DIARIO DEL HUILA, PRIMER PLANO

Por: Brayan Smith Sánchez

Ante las recomendaciones que hizo la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, frente a la flexibilización de las normas Covid y contemplar el retiro del uso obligatorio de tapabocas al aire libre, Cesar Alberto Polanía, secretario de Salud del departamento, sostiene que no se puede ni siquiera empezar a determinar que abandonen el uso del tapabocas, porque la vacunación no se ha completado.

El uso de tapabocas, se implementó desde el año pasado a inicios del mes de marzo por consecuencias de la actual pandemia derivada por el Covid-19, en Colombia y el mundo. Sin embargo, hace unos pocos días, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF), recomendó al Gobierno Nacional, ampliar la flexibilización de las medidas restrictivas por lo que sugirió ampliar los aforos y contemplar el retiro del uso obligatorio de tapabocas al aire libre.

Mauricio Santa María, presidente de la ANIF, señaló que el país empieza a retornar a los niveles pre pandemia, pues completó 3 meses en tendencia “descendente-estable” de los casos notificados de Covid-19, según los datos epidemiológicos del Instituto Nacional de Salud (INS).

“De manera interesante, ese descenso ha ocurrido cuando los indicadores de movilidad retoman el nivel previo a la cuarentena, incluyendo el de movilidad dentro de zonas residenciales. Lo anterior refutaría las estrategias de mitigación que, sin evidencia sólida, se han sostenido sobre la premisa de que, a mayor permanencia en casa, menos contagios pues no hay correlación notable”, se observó en un informe publicado por ANIF.

Ante lo expresado por la entidad, Diario del Huila, dialogó con el secretario de Salud del departamento del Huila, Cesar Alberto Polanía Silvia, sobre dicho tema y si era prudente el tema de flexibilizar las restricciones entre ellas el uso obligatorio del tapabocas a nivel nacional, lo cual enfatizó que actualmente hay variantes existentes como la Delta y que en el Huila como a nivel nacional existe una cantidad importante sin aplicarse la dosis contra el virus.

ANIF, recomendó al Gobierno Nacional, ampliar la flexibilización de las medidas restrictivas por lo que sugirió el retiro del uso obligatorio de tapabocas al aire libre.

“Es aún más necesario el uso del tapabocas, teniendo en cuenta que existen diversas variantes de la enfermedad, como la Delta, que son más transmisibles, y que aún existe un porcentaje amplio de la población que no está vacunada, es importante recordar que de un buen uso depende su efectividad para prevenir contagios”, añadió.

Asimismo, sostuvo la importancia que tiene este elemento actualmente en la vida de cada ser humano, “el tapabocas resulta ser una herramienta muy útil para minimizar la posibilidad de contagios por Covid-19 y la clave está en usarlo de la manera correcta, como un acto de responsabilidad y cuidado contigo mismo y con los demás”.

¿Se podría decir ‘adiós’ al tapabocas en Colombia y el Huila?

Frente a esta pregunta, el funcionario expresó lo siguiente, “desde el comienzo de la pandemia, el uso de tapabocas fue un tema de debate internacional. En algunos países, incluso, la discusión de llevarlos o no tuvo visos políticos, mientras que en otros fue un tema de desobediencia, que le dio más de un dolor de cabeza a las autoridades sanitarias”, enfatizó.

“Pero ahora, a medida que algunos países vacunan a una importante proporción de sus habitantes, los Gobiernos están relajando su uso. El primero en hacerlo fue Israel, líder en vacunación en el mundo. Con la mayoría de la población ya inmunizada, el Gobierno de ese país quitó la norma de uso obligatorio de tapabocas al aire libre, seguido de Estados Unidos. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) dictaminó que quienes habían completado el esquema de vacunación podían quitarse sus tapabocas en espacios abiertos, excepto en aquellos multitudinarios”, sostuvo Cesar Polanía.

Es por ello que afirmó que el departamento del Huila necesita aumentar su porcentaje de población vacunada con un esquema completo y mantenerse en la búsqueda activa de casos para evitar que las cifras vuelvan a subirse. “Si se cumple con eso, en un futuro sí se podría pensar en el retiro del uso obligatorio de la mascarilla”.

¿Esencial?

Indica que la decisión de estos países no solo obedece a cierta inmunidad de rebaño gracias a la vacunación, sino también a que la ciencia hoy conoce mucho más acerca de la probabilidad de contagio en espacios cerrados y abiertos, “y cada vez la evidencia apunta más a que es seguro estar sin tapabocas al aire libre”.

Es por eso, que Cesar Polanía afirma que se debe seguir con esta medida, debido a que la inmunización de rebaño no está completa, para poder generar cierta seguridad a la hora de quitar esta medida, que es el tapabocas.

“Las medidas de bioseguridad tienen que seguir siendo obligatorias, no se puede ni siquiera empezar a determinar que abandonen este tipo de medidas como el uso del tapabocas, porque la vacunación no se ha completado para poder garantizar que la población esté totalmente inmunizada. Por lo pronto, Colombia y por ende el Huila, debe seguir con el uso de estos, pues, “el palo no está para cucharas”, puntualizó.

Debido a que no existe una inmunidad de rebaño, esta decisión para expertos no es apta.