DIARIO DEL HUILA, TENDENCIA

Emol

Un elefante asiático de 40 años de edad conocido como Big Boy, fue rescatado este martes desde un circo para para ser trasladado a un zoológico en la ciudad de Culiacán, al norte de México.

El animal de cinco toneladas fue salvado del abandono en el que estaba desde hace seis años en la ciudad de Guadalajara, gracias a un grupo de activistas y empresarios.

La Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de la República Mexicana (AZCARM) junto con dos empresarios de México y Estados Unidos, informó que trabajaron durante meses para darle una segunda oportunidad a este ejemplar de la especie asiática catalogada como en peligro de extinción.

Big Boy pasó tres décadas de su vida encerrado en una jaula y dedicado a realizar trucos en un circo. Luego de que las leyes mexicanas prohibieron el uso de animales en los circos, el paquidermo fue encadenado y abandonado debido a que sus dueños no tenían dinero para su alimentación y mantenimiento.

El pasado martes el elefante fue rescatado en una maniobra de varias horas en las que especialistas de la AZCARM estuvieron a cargo de la revisión médica, la operación técnica y la movilización del animal, para ser trasladado de manera segura y con todas las atenciones hacia su nuevo hogar.

Ahora, Big Boy viajará más de 700 kilómetros por carretera hasta el zoológico de Culiacán, en donde pasará un tiempo para su adaptación, y recibirá monitoreo y atención médica continua durante algunos meses, informó la asociación.

Se espera que el paquidermo sea trasladado después a un santuario construido especialmente para él y otros animales abandonados, que estará ubicado en el Estado de México.

De acuerdo con la AZCARM, la ley que prohibió en 2015 la presencia de animales en los circos dejó a 80% de ellos en condiciones de mortandad, entre ellos tigres, leones, y otras especies que se mantienen en lugares reducidos y sin las condiciones necesarias que garanticen su bienestar, a falta de ingresos de sus dueños.