Gremios como Fecode y la CUT aseguraron que seguirán exigiendo al Gobierno nacional que los escuche y tenga en cuenta sus peticiones.

En medio de los ires y venires que se han desatado sobre el regreso a clase de los niños, niñas y adolescentes, las quejas de las organizaciones por la falta de normas de bioseguridad en algunas instituciones, y los resultados positivos que a diario emite el Ministerio de Educación frente a la presencialidad en las aulas, los gremios siguen insatisfechos con el Gobierno y buscan la forma de ser escuchados.

Por esa razón, los directivos de la Asociación Distrital de Trabajadores y Trabajadoras de la Educación (ADE), la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) afirmaron en RCN Radio que volverán a las calles de forma masiva el próximo 6 de agosto.

Los gremios aseguraron que las protestas se llevarán a cabo en el marco del cumpleaños número 483 de Bogotá y tendrán como objetivo seguir alzando las voces para que el Gobierno, en cabeza del presidente Duque acate sus peticiones y sus inconformidades puedan ser atendidas.

“Las próximas fechas se están organizando desde el comando distrital del paro, un cabildo que posiblemente se haga en alguna de las localidades, sin dejar pasar el 6 de agosto que es el cumpleaños de Bogotá y también se preparan protestas y actividades en el marco de la conmemoración del cumpleaños de la ciudad”, dijo a la emisora Wilson Zambrano secretario de comunicaciones de la Asociación de Educadores del Distrito (ADE).

Regreso a clase: una discusión sin fin

Por medio de un comunicado emitido en sus redes sociales, el pasado 14 de julio, la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), anunció que habría llegado a un “acuerdo parcial” con el Ministerio de Educación para el regreso a clases del segundo semestre del 2021.

Sin embargo, la Federación aclaró que “no fue posible concertar todos los requerimientos y exigencias que tenían para el retorno gradual y seguro a la escuela de la presencialidad”.

“Luego de muchas discusiones, consolidamos un acuerdo en este aspecto. Pertinente aclarar y precisar que no fue posible concretar todos los requerimientos y exigencias para el retorno gradual y seguro a la escuela de la presencialidad. Nos vimos obligados, independientemente del acuerdo establecido, a dejar una constancia como federación”, se lee en el documento.

Igualmente, William Velandia, presidente de Fecode en entrevista con Caracol Radio aseguró que “Faltan algunos puntos del pliego, pero el Magisterio tiene claro que la escuela es el espacio ideal para el desarrollo de nuestra actividad pedagógica. Que se garanticen protocolos de bioseguridad y no se arriesgue a la comunidad”.

Así mismo, Fecode se refirió a la vacunación de los docentes señalando que “hemos insistido en esta mesa de negociación en la necesidad de establecer unos porcentajes de los indicadores de bioseguridad, entre esos la ocupación de camas UCI, positividad e índice de propagación, que permitan determinar de manera objetiva la situación epidemiológica y la decisión de convocatoria o no a la presencialidad en cada caso”.

Y agregó: “Responsabilizamos al Gobierno nacional de la definición por fuera de la realidad existente en esta materia en cada región y el grado de afectación a la salud y la vida de la comunidad educativa”.