de exploración, la sonda tocó la superficie lunar en el área de aterrizaje preseleccionada a 177,6 grados de longitud este y 45,5 grados de latitud sur en el lado opuesto de la luna a las 02.26 GMT, ha anunciado la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA).

Después de que el Centro de Control Aeroespacial de Pekín enviara una orden a las 02.15 GMT, Chang'e-4 comenzó a descender desde 15 kilómetros por encima de la luna con un motor de empuje variable encendido.

La velocidad relativa de Chang'e-4 a la luna se redujo de 1,7 kilómetros por segundo a cerca de cero, y la actitud de la sonda se ajustó a unos 6 a 8 kilómetros por encima de la superficie lunar.

A cien metros de altura, la sonda flotaba para identificar obstáculos y medía las pendientes en la superficie. Después de evitar los obstáculos, seleccionó un área relativamente plana y descendió vertical y lentamente.

Finalmente, la sonda aterrizó en el Cráter Von Karman en la Cuenca del Polo Sur-Aitken, uno de los mayores cráteres de impacto conocido en el Sistema Solar, que mide 2.600 kilómetros de diámetro. Durante el proceso descendente, una cámara en la sonda tomó fotos del área de aterrizaje.



La Chang'e 4 ha alunizado después de varios días transportando también huevos de gusanos de seda. La evolución de este material biológico se grabará en vídeo para ser controlado desde la Tierra.

Estudio medioambiental

La sonda, lanzada el pasado 8 de diciembre, ha transportado hasta nuestro satélite un pequeño recipiente con semillas de patata y de arabidopsis, una planta herbácea, con el objetivo de que crezcan y florezcan en la Luna, de acuerdo con Xinhua.

También lleva huevos de gusanos de seda y la evolución de este material biológico se grabará en vídeo para ser controlado desde la Tierra.

Chang'e 4 va equipado con ocho instrumentos, incluida cámara y espectrómetro con el objetivo de que obtenga detalles sobre la composición de la superficie y también de capas en el subsuelo. Así podrá explicar la diferente apariencia de la cara oculta de la Luna frente al lado que vemos desde la Tierra, mucho menos accidentado.

La misión realizará tareas de observación astronómica de radio de baja frecuencia, análisis de terreno y relieve, detección de composición mineral y estructura de la superficie lunar poco profunda y medición de la radiación de neutrones y átomos neutrales para estudiar el medio ambiente en la cara oculta de la Luna.

La Chang'e 4 entró en la órbita lunar el 12 de diciembre, tras lo que la ANEC recortó la órbita de la sonda en dos ocasiones, la última de ellas el pasado 30 de diciembre.

Primera instantánea de la cara oculta de la luna captada por la sonda Chang'e 4, que ha supuesto un nuevo hito para China dentro de su programa espacial al convertirse en el primer país que logra alunizar en el lado oscuro de la superficie lunar, hoy, 3 de enero de 2019.

Foto: EFE/ Administración Espacial Nacional China

Objetivo final: enviar una misión tripulada

Las comunicaciones entre la sonda y la Tierra son posibles gracias a un satélite, Queqiao, puesto en órbita el pasado mes de mayo y que opera a modo de "espejo" transmisor de información entre los centros de control en la Tierra y la Chang'e 4.

Gracias a la asistencia de comunicación de ese satélite, la sonda envió la primera fotografía de primer plano del otro lado de la luna, abriendo un nuevo capítulo en la exploración lunar. 

Programas espaciales pioneros como el soviético o el estadounidense ya lograron hace más de medio siglo fotografiar la cara oculta pero nunca han alunizado allí, pese a que en 1962 una misión no tripulada estadounidense lo intentó sin éxito.

El programa Chang'e (bautizado así en honor a una diosa que según las leyendas chinas vive en la Luna) comenzó con el lanzamiento de una primera sonda orbital en 2007, y desde entonces se han llevado al satélite de la Tierra cuatro aparatos.

El objetivo final del programa es una misión tripulada a la Luna a largo plazo, aunque la fecha para ello no ha sido fijada y algunos expertos la sitúan en torno al año 2036.

Comentarios