DIARIO DEL HUILA, SALUD

Reino Unido se convirtió este lunes en el primer país en utilizar la vacuna del laboratorio británico AstraZeneca y la Universidad de Oxford contra el COVID-19, acelerando de esa forma la campaña de vacunación comenzada a principios de diciembre ante la agravación de la pandemia.

Un hombre de 82 años ha sido la primera persona en ser vacunada con el preparado contra el COVID-19 desarrollado por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca, después de que los reguladores lo aprobasen el pasado diciembre, informó la Sanidad británica.

Brian Pinker, de 82 años y que está en el grupo de riesgo al necesitar diálisis, fue vacunado esta mañana en el Hospital Universitario de Oxford, añadió la Sanidad (NHS, en inglés). “Estoy tan contento de recibir hoy la vacuna contra el COVID y realmente orgulloso de que sea una de la creadas en Oxford. Las enfermeras, médicos y el personal médico han sido todos hoy fantásticos, y tengo ganas de celebrar mi 48 aniversario de boda con mi mujer Shirley a finales de año”, señaló Pinker en un comunicado.

El NHS explicó que ya dispone de 520.000 dosis listas para ser distribuidas, y cientos de nuevos puntos de vacunación entrarán en funcionamiento esta semana, uniéndose a los 700 que ya están en operación. Foto: Getty Images

El NHS explicó que ya dispone de 520.000 dosis listas para ser distribuidas, y cientos de nuevos puntos de vacunación entrarán en funcionamiento esta semana, uniéndose a los 700 que ya están en operación. Foto: Getty Images

Los reguladores del Reino Unido aprobaron el pasado 30 de diciembre el antídoto de Oxford/AstraZeneca una vez analizados todos los datos que habían aportado los investigadores de Oxford.

Además de la vacuna de Oxford/AstraZeneca, considerada segura y efectiva, el país está vacunando con la de Pfizer/BioNTech.

El Reino Unido ya tiene comprometidas cien millones de dosis del preparado de Oxford/AstraZeneca, lo que permitirá vacunar a 50 millones de personas, ya que se necesitan dos dosis.

El Reino Unido registró el domingo otros 54.990 nuevos casos de coronavirus y otros 454 fallecimientos, según datos oficiales.

La vacunación de la población británica se incrementará en las próximas semanas, en momentos en que se registra un inquietante aumento de los contagios, que las autoridades relacionan con una nueva variante del coronavirus, que se extiende con más rapidez.

El ministro de Sanidad, Matt Hancock, tuiteó este lunes que la vacunación con el preparado de Oxford/AstraZeneca supone un “paso vital” en la lucha contra el coronavirus y una “misión nacional”.

La vacuna de Oxford/AstraZeneca es más fácil de almacenar, ya que se puede mantener en una nevera normal, como la vacuna contra la gripe, mientras que la de Pfizer/BioNTech necesita conservarse en una temperatura de 70 grados centígrados bajo cero.

El Reino Unido empezó el pasado 8 de diciembre con el plan de inmunización cuando Margaret Keenan, de 91 años, se convirtió en la primera persona del país y el mundo en recibir el preparado de Pfizer/BioNTech.

La importancia de la vacuna de Oxford

La vacuna COVID-19 desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca no fue la primera en ser aprobada por los reguladores en el Reino Unido; los funcionarios de salud autorizaron la vacuna Pfizer-BioNTech casi cuatro semanas antes. Y tampoco es la más eficaz: los ensayos clínicos de la etapa 3 sugieren que previene los síntomas de COVID-19 aproximadamente el 70% del tiempo frente a aproximadamente el 95% de la vacuna Pfizer y una similar de Moderna. Pero la luz verde de la Agencia Reguladora Británica de Medicamentos y Productos Sanitarios el miércoles podría ser un gran paso hacia el control de la pandemia de COVID-19 en todo el mundo.

Es una gran noticia para el mundo en desarrollo porque es más barata y más fácil de manejar y almacenar. Países desde la India hasta Brasil y Sudáfrica han hecho grandes apuestas en la fórmula de la célebre universidad británica y la farmacéutica sueco-británica. El Reino Unido fue el primer país en permitir el uso de la vacuna, pero se espera que India haga lo mismo en unos días. Los ensayos están en curso en los Estados Unidos y en muchos otros países.

Quedan preguntas y grandes obstáculos antes de que esté disponible en los EEUU y Europa continental, donde aún no ha recibido la aprobación regulatoria. Sin embargo, cuando la vacuna esté autorizada para su uso y se distribuya ampliamente en todo el mundo, “ese va a ser realmente el comienzo del fin de la pandemia”, dice Ben Cowling, epidemiólogo de enfermedades infecciosas de la Universidad de Hong Kong.