Diario del Huila

¡En donde quedo la participación juvenil!

Dic 9, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 ¡En donde quedo la participación juvenil!

Pasadas las elecciones para los concejos de Juventud, donde con tanta euforia, pedagogía, redes sociales, televisión, radio, prensa y un alto costo del estado para garantizar la participación democrática de este tan importante segmento de población, la cual siempre es llamada el futuro del país y que la realidad son el presente.

Hoy es causa y motivo de análisis el comportamiento de su participación democrática, la cual, contrasta y no es nada consecuente con las expresiones, solicitudes, arengas, grafitis, carteleras, pendones, pasacalles, murales y tantas otras formas de comunicación y expresión que recientemente se vieron en los pasados paros; movilizaciones sociales que sin duda por sus consecuencias, acciones de vandalismo terrorífico, marcaran para la historia del país, un mal momento vivido para las familias de participantes, transeúntes, miembros de la fuerza pública que perdieron su vida o aquellos comerciantes que salieron afectados e incluso campesinos que perdieron sus animales, cosechas a falta del servicio de trasporte, el que se vio seriamente afectado o aquellos padres que vieron perder la vida de sus hijos por el no paso de ambulancias o la no llegada de medicamentos esenciales para la atención de quienes en su momento lo requirieron con urgencia. Que decir de quienes perdieron sus ojos, sus miembros, movilidad e incluso su libertad.

¿En dónde están los 12.300.000 jóvenes que estaban habilitados para votar, participar y elegir? Si bien es cierto que la democracia no tiene precio, que los recursos utilizados para que cada ejercicio y actividad que permita su fortalecimiento, participación y sostenibilidad en el país, para que  la expresión, surgimiento y promoción de nuevos liderazgos; esta inversión económica, la  que no debe  verse como un gasto y que hace el Estado a través de la Registraduria Nacional, que desde luego sale del presupuesto y recursos públicos, participación de ciudadanos, el desgaste de la fuerza pública y de policía en todos los temas de seguridad y logística para que un evento tan importante tenga las garantías y viabilidad de su realización.

La demanda y solicitud sentida de miles de jóvenes para que se diera cumplimento a la ley estatutaria 1885 de 2018 la cual modifico la Ley 1622 de 2013, norma que no se había cumplido y que fue puesta en práctica, la que dio vía libre para que jóvenes en edades de 14 a 28 años pudieran participar, elegir o ser elegidos y que fue abanderada con la frase Joven vota Joven, actividad que estuvo muy lejos de cumplir con su propósito y donde los que deberían ser los protagonistas no salieron a cumplir con ese deber democrático que el estado ofreció en cumplimento de la ley así como con el firme propósito de fortalecer la democracia, la que cada día se ve más amenazada por quienes prefieren ser impulsores de los desmanes, el odio, el enfrentamiento del pueblo contra el pueblo, los  que hacen ver a la  fuerza pública como los enemigos de la  comunidad de la que ellos mismos también hacen parte , pues son hijos de colombianos.

En donde están, en donde se quedó la fuerza, el ahínco, la revolución del conocimiento, la lucha por el poder desde la democracia, la propuesta para mejorar las condiciones y calidad de vida; en donde están quienes reclamaron por una mejor educación, que  se hicieron los que en su momento reclamaron por el mejoramiento en los servicios de salud, para donde cogieron los que buscan el paternalismo de estado a través de la subsidiaridad y los que ven a los empresarios y emprendedores como los capitalistas destructores de la clase baja y media, donde están y por qué no salieron  los que nunca se han atrevido a producir, sembrar,   vender, crear empleo; pero los que quieren casa, educación, servicios públicos gratis e incluso se niegan a pagar impuestos? Hoy admiro, aplaudo, valoro la juventud de todas las tendencias políticas que, en paz, con convicción, civismo, dieron ejemplo y participaron de tan importante ejercicio democrático. No olviden que tiempo que se va no vuelve, que si vuelve no es el mismo y que la democracia que se va, muy difícil regresa.

 

 

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Tal vez te gustaría leer esto