Diario del Huila, Historia

Por: Hernán Guillermo Galindo

Gabriel Estiven Borrero Silva, estudiante del colegio Nacional de Pitalito, contó de su vida, del estudio y cómo obtuvo el excelente resultado académico: 494 sobre 500 puntos.

Gabriel Estiven Borrero Silva, estudiante del colegio Nacional, es hoy un gran orgullo para Pitalito y el Huila, además de ejemplo para la juventud departamental tras obtener 494 sobre 500 puntos en las pruebas de Estado.

Diario del Huila dialogó con este joven de 17 años que todavía no puede creer que haya alcanzado el excelente puntaje nacional.

¿Cómo ha sido recibida la noticia en la familia, el colegio y Pitalito?

Todos felices, súper dichosos. Personalmente, yo no lo creía. Recargué la página con los resultados como 15 veces. Los resultados salían el 20 de noviembre, pero yo consulté a las 11 y media de la noche el 19 y ahí fue que me enteré. Quedé impactado.

¿En dónde estudió?

De sexto a noveno estudié en la Normal Superior de Pitalito, donde formé mis bases; y décimo y once los cursé en la Institución Nacional de Pitalito. Estoy muy agradecido con las dos, con los profesores y compañeros.

¿Se preparó para sacar un Icfes alto?

La verdad que mi propósito era sacar 100 puntos en matemáticas y en ciencias naturales, que son mi fuerte. Pero en lectura crítica y en sociales se me presentaron dudas en cuatro preguntas, siendo para mí un martirio. Después de las pruebas era piense y piense en eso, pero al final todo salió bien. Y, claro, me preparé con un grupo que se llama Preicfes Juan Santiago, creado por Santiago Giraldo, de Bogotá, y Juan Diego González Naranjo, de Santander. A ellos les debo mucho porque estudiamos mucho…mucho…mucho.

El apoyo de la familia ha sido fundamental. Está agradecido con la Normal y el Colegio Nacional de Pitalito.

¿Usted es el ‘nerd’ del curso?

No me considero nerd. Con unos compañeros de la jornada de la mañana creamos un grupo de estudio. Con Alejandra López, que sacó 423 y Sandro David Cabrera 398. Me alegra porque serán becados por generación E.

¿Qué piensa estudiar con el panorama que se le abre?

Quiero estudiar astrofísica. De hecho, la carrera como tal es física, pero me quiero especializar en astro física, que es lo que realmente me gusta.

¿En cuál universidad?

En la Universidad de los Andes, en Bogotá

Cuál ha sido el apoyo de sus padres, ¿cómo se llaman y qué hacen?

Mi papá es Jairo Borrero Peña, profesor de artes plásticas en el Jerónimo España que ahora se llama Montessori.  Pinta cuadros, hace murales en arcilla y hace parte del proyecto Pitalito Ciudad Museo, que pretende embellecer el municipio. Mi madre es ama de casa. Los dos me apoyaron siempre, están felices. Tengo una hermana, Linda Natalia que estudia para jefe de enfermería en la Universidad Antonio Nariño en Neiva.

¿Es una familia acomodada?

No señor, somos Sisbén bajo. Somos estrato uno, vivimos en el campo, en la vereda Santa Rosa, aunque nunca puedo decir que nos faltó la comida o el techo. Nosotros no somos ricos ni estrato alto ni nos sobra la plata o algo así. Siempre he estudiado en colegio público.

¿Lo de las redes sociales le ha afectado o ayudado?

Sin ser tan radical, no soy de los que les gusta privarse de las cosas, me gusta salir, tener amigos. Utilizo YouTube para relajarme, pero también para ver videos científicos. Tengo Facebook, aunque mientras me preparé para el Icfes sí me alejé un poco de lo digital.

¿Qué le gusta hacer cuando no está estudiando?

La música es uno de mis pasatiempos favoritos. Tocó el violonchelo. Formé parte de la orquesta de la Normal.  Por la pandemia no pudimos continuar. Hace rato no toco, pero me gustaría retomar la música.

¿Cuál es el paso inmediato?

Estoy esperando la beca, aunque en el resultado no me apareció al lado el letrero como beneficiario. Algunos amigos me dicen que de pronto voy por el convenio Andrés Bello.  Pienso descansar un semestre, la preparación para las pruebas me dejaron muy cansado y agotado. Fueron jornadas en las que estudiaba a veces hasta las tres de la mañana sin dejar el compromiso de terminar el colegio con un promedio alto. Por eso, me gustaría descansar para leer, hacer ejercicio y a la par ir adelantando las materias del primer semestre universitario.

Un mensaje para quienes se ilusionan con un puntaje alto en el Icfes.

Que si en una primera presentación no sacan puntajes altos no es el fin del mundo, la prueba la pueden repetir, se puede acceder a las becas de las universidades. No se limiten, no se rindan en el propósito de llegar a la universidad. Las públicas lo aceptan con un buen puntaje y pueden cumplir sus sueños.

¿Algunos profesores lo marcaron?

Son seis a los que les agradezco mucho. En la Normal a la profesora Florelba Arciniegas, que me enseñó castellano; la profesora Leidy Chávez, biología; el profesor Jorge Durán, música. En el Nacional el profesor Ángel Cardona, me dio sociales y ciencias políticas; William Armando Muñoz, castellano; y la profesora Martha Montealegre que nos dio química

¿Desea agregar algo más?

Agradecer este interés tan bonito de Diario del Huila y de tanta gente que está contenta por este éxito. Muy agradecido por compartir este momento tan feliz en mi vida y de mi familia.

Resultado de la prueba Icfes de Gabriel con un puntaje de 494 sobre 500.