DIARIO DEL HUILA, EL BOTALÓN

Oscar Eduardo Chávarro A., Rector Corhuila

En la tertulia del pasado martes, el señor gobernador del departamento, Ing. Luis Enrique Dussán López no solo presentó la atención de su gobierno a los principales retos que enfrenta el Huila, sino que respondió a las inquietudes de muchos que han criticado su escaso protagonismo, acostumbrados los electores a ver al gobernante en todas partes sin importar lo que esté liderando. En efecto, cuando el hoy gobernador planteó en su discurso de posesión que dirigiría un nuevo modelo de gestión no solo se refería a las prioridades de su periodo de gobierno sino a su propio actuar caracterizado por tres aspectos: Hacer para el largo plazo, cero improntas personalistas y permanente invitación a la construcción colectiva del futuro.

Ya en El Botalón antes de su campaña a la gobernación (septiembre del 2019) Luis Enrique Dussán había expresado que iría tras el primer cargo del departamento con una propuesta programática que denominó “Huila Crece” bajo el marco de un “Nuevo Modelo de Desarrollo” y que al final logró ser acogido por los electores quienes lo hicieron gobernador del departamento del Huila con 235 mil sufragios, muy encima de su contendor más cercano. Hoy regresó a nuestra tertulia a cumplir su promesa de regresar a “tertuliar” ya como el mandatario de los huilenses.

Sus ejes programáticos

Teniendo en cuenta las vocaciones de la región, el gobernador expresó a los contertulios e interesados en general que “Huila Crece” se sustenta en 3 ejes programáticos: 1) Empleo, Infraestructura y Emprendimiento con un enfoque al Desarrollo Agropecuario y Agroindustrial; el Turismo; el Emprendimiento, las TIC y la Ciencia, la Tecnología y la Innovación; las Energías Alternativas y Minería Sostenible y la Infraestructura y el Transporte. 2) El Capital Humano orientado a mejorar los indicadores de Salud; Educación; Cultura; Deporte y Recreación; Servicios Públicos, Vivienda y Población Especial y 3) El Gobierno Ejemplar hacia la Gestión Institucional; La Seguridad, Convivencia y Justicia; el Ordenamiento Territorial; el Medio Ambiente, Prevención de Riesgos y Desastres y un Capítulo Especial para Neiva. Para precisar un poco más en ese “Nuevo Modelo”, el gobernador hizo énfasis en que se fortalecerá la productividad, es decir que cada ciudadano tenga la posibilidad de producir de manera ordenada y de acuerdo a las vocaciones principales del territorio, contrario al asistencialismo que al final termina en populismo y alejando a la comunidad a ser parte de la solución trabajando, como lo dijo un invitado a una tertulia anterior, el experto argentino Claudio Penso, en su metro cúbico antes que esperar a que todo se lo den y que, al final  beneficia a quienes alientan las desigualdades.

La mirada al largo plazo

Para construir en el largo plazo, el gobernador ha tomado como referente la Agenda Interna de Productividad y Competitividad del Huila y sus actualizaciones (la última en 2015) pero incorporando las realidades actuales de un mundo en la incertidumbre pero con claras señales de requerimientos como la tecnología y las exigencias como la de alimentar una creciente población mundial y diversificar la estructura productiva para insertar verdaderamente a la región en los mercados mundiales con valor agregado y menor dependencia de los bienes básicos.

En ese sentido, dijo el gobernador, se están desarrollando dos proyectos de alto impacto para establecer la brújula “del qué y donde producir”.

El primero, el Plan de Ordenamiento Departamental – POD, para establecer directrices y orientaciones para el ordenamiento de la totalidad o partes específicas del territorio con el fin de determinar el uso y ocupación del espacio de acuerdo con el potencial óptimo del ambiente y en función de los Objetivos de Desarrollo Sostenible – ODS.

El segundo, el Plan de Ordenamiento Productivo Social de la Propiedad Rural – POPSPR, mediante un trabajo articulado con la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria –UPRA el cual ha venido avanzando en algunos sectores y subsectores; es visto como una oportunidad para producir con mayor precisión técnica de las condiciones y vocación productiva del territorio y dejar de hacerlo intuitivamente como hasta ahora. Más precisamente, es considerar variables fundamentales como el suelo, condiciones climáticas, temperatura, humedad, radicación, luminosidad viento, lluvia, recurso hídrico, infraestructura, conectividad, distancia, condiciones socioculturales, entre otros, para saber las condiciones de mayor adaptabilidad y disponibilidad de recursos que permita producir en mejores condiciones de calidad y productividad. Por supuesto, recalcó el mandatario, el ordenamiento productivo no es fácil decirles a los campesinos que deben cultivar otro producto, es un tema complejo pero que es importante seguir avanzando, pensando en un desarrollo sostenible en el tiempo. Actualmente, se adelanta un ejercicio para 22 cadenas productivas con los productos potenciales del departamento en todos los municipios del Huila el cual tienen varios propósitos, entre ellos, la vocación de suelos para ser irrigables y la tenencia y costo de la tierra para pensar en territorios más competitivos.

Las agendas productivas municipales y las cadenas productivas

En palabras del gobernador, para llegar a los territorios con mayor claridad mediante un diálogo participativo es necesario formular las agendas productivas municipales que permita revisar cómo estamos hoy y cómo podemos estar en el futuro sobre la base de las determinantes ambientales que juega un papel decisivo en el uso y aprovechamiento de los recursos naturales.

Una orientación clara de trabajo mancomunado han sido las Cadenas Productivas que se vienen fortaleciendo, sentando a la mesa a los actores de cada una de ellas, incluida la institucionalidad pública y privada para definir el rumbo de mediano y largo plazo con un plan serio, incluyente y participativo que desglose acciones y presupuestos. De allí surgen las necesidades de proyectos en C T+I, en infraestructura, agregación de valor, agroindustria y demás, que optimice los recursos, promueva la cohesión y evite duplicidad de acciones.

Todo este ejercicio va a ser un gran insumo para la Visión del Departamento del Huila al 2040, no solo por la formulación, sino por contar con planes de acción concretos para que se materialicen.

Se revisaron temas importantes que siguen pendientes para avanzar de manera eficaz como: Pertinencia de la Educación Superior, Costo Región, y Mejoramiento de los Indicadores de Competitividad. En este último, la CRECI juega un papel fundamental para seguir integrando, apropiando y mejorando como se dio en la última revisión 2020-2021 donde avanzamos 2 posiciones pasando del puesto 15 al 13.

Los contertulios cuestionaron al gobernador en temas de actualidad como la vía 45, especialmente el paso de Pericongo, el anillo turístico del sur, La Plata Inzá Totoró- Popayán, la posibilidad de aumentar la participación del depto.  en la Electrificadora del Huila a partir de la venta de activos no estratégicos como las electrificadoras regionales.

La sensación que quedó en los contertulios es que el mandatario trabaja decididamente, con sencillez y sin protagonismos personalistas por cambiar la mentalidad de los huilenses hacia un modelo productivo, inclusivo y exitoso para beneficio de todos los huilenses.