jueves, 15 de noviembre de 2018
Neiva/ Creado el: 2018-08-28 07:10

El reto de Neiva, para convertirse en ciudad sostenible

Neiva Ciudad Sostenible a 2040 es un ambicioso proyecto que busca básicamente solucionar todos los problemas que presenta actualmente la capital opita. La tarea no es sencilla pero tampoco imposible.

Escrito por: Caterine Manchola | agosto 28 de 2018

Neiva aspira escalar a uno de los más anhelados proyectos que una ciudad capital puede aspirar, y es lo relacionado a figurar como un territorio que le apuesta a la sostenibilidad y competitividad. Esto le costará un endeudamiento de alrededor de 1.1 billones de pesos.

El programa Ciudades Sostenibles y Competitivas que se desarrolla en convenio con el Banco Interamericano de Desarrollo – BID, y la Financiera del Desarrollo Territorial– Findeter, al que según Yamile Rico Torres Secretaria TIC y Competitividad, son apena 5 capitales de Colombia las que han logrado acceder, pretende ser la solución a todos los diferentes problemas que aquejan  a la ciudad.

La fecha límite es el año 2040, es decir prácticamente 20 años.  

Qué se ha hecho y cuál es el arduo camino por recorrer,  lo explicó la vocera oficial de la  Secretaría TIC y Competitividad, dependencia de la alcaldía de Neiva que lidera el proyecto.

¿Qué es una ciudad sostenible?

Es aquella ciudad donde todo su entorno a nivel regional y departamental está basado en unos lineamientos que tiene Findeter en donde la parte de vivienda, saneamiento, acueducto, alcantarillado y sostenibilidad ambiental,  logra estar en una posición importante de sostenibilidad en el departamento. También tiene una planeación estratégica, prospectiva a largo plazo, en donde todos los entes que lideran la proyección social y económica de la cuidad, están alineados. Es decir que los gremios, entidades privadas y sector académico tratan de articularse para una prospectiva a largo plazo.

¿Desde cuándo se viene desarrollando este proyecto?

El proyecto fue liderado por el alcalde Rodrigo Lara, quien mediante una carta manifestó el interés de incluir a Neiva como ciudad sostenible. Llevamos 18 meses gestionando y ya fuimos aceptados por Findeter y el Banco Interamericano de Desarrollo, para trabajar de la mano y posicionar a Neiva como esa ciudad sostenible y competitiva.

Hemos realizado unas mesas de trabajo  importantes con la academia y el sector público y privado, y con los gremios regionales.

La ciudad debe solucionar las falencias que actualmente presenta en aspectos como vivienda, acueducto, alcantarillado, asentamientos, pobreza, entre otros; ¿cómo hacer  para  cumplirlo y que no solo se quede en el papel?

Indiscutiblemente nosotros sabemos en qué ciudad nos encontramos, y por eso fue que nos postulamos a que Findeter nos escogiera para hacer este estudio de ciudades sostenibles. Por eso mismo, porque sabemos que los gobiernos de turno llegan con unas ideas y un plan de desarrollo específico y eso hace que no haya trazabilidad de los proyectos de impacto. Este plan de acción que viene a socializar el presidente de Findeter el próximo viernes 4 de septiembre, permitirá planear y vernos a futuro como una Neiva regional al 2040.

Esto permitirá que  los nuevos mandatarios tengan que acomodar su plan de desarrollo, con base a este plan de acción donde están estipulados todos los puntos donde estamos fallando como ciudad.

¿Cómo se haría y cuánto sería el costo?

Esto es un tema a largo plazo, pero la implementación como tal  de ese plan de acción, que consiste básicamente en unos diseños  y estudios de unas infraestructuras que son necesarios para la ciudad, valdría alrededor de 1,1 billones de pesos.

Esto es financiado por Findeter y el Banco Interamericano de Desarrollo. Aquí tenemos la voluntad política del alcalde, sin embargo hay que esperar realmente hasta qué punto se puede lograr a comenzar la ejecución de ese plan, que sería por alrededor de tres años. Pero todo es un proceso.

¿Qué aspectos son prioritarios?

Queremos concentrarnos en el eje turístico de nuestro Malecón y el rio Magdalena. Findeter nos presentará un tema agroindustrial, turístico y de logística. Aunque no tenemos una zona franca, estamos cerca de Palermo, que es un eje muy importante  el cual ayudará a consolidar a Neiva como ciudad sostenible.

Teniendo la carencia de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, que se viene gestionando desde hace casi 20 años; y las problemáticas que tiene el malecón, ¿Cómo se haría para suplir estas necesidades  en menos tiempo? 

El alcalde se ha comprometido a entregar unos nuevos planos y diseños pues los anteriores tenían un costo muy alejado de la realidad. Y en el tema de la renovación urbanística del malecón, ya se van a presentar al Ocad  departamental los estudios y diseños. Para este segundo proyecto son alrededor de $7500 millones.

¿Con qué aliados se cuenta para lograr que Neiva se vuelva una ciudad competitiva?

Lo más importante para nosotros es la apropiación. Como alcaldía nuestro tiempo es solo de cuatro años, y luego vendrá otro equipo de trabajo. Los que buscamos es que se apropien del plan.

Los aliados son Findeter y el Banco Interamericano de Desarrollo.  Pero todas las empresas privadas que quieran participar de estos espacios, también tendrán la oportunidad de participar.

¿Cómo se garantiza que las administraciones venideras den continuidad al proyecto?

Hay un plan de acción, pero todo depende de la voluntad política que se tenga en continuar.  Nuestra idea es que sea hasta insumo para su plan de desarrollo de 2020 -2024. Seguramente tendremos que generar políticas públicas donde se respete el desarrollo del proyecto.

Comentarios