Diario del Huila

El Señor está cerca y viene a salvarnos

Dic 17, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 El Señor está cerca y viene a salvarnos
Advertisement

Por P. Toño Parra Segura                                      [email protected] 

Adrede colocamos los verbos en presente “está y viene” para que el acontecimiento más importante de todos los tiempos, lo actualicemos en el “hoy” y en el “ahora” de nuestra vida.

Cuando una mujer tiene un hijo los vecinos se acercan a saludarla y a felicitarla, se alegran y se van. No es este el comportamiento cristiano con José y María. Ellos no necesitan de aplausos ni de augurios por el recién nacido. Ya Simeón se encargó de dárselos; y la verdad que no fueron consultados por la bola de cristal, ni el tarot de los modernos adivinos, sino por el ángel de Dios que dijo: “la Virgen concebirá y dará a luz a un hijo y tú le pondrá por nombre Emmanuel… que significa Dios con nosotros”. Las dos personas que mejor vivieron el Adviento las presenta el Evangelio de este cuarto domingo: María nuestra compañera en la  ruta de nuestra esperanza y José, el “varón justo” itinerante fiel y prudente en el recorrido de todas las dificultades.

Ambos son como los modelos asequibles e imitables en la espera del Señor.

Ellos son de nuestra raza, escogidos de forma admirable por Dios en la silenciosa colaboración para el proceso de la Encarnación del Verbo.

Dios quiso venir a estar con nosotros en la humildad de un hogar común y corriente, en medio de signos misteriosamente contradictorios pero iluminados por una fe sencilla, una confianza eficaz y una esperanza alegre; nada de triunfalismos, y de extravagancias espectaculares en los hechos que nos narran los Evangelios. Ninguna familia humana ha pasado jamás por las oscuridades y malos entendidos que pudiera brindar la simple razón humana: ser madre, sin conocer varón y aceptar un hijo que no había engendrado. Todo esto lo pudieron aceptar por la obra prodigiosa del Espíritu Santo.

Las pocas líneas de la Escritura que se refieren a José ya María son suficientes para expresar su fe inquebrantable unida a la obediencia de cumplir la voluntad de Dios.

Aquí está nuestra participación en esta gran fiesta de la Navidad. Jesús quiere nacer en cada uno de nosotros, pero exige unas mínimas condiciones para realizarlo. Que escuchemos su Palabra, que es el semen del Espíritu, para que en medio de los vasos de barro de nuestra condición humana, el corazón sea donde anide y germine la imagen de un hombre nuevo redimido por amor.

También como sus paisanos, muchos podemos pensar “de Nazareth puede salir algo bueno” (Jn. 2, 46). ¿Será cierto que Dios me ama? ¿Que todos somos hermanos? ¿Qué tenemos que vivir en paz, porque Él es el príncipe de la paz? Dejemos las incoherencias de  las preguntas de nuestra razón y démosle impulso a la aceptación del Reino a la manera de los niños.

Para todos los queridos lectores que me regalan el honor de pasar por estas líneas cada ocho días, para el Diario del Huila que me tiene como inquilino hace 31 años y para todas las queridas familias el mejor abrazo de Navidad, con la seguridad de que Jesús va a nacer, o mejor ya está creciendo en ustedes con signos de amor, de paz y de convivencia. La noche del 24 será un nuevo día de luz y de esperanza para todos nosotros. A todos los seres del mundo los colocamos en la misa del 24 por la noche, los queremos mucho y el Señor nos está salvando. ¡Shalom!.

Advertisement

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Advertisement

Suscripción Digital

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?