Diario del Huila

El ser vivo más grande de la Tierra

May 24, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Medio ambiente 5 El ser vivo más grande de la Tierra

DIARIO DEL HUILA, MEDIO AMBIENTE

El enorme bosque de álamos conocido como Pando constituye un solo organismo que ha vivido durante miles de años, pero el pastoreo descontrolado y la desaparición de especies lo está destruyendo.

Los álamos temblones, el árbol de mayor distribución en América del Norte, a menudo se reproducen mediante la clonación. Lo que aparece como un conjunto de árboles individuales son, en cambio, colecciones de tallos genéticamente idénticos. Distintos troncos blancos con hojas brillantes (verdes en primavera, amarillas, anaranjadas, rosadas o rojas en otoño) se alzan como retoños de un solo sistema de raíces masivas en el cual cada pequeño clon de álamo temblón es un ser individual.

Un solo clon de álamo temblón a menudo cubre menos de 4.000 metros cuadrados, pero a veces más, incluso mucho más. A veces un árbol es su propio bosque.

En el centro-sur de Utah, en el oeste de los Estados Unidos, y a unos 2.743 metros de altura aproximadamente se encuentra un peculiar bosque de álamos temblones. Se trata de un pequeño tramo de bosque nacional salpicado de enebros y artemisas en la meseta del Colorado. En lugar de docenas o incluso cientos de troncos clonales, hay 47.000, todos conectados a una estructura única de raíces. Conocido como Pando (“esparzo” en latín), este gigante se extiende a lo largo de 42,8 hectáreas.

La magnificencia de Pando está en su masa. Hasta donde sabemos, al menos en la superficie, ningún ser vivo en la Tierra es más pesado. Con 5,9 millones de kilogramos, se estima que este ser individual pesa tres veces más que el árbol individual más grande del planeta, una secuoya gigante en California conocida como General Sherman. Pando pesa aproximadamente lo mismo que 35 ballenas azules, 1.000 elefantes o todas las personas que asistieron al Super Bowl en 2022.

Sin embargo, debido a la forma en que hemos manejado la tierra y los animales alrededor de Pando, está siendo destruido, un clon a la vez. Cada tronco en Pando vive entre 85 y 130 años y, a medida que mueren, surgen nuevos brotes verdes, pero ahora esos brotes están siendo comidos por los venados bura (o ciervo mulo) y por el ganado.

Paul Rogers, profesor adjunto de ecología en la Universidad Estatal de Utah, ha estudiado a Pando durante años. En 2018, revisó 72 años de fotografías aéreas y realizó el primer análisis exhaustivo de este bosque y descubrió que se están regenerando menos troncos que los que mueren. Un nuevo inventario en 2021, aún no revisado por colegas, muestra una tendencia de muertes aún mayor.

No está claro exactamente cuánto tiempo ha vivido Pando. Algunos han afirmado que tiene 80.000 o incluso un millón de años, pero ambas cifras son increíblemente improbables, dice Rogers. Probablemente tenga unos pocos miles de años, más joven, sin duda, que la última edad de hielo, que terminó hace unos 12.000 años.

Pero los humanos han alterado sutilmente este ecosistema, al eliminar depredadores como lobos, osos y pumas, y al pastorear ganado en tierras forestales. Los álamos producen nuevos brotes en respuesta al estrés, pero si los herbívoros como los ciervos o el ganado se comen esos brotes, los árboles jóvenes no tienen la oportunidad de madurar. Si no encontramos mejores formas en las próximas décadas para proteger a Pando del ganado y de la vida silvestre, advierte Rogers, este inusual espécimen del bosque podría simplemente dejar de existir.

En 2015, surgió un nuevo plan de 10 años para salvar el álamo temblón en esa montaña, con el apoyo de todos los sectores. Incluyó más caza de ciervos y alces si su alimentación con brotes sigue siendo un problema. No ha resuelto todos los problemas, pero parece estar marcando la diferencia. Los álamos están rebrotando.

Tal vez te gustaría leer esto