La pandemia le abrió las puertas la virtualidad. Si bien Colombia había dado sus pasos a las ventas a través del comercio electrónico, seguía muy rezagado. No obstante el 2020 marcó la diferencia.

De acuerdo con la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, CCCE, el año pasado las ventas por este canal crecieron 30,6% pasando de los $22.2 billones a $29.05 billones, entre 2019 y 2020.

En cuanto a las transacciones, estas ascendieron un 86,2% pasando de 119 millones de transacciones en línea a 222,7 en el mismo periodo.

“El comercio electrónico vivió un crecimiento acelerado en 2020 en respuesta a las medidas de confinamiento establecidas en el país, experimentando un alza de 11% semanal en los momentos más críticos de la cuarentena. Durante los meses de aislamiento, tanto empresas como consumidores recurrieron a los canales digitales para continuar sus actividades comerciales y adquirir bienes y servicios. Así, el sector se consolidó como un gran aliado para satisfacer las necesidades de la ciudadanía y dinamizar la economía con un crecimiento”, aseguró María Fernanda Quiñones, presidenta de Cámara Colombiana de Comercio Electrónico.

De acuerdo con las proyecciones de eMarketer, para este año se espera un crecimiento de 14,3%, menor al registrado en el 2019 (20,2%) y en 2020 (27,6%).