La plenaria de la Cámara de Representantes votó a favor de la eliminación de un artículo del proyecto de ley que le daba facultades extraordinarias al Presidente de la República para que dispusiera de cargos en la Registraduría Nacional.

Aunque el informe de ponencia inicial traía ese artículo, fueron presentadas una serie de proposiciones de diferentes sectores políticos,  independientes y de oposición en las que solicitaban la eliminación de dicha proposición.

Estas proposiciones fueron avaladas por los representantes coordinadores ponentes de la reforma electoral, Alejandro Vega y Julio César Triana y tuvo una amplia votación para su eliminación.

Asimismo, las congresistas Juanita Goebertus y Ángela María Robledo,  presentaron ponencia para la eliminación de los artículos que establecen la conformación de los registradores para cada departamento en el país y las facultades extraordinarias del Presidente de la República para la designación de funcionarios, entre otros.

«Eliminar los nuevos cargos en la Registraduría y reforzar la carrera administrativa, eliminar las facultades extraordinarias al Presidente de la República que habían quedado contempladas en la ponencia mayoritaria, fortalecer las auditorías de todo el sistema, con controles y garantizando una auditoría independiente, tanto antes como durante el proceso electoral», señaló la representante Juanita Goebertus de la Alianza Verde.

Lo que buscan los ponentes de la reforma electoral es tratar de no crear un alto número de diferencias entre lo aprobado por la Cámara de Representantes y el Senado de la República para poder tener tiempo de conciliar esta reforma electoral antes del 16 de diciembre.

En Senado de la República, los ponentes radicaron el informe sin ese polémico artículo de las facultades extraordinarias para el Presidente, ni el que crea los delegados de la Registraduría en cada departamento del país.