jueves, 13 de diciembre de 2018
Economía/ Creado el: 2018-06-12 12:59 - Última actualización: 2018-06-12 01:22

El sector de la construcción presentó indicadores desfavorables en Huila

Entre enero y marzo, en el departamento la superficie de las obras en proceso de edificación cayó 40,0%, entre tanto los despachos de cemento disminuyeron 10,6%. Así lo reveló el Banco de la Republica en su más reciente Boletín Económico Regional, (BER).

En Neiva, el índice de costos de construcción de vivienda varió 3,14%.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 12 de 2018

Por: Lucía Sánchez

Redacción Diario del Huila, Economía

El sector de edificaciones continuó mostrando ajustes en sus resultados; sus variables líderes entraron en terreno negativo. Aunque las expectativas (licencias de construcción) aumentaron de forma leve, indicadores sobre su desempeño tales como: obras en proceso de construcción, despachos de cemento gris, producción de concreto y lanzamientos de nuevos proyectos disminuyeron. La venta de vivienda nueva creció, pero la rotación de inventarios se amplió.

Así lo reveló el más reciente informe económico publicado por el Banco de la República denominado (Boletín Económico Regional, BER), el documento analiza los cuatro departamentos de la llamada Región Centro del país: Cundinamarca, Tolima, Huila y Caquetá y expresa la dinámica de los sectores económicos de la regional en el primer trimestre de 2018.

En esta tercera entrega, DIARIO DEL HUILA tendrá en cuenta el comportamiento del sector de la construcción, medio fundamentalmente a través de las obras en proceso de edificación y los despachos de cemento.

El total de las obras en proceso entró en terreno negativo

Una de las variables importantes que diagnóstica la situación de la actividad edificadora, es el estado de las obras, con base en la medición que realiza el DANE a través del censo de edificaciones. “Primero, el total de las obras en proceso en la región entró en terreno negativo (-8,9%) al pasar de 4.035 mil a 3.676 mil metros cuadrados, mientras la variación en el agregado nacional fue de -2,7%. Al desagregar, los componentes que concentraron la reducción fueron el inicio de obras nuevas (-22,5%) y aquellas que continúan en proceso (- 5,1%)1” precisa el reporte económico del Banco de la Republica.


En Huila disminuyó 40% superficie de obras en construcción

Por territorios, Cundinamarca, Huila y Tolima disminuyeron la superficie de las obras en proceso de edificación (7,0%, 40,0% y 2,1%, en cada uno de ellos), según destino, el comportamiento lo explicaron sobre todo las orientadas para comercio, bodegas y residencias tipo casa. A su vez, de acuerdo con el estrato socioeconómico el más afectado fue dos, seguido de seis y uno.

Por otra parte, el área de obras culminadas cambio la tendencia negativa de los tres trimestres anteriores y registró un aumento intercensal de 16,1%, tal como aconteció en el ámbito nacional; por territorios se concentró en el Tolima sobre todo en el segmento de residencial y comercio.

Producción de concreto premezclado bajó 17,5% en la región

Otro de los indicadores líderes del sector lo constituye la producción de concreto premezclado el cual varió anualmente en la región: -17,5% en el periodo enero-marzo, variaciones negativas que se originaron en la menor producción tanto en Cundinamarca y Tolima por componentes de destino cayó el orientado a edificaciones y a vivienda.

Cayó 10,6% el cemento gris llegado al departamento

“El cemento gris llegado a la región completó cuatro trimestres con descensos interanuales. En el lapso enero-marzo de 2017 y 2018, el volumen recibido pasó de 456 mil a 408 mil toneladas, con lo cual reflejó una caída de 10,6% en esta ocasión con igual tendencia en todos departamentos en su orden: Cundinamarca (-11,5%), Caquetá (-25,4%), Huila (-10,6%) y Tolima (-2,6%). Según canal de distribución, la reducción fue generalizada en todos los departamentos, los más acentuados fueron a través de constructores y contratistas, seguido de comercializadores” dice el Emisor.

La expectativa de la actividad de edificaciones, medida a través del área aprobada para intervenir desaceleró el crecimiento interanual del último trimestre de 2017 (12,7%) a un 4,1% en el primer trimestre de 2018; como se mencionó en el informe anterior este resultado contrasta con la disminución en el consolidado nacional. En la región el desenvolvimiento estuvo concentrado en el auge de 9,8% el componente residencial, mientras que el no residencial se recortó 13,9%, principalmente para los usos de comercio, oficina e industria.

Área aprobada para intervenir aumentó 20,6% en Huila

“A nivel departamental, el avance se explicó en Cundinamarca y Huila al presentar aumentos de 40,9% y 20,6%, respectivamente; mientras Tolima y Caquetá disminuyeron. De acuerdo con el destino de los proyectos, el uso residencial concentró la dinámica del área licenciada y se explicó por el comportamiento en Cundinamarca, localidades donde se aprobaron la construcción de 493 mil metros cuadrados con un incremento anual de 72,6%; con ello se esperan construir 6.067 unidades habitacionales de las cuales el 64,9% corresponden a vivienda diferente a interés social con un alto porcentaje de tipo apartamento que se edificaran en los municipios de Soacha, Fusagasugá y Madrid. Entre tanto, la comentada disminución para otros destinos se evidenció en Cundinamarca y Tolima” expresa en términos generales el Emisor.

En Neiva, el índice de costos de construcción de vivienda varió 3,14%

Al cierre de marzo, la inflación de los costos de construcción de vivienda en las ciudades de Ibagué y Neiva se ubicó por encima de la media nacional que se situó en 2,92%; dentro de la cobertura geográfica, las de menor variación anual dentro de las 15 indagadas por el DANE fueron: Popayán y Cúcuta; mientras las que sobrepasaron el promedio nacional fueron: Pasto y Manizales.

En la capital del Tolima, Ibagué, el indicador que venía estando por debajo del agregado obtuvo un incremento anual de 3,00%, resultado superior en 1,37 puntos porcentuales (pp) al arrojado en igual mes de 2017.

Según componentes de la canasta, los mayores costos estuvieron influenciados en el grupo de materiales al crecer 3,12%, destacando los insumos de hierros y aceros3 para cimentación y estructuras; mercado que ha estado impactado por la mayor demanda de la materia prima –mineral de hierro- ante la recuperación de la economía China. De esta manera, por tipo de vivienda se presentó un mayor avance en multifamiliar (3,27%), en tanto para unifamiliar y de interés social fue de 2,9%.

“En la capital del Huila, Neiva, el índice de costos de construcción de vivienda - ICCV varió anualmente en 3,14%. De igual manera a lo acontecido en Ibagué, se presentó una alta incidencia de su avance por parte de los materiales relacionados con el acero y el hierro. Mientras los costos de mano de obra lo hicieron en 2,19% y el grupo de maquinaria y equipo en solo 0,03%. De otro lado, según el tipo de vivienda la inflación de costos se presentó para multifamiliar con 3,69%, seguido de unifamiliar y VIS que se ubicaron en cerca de 3,0%” revela el Banco.

Venta de vivienda nueva creció en Huila

De acuerdo con información provisional de la Cámara Colombiana de la Construcción Camacol, durante el primer trimestre de 2018, el mercado inmobiliario relacionado con la venta de vivienda nueva en la región cambio su resultado de variación negativa del trimestre anterior a un crecimiento anual en el periodo de análisis; situación que se contrapone con el consolidado nacional donde completaron cuatro trimestres con reducción.

“El comportamiento expuesto se concentró en los departamentos de Huila y Cundinamarca, en su orden, donde se obtuvieron incrementos; mientras en el Tolima la variación fue negativa. Así mismo, se merece señalar que conglomerados urbanos importantes del país como Antioquia, Barranquilla y Cali, mostraron destacada reducción y contrasta con los avances en Cúcuta, Neiva y Tunja” indica el BER.

Según componentes del mercado, la mayor contribución y más del 70% de las ventas se concentraron en soluciones de vivienda de interés social VIS, al reportar un aumento de 19,2%, siendo esta una constante en las tres áreas con cobertura geográfica de la región Centro. Por su parte, para el segmento no VIS redujo su participación de 37,5% a 28,7% a en los dos periodos comparados y logró un decrecimiento de 20,3%5.

De otra parte, si calculamos la rotación de inventarios con los datos disponibles, en la región en marzo de 2018, se requieren de 8,1 meses para vender la oferta disponible de unidades, tiempo ligeramente mayor al de igual mes un año atrás, además lapso inferior a los 9,8 meses en el agregado nacional. No obstante, para la realización de la vivienda de interés social disponible se toma un menor tiempo (5,4 meses), frente a las no VIS (14,8 meses). Por territorios, en el Tolima ha habido una mayor exacerbación en los actuales incrementos de los tiempos de rotación (10,4 meses), siendo más elevado el tiempo para las residencias diferentes a interés social (23,6), cuando se requieren seis meses adicionales para vender el inventario disponible frente a lo que se requería un año atrás.

Acciones para reactivar el sector de la construcción

La semana anterior en el marco del Congreso de Camacol que se realizó en Cartagena, la presidenta del gremio, Sandra Forero, en el cierre del encuentro presentó algunas propuestas a corto plazo con el propósito de reactivar la actividad y la inversión en vivienda nueva.

La primera de estas es la continuidad de los programas Mi Casa Ya y el subsidio a la tasa de interés Frech Vis, los cuales tienen vigencia para 2018 y 2019 respectivamente.

La segunda es lograr un mayor nivel de financiación para los hogares del segmento No VIS, esto mediante el mecanismo de leasing habitacional y un seguro de crédito a través del Fondo Nacional de Garantías.

“La tercera acción prioritaria tiene que ver con las disposiciones recientes sobre los planes de manejo arqueológico y las rondas de los cuerpos de agua aplicables al suelo donde se desarrollan los proyectos. Esto se ha convertido en una enorme carga para los proyectos y un obstáculo para su ejecución”, dijo Forero.