El magistrado del Consejo Nacional Electoral, Jorge Rozo aseguró que el Registrador intervino en el proceso de elección del presidente del tribunal electoral y señaló que inclinó la balanza en su contra «para tener un presidente de bolsillo».

El magistrado también denunció que el Gobierno Nacional también intervino en el proceso haciendo que se mantuviera en la elección el candidato del Centro Democrático y prendió las alarmas sobre las garantías en época electoral.

«¿Qué garantías puede dar en las elecciones un registrador que interviene en esa forma? (…) seguramente, con César Abreo, el Registrador y el Gobierno tendrán a un presidente del CNE de bolsillo», aseguró.

Rozo negó que vaya a renunciar al CNE y dijo que «quien debería renunciar es el Registrador»,  después de la polémica elección.