jueves, 20 de septiembre de 2018
Contexto/ Creado el: 2018-09-06 12:31 - Última actualización: 2018-09-06 12:32

En el limbo, alumbrado público para Neiva

Ante la negativa por parte de la Comisión de Asuntos Generales del Concejo de Neiva, frente al proyecto de alumbrado público, la Administración Municipal informó que por ahora evalúan si lo vuelven a presentar en este año.  

Escrito por: Redacción Diario del Huila | septiembre 06 de 2018

Cero y van dos veces que el proyecto de alumbrado público se ha ‘hundido’ en el Concejo de Neiva.

La Comisión de Asuntos Generales del Concejo de Neiva, compuesta por los cabildantes Felipe Hernández,  Leyla Rincón,  Mauricio Rojas,  Carlos Posada,  Ricardo Vega y los cabildantes detenidos Jesús Garzón y Dolcey Andrade, rechazó nuevamente la iniciativa que pretendía una autorización para que el alcalde Rodrigo Lara Sánchez, creara una empresa que administre y haga el proceso de modernización y expansión del sistema de alumbrado público de la capital opita.      

Durante la sesión, los concejales expusieron sus inconformidades por los cambios y falta de unidad de materia.

Germán Varón, asesor de alumbrado público, defendió el proyecto advirtiendo que sí hay unidad de materia y que todos los cambios que critican los concejales se hicieron por solicitud de ellos mismos. Sin embargo, no logró convencer y de los 5 concejales que participaron, solo el ponente del mismo dio su voto a favor.

Según indicó Gilbert Saavedra, director de Concejo Visible, ni siquiera fue aprobada la proposición con que termina la ponencia, por lo que no fue necesario ni abordar el articulado.

De acuerdo con Felipe Hernández, concejal ponente de la iniciativa, todos los cabildantes estaban de acuerdo con la conveniencia de crear una empresa pública, pero había dudas en lo que respecta al ámbito jurídico.

“Surgieron más dudas de las ya expuestas en otras sesiones, como por ejemplo si era posible modificar durante el desarrollo de la comisión el articulado. Esto quedó claro y se dio a conocer que sí se podía siempre y cuando la alcaldía y concejales estuvieran de acuerdo. Otra duda era que se le modificaba el título. Pero al final concluyeron que era mejor archivar el proyecto, pues las dudas según los concejales persistían”, explicó el ponente.

Por su parte, el concejal Carlos Posada manifestó que por ahora no vota positivo este proyecto porque no hay quorum para su respectiva aprobación y que a su juicio es totalmente ilegal seguir al frente con este proyecto, además que la comisión no está totalmente completa, sostuvo.

¿Más impedimentos?

El problema que se avecina,  según advirtió el concejal, es que “un préstamo para poder modernizar el alumbrado, es muy difícil que se apruebe,  porque sería el último año de gobierno y lo normal es que no se pueden aprobar vigencias futuras, ni hacer préstamos del tamaño que esta acción lo requiere”.

Es importante recordar que la modernización y ampliación de luminaria tendría un costo de $38 mil millones, por lo tanto según el cabildante, “no es conveniente que el alcalde deje el municipio endeudado y él simplemente se vaya.  Esa es la complicación que se presentaría al ser el último año. Además hay más proyectos de gran envergadura a los que se les debe dar trámite”.

“Ahora la duda es qué quieren los concejales, porque es que no hay claridad al respecto”, cuestionó finalmente Hernández.

¿Qué dice la alcaldía?

De otro lado, La Administración aseguró que quiso dar “la mayor transparencia al trámite del proyecto de Acuerdo, acatando siempre las recomendaciones, observaciones y aportes de los concejales y de los expertos invitados a los conversatorios, con el fin de construir una propuesta que fuera ampliamente debatida y aceptada por todos, para garantizar una adecuada prestación del servicio de alumbrado público, y llevar a cabo el proceso de modernización y expansión del Sistema”.

Y que el nuevo documento “fue el resultado de un estudio riguroso en el que se proponía mejorar las condiciones de iluminación con tecnología LED, amigable con el medio ambiente al reducir las emisiones de CO2 y que permitiera un menor consumo de energía ahorrando entre un 40% y 60%; de igual manera generar progreso para el Municipio a través de la implementación de los desarrollos tecnológicos asociados a la su infraestructura”.

Por ahora y después de este ‘traspies’ en el Concejo de Neiva, la Administración Municipal se encuentra estudiando las objeciones presentadas al mismo y en base a ello, presentarlo una vez más o por el contrario ya dejar el tema para la siguiente administración; según el asesor de alumbrado público se estudiaran los caminos a seguir.

La veeduría

Por su parte, el Comité de Veeduría Ciudadana al Alumbrado Público de Neiva, informó que siempre mantuvo sus advertencias ante el nuevo Proyecto de Acuerdo presentado por la Administración Municipal al Concejo, en el que solicitó facultades para que el Alcalde pueda crear una empresa, ahora 100% estatal, que asuma la prestación del servicio, al indicar que al igual que la iniciativa anterior éste también adolece de claridad y soportes para su riguroso estudio, debate y aprobación.

Según  el organismo de control social, las advertencias fueron formuladas a los concejales Edwin Felipe Hernández, designado ponente de la última iniciativa, y Humberto Vargas Durán, y a toda la Corporación, tras asesorarse y analizar el proyecto y anexos presentados a consideración del Concejo de Neiva.

“La veeduría, a través de asesores expertos como el abogado Hernando Alvarado Serrato y el ingeniero eléctrico Jorge Reyes, advierte que es incongruente plantear la creación de una empresa industrial y comercial del Estado que a la vez sea de servicios públicos ESP, porque son dos tipos de entidades con mecanismos de creación distintos, composición administrativa diferente y regidas por leyes independientes.”

También se  destacó que, ante la escasez de recursos, la nueva empresa “deberá realizar la modernización en varias etapas, cada una de ellas incluyendo el componente tecnológico, el cual permite el ahorro de recursos por energía y costos de operación del sistema, pero en todo caso quedar con dicho compromiso misional, tanto en el acuerdo que se apruebe en el Concejo como en los estatutos de la naciente entidad”.

Intentos

Desde que terminó el contrato con el anterior operador del alumbrado público Diselecsa, que fue por 20 años y significó un atraso para Neiva, el servicio está siendo operado por Las Ceibas Empresas Públicas, pero dicha compañía no cuenta con los recursos suficientes  para suplir todas las necesidades que se  requieren con suma urgencia, como lo es la ampliación y remodelación.

Como alternativa la Administración Municipal propuso a comienzo de año un Proyecto de Acuerdo ante el Concejo Municipal, que consistía en crear una empresa de economía de mixta entre la Alcaldía y un particular, que fuera el administrador y operador del alumbrado, donde la alcaldía fuera el socio mayoritario.

Pero tras varias sesiones en el cabildo municipal, fue finalmente rechazado. El interés en este  radica en que es un negocio redondo y que dejaría millonarias ganancias para quien quede a cargo.

Posterior al intento fallido, este fue nuevamente radicado con algunas modificaciones, acatando las recomendaciones por parte del cabildo municipal. El alcalde Rodrigo Armando Lara, propuso crear una empresa que fuera cien por ciento del municipio y opere por 15 años.  La compañía pretendía realizar una modernización de más de 35 mil luminarias que deberán ser reemplazas por led. Y también garantizar que el vital servicio llegue a las comunidades donde actualmente es bastante limitado.

La operación estaba presupuestada con un costo que supera los $38 mil millones, de los cuales $33 mil millones eran destinados para la instalación de las nuevas luminarias,  y $4 mil millones para todo lo que tiene que ver con transformadores, cajas, postes y red.

Pero tras la nueva negativa por parte de la Comisión de Asuntos Generales del Concejo de Neiva, la opción para la Administración es volver a intentar la aprobación del proyecto en octubre, cuando inicien las sesiones ordinarias.

El problema, según recalcó Felipe Hernández, es que por estar ad portas de que Lara culmine su mandato, es difícil que le sea aprobado un endeudamiento tan grande a la alcaldía, lo que es indispensable para poner en marcha su proyecto.

Hoy  terminan 23 días de extras convocadas por Lara para la aprobación de esta iniciativa, pero que en su mayoría se ocuparon en escándalos acusaciones y capturas de concejales por elección de órganos de control. Actualmente, 9 concejales permanecen detenidos por la Fiscalía, desde que el pasado 23 de octubre fueran capturados durante una sesión donde precisamente se abordaba el tema del proyecto de alumbrado.

Comentarios