DIARIO DEL HUILA, COMUNIDAD

Por: Hernán Galindo

Los trabajos del cambio de redes del alcantarillado en uno de los barrios tradicionales de Neiva en la comuna tres, continúa su curso. Las obras que se han venido realizando en Campo Núñez, incluyen también al Alto Quirinal.

Desde hace tres semanas los habitantes de este sector en la capital del departamento del Huila se han encontrado con trabajadores, volquetas y maquinaria que forman parte del equipo que adelanta las obras que permiten la restitución de la red de alcantarillado y el colector de aguas residuales.

Los frentes de obra se encuentran en los límites de los barrios Campo Núñez uno de los más tradicionales de la ciudad y su extensión que se dio hace un poco más de treinta años en el Alto Quirinal. También una de las líneas de intervención parte en la carrera 9 con calle 17 en límites con el barrio Chapinero.

Sobre la obra en concreto nos contó el presidente de la Junta de Acción comunal de Campo Núñez, Julio César Gómez que manifiesta: “La obra va bien y consiste en el cambio de la tubería del alcantarillado en un contrato entre la Administración de Neiva y el ingeniero Jairo Andrade Serrano, los trabajos están proyectados para tres meses y llevan unas tres semanas.

“La intervención es en la calle 17 con carrera 8b y carrera 8 a y la 8 con calle 18 con carrera 8ª y carrera 8 calle 18 A con 8b y 8ª., reata el presidente de la JAC que lleva cinco años al frente de la misma. Estos trabajos están contemplados dentro del plan de optimización del alcantarillado en la ciudad.

Todo el barrio queda blindado en materia de red de alcantarillado y de colectores de aguas residuales. Este alcantarillado  se tenía desde que el barrio se fundó por lo que ya era necesario”, comentó.

Hacemos un recorrido por los trabajos y las zonas intervenidas y nos encontramos en principio un grupo de obreros que trabaja bajo el sol inclemente en la calle 17 antes de llegar a la 9 en el barrio Chapinero que es otro de los sectores limítrofes de este barrio intervenido. Se observa la alcantarilla que está siendo cambiada y toda la línea de intervención que se prolonga hasta la carrera 8ª e incluso hasta la 8 como lo dijo don Julio César.

Al llegar a la carrera 8ª, frente a la iglesia del perpetuo socorro sobresale una de las tapas del colector que han sido sustituidos y que da tranquilidad a los habitantes sobre la evacuación de las aguas servidas.

Diario del Huila le preguntó a la comunidad qué Piensan de estos trabajos y qué tanto los afecta el tener maquinaria, obreros y los cierres parciales que en algunos casos les dificulta el ingreso a sus casas.

Aspecto de los trabajos por la carrera 8 en donde se hace la restitución de la red.

 

Habla la comunidad

“Existe un poco de incomodidad, pero vale la pena porque serán muchos años como esperamos con un buen servicio de alcantarillado”, dice doña María Sandoval, una ama de casa que sale de la iglesia y nos atiende amablemente.

Y es que tiene que ser muy reconfortante para quienes son residentes desde los inicios del barrio, ver como se moderniza la red de alcantarillado y se puede tener la tranquilidad de que por lo menos en treinta años o más no se tendrá que pensar en inconvenientes generados por las aguas residuales.

“Esta obra de verdad estamos muy agradecidos primero con la administración porque estábamos pendientes y observábamos que se hacía la sustitución de las redes en los barrios aledaños y aquí nada. Ahora se ven los trabajos y todos están comprometidos a sacarla adelante dentro de los plazos estipulados por lo que ya es casi una realidad para satisfacción y beneficio de todos”, dice Janeth Manchola, una profesora de educación física que vive frente a la iglesia del Perpetuo Socorro.

Otro de los frentes de trabajo que aún tiene pendiente el reparcheo de las calles es por la carrera 8 entre calles 16 a la 17. Todavía hay residuos de materiales de las obras que se han realizado.

Allí sale de su residencia un hombre de avanzada edad que en principio nos pide distanciamiento social, “es por lo de la pandemia, nos toca cuidarnos”. Es don Jairo que no nos da su apellido y finalmente acepta hablar con nosotros.

“claro que es muy positivo para el barrio y para todos quienes residimos aquí que se realicen este tipo de obras que redundan en el bienestar de todos. Lo que si me gustaría es que hubiera mejor señalización. Por ejemplo, en el caso mío que ya no veo bien y estoy viejo es muy riesgoso que me vaya de cara y me estrelle contra el mundo. Una mejor señalización de las obras estaría bien, concluye.

En el Alto quirinal residen, profesionales, personas pensionadas y familias que encontraron en el lugar un buen sitio para vivir cerca al centro de la ciudad y en un lugar privilegiado desde sus inicios con cercanía a colegios, centros comerciales y centros de salud entre otros.

Ricardo López, otro de los residentes nos aborda y opina: “Estamos muy contentos, es una obra que nos da realce y buen servicio a nuestro barrio, este es un alcantarillado de más 32 años de servicio y le damos muchas gracias a la gestión del presidente y a la junta en pleno y gracias también a la voluntad de la administración por habernos ayudado en esta obra y por ello, estamos muy agradecidos”

En fin, sin contratiempo alguno avanzan las labores que cuadrillas de obreros que adelantan estos trabajos de reposición de alcantarillado en el Alto Quirinal que dan continuidad a las obras contempladas dentro del Plan de optimización de redes de la actual administración de Neiva y que en la comuna tres ya atendieron labores similares en el Santa Librada, Tenerife y Chapinero entre otros.

Una vez culminada la instalación de tubería se deberá reponer la capa asfáltica.