jueves, 21 de marzo de 2019
Economía/ Creado el: 2019-01-10 05:17

En el último mes, 8.3% en promedio cayó nivel de El Quimbo y Betania

La cifra correspondiente a un registro entre diciembre 5 del 2018, y enero 7 del presente año, último reporte entregado por XM, operador del Sistema Interconectado Nacional (SIN), y administrador del Mercado de Energía Mayorista (MEM), revela una disminución en el nivel de los embalses en la región Centro de 63,1% a 55,4% y donde están incluidos las dos represas más importantes del departamento del Huila.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 10 de 2019

Por: Juan Carlos Bravo O.

Sin dudas, el impacto del fenómeno climatológico de “El Niño” ya está teniendo unas primeras señales  en el nivel de los 23 embalses del país cuyas aguas han disminuido cerca del 11% durante el último mes, reveló  XM, operador del Sistema Interconectado Nacional (SIN), y administrador del Mercado de Energía Mayorista (MEM). Y advierten  los expertos que en febrero el descenso será mayor.

Y es que el Huila no es ajeno a estas incidencias pues contamos con dos grandes embalses ubicados en el centro-sur del departamento. Las cifras correspondientes a un registro entre diciembre 5 del 2018, y enero 7 del presente año, último reporte  entregado por XM, operador del Sistema Interconectado Nacional (SIN), y administrador del Mercado de Energía Mayorista (MEM), revela  una disminución en el nivel de los embalses en la región Centro de 63,1% a 55,4% y donde están incluidas las dos represas más importantes del departamento.

Es decir que en promedio en el último mes, 8.3% en promedio, cayó el nivel de los embalses de El Quimbo y Betania. Para el caso de El Quimbo la caída que registró XM, operador del Sistema Interconectado Nacional (SIN) pasó de 76.80% en diciembre 5 de 2018 a 69.65% en enero 7 de 2019 y a 69.11% en enero 8 de este año.

Informó XM que el nivel de los embalses entre diciembre 5 del año pasado, y enero 7 del presente año, en la región de Antioquia pasó de 98,4% a 85,93%; en el Caribe del 92;3% a 83,5%; en el Centro de 63,1% a 55,4%; en el Oriente de 84,9% a 65,3% y en el Valle de 77,1% a 62,91%.

Cabe la pena destacar que los 23 embalses del país llegaron a nivel de 69,2% por la presencia en el territorio nacional del fenómeno de “El Niño”.

Del total de los embalses que actualmente están ubicados en las regiones de Antioquia, Caribe, Centro, Oriente y Valle, la gran mayoría presenta una disminución en sus niveles de capacidad. Según XM, una de las regiones que más ha sentido esa reducción es Antioquia, pues mientras en diciembre presentaba 90,5% de capacidad, hoy esa cifra se ha disminuido a 85,93%.

Sin embargo y pese a la reducción en las aguas de los embalses, Antioquia y el Caribe continúan liderando los mayores niveles en los embalses. De acuerdo con los datos emitidos por XM, los dos están por encima de 83%, lo que se traduce en una buena variable.

Fuerte verano

Y es que las últimas semanas de diciembre de 2018 y las dos primeras de 2019 se ha registrado un  intenso verano que ha derivado en el descenso en poco más del 11% en el nivel de los embalses, los cuales representan más del 70% de la matriz en el sistema de generación de energía en el territorio nacional.

Si bien por ahora la generación está controlada, pese a que se ha dado una disminución en los embalses, la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, hizo un llamado a los colombianos para que hasta que el fenómeno natural cese se pueda entrar en un periodo de ahorro tanto de energía como de agua.

A esta posición también se sumó Jaime Alejandro Zapata, gerente del Centro Nacional de Despacho de XM, quien, tras analizar los datos históricos de los embalses y los niveles actuales, aseguró que aunque la situación está en términos generales bien, hay un plan de respaldo si los embalses bajan aún más.

“El fenómeno de El Niño nos obliga como país a tomar medidas para administrarlo y minimizar riesgos de situaciones críticas, no solo en el sector energético, sino también en otros sectores”, advirtió Zapata.

Al analizar las cifras del nivel de embalse en comparación con el 7 de enero de 2018, el directivo señaló que en ese momento la capacidad estaba en 64,8%. Es decir que hoy, un año después, el nivel es mayor. Esto debido a los altos aportes hídricos recibidos durante el año 2018 y el uso dado a los embalses en el transcurso del año pasado.

“Se puede atender la demanda”

Sin embargo, dejan en claro que la actual situación no se compara con la registrada entre enero y febrero del 2016, cuando el nivel de los embalses oscilaba entre el 30% y el 40%.

“Estamos por encima de la media de fenómenos de ‘El Niño’ anteriores, y los niveles de reserva en el país permiten garantizar la confiabilidad en la oferta, más cuando están lSA plantas térmicas listas como respaldo para en el corto y mediano plazo atender la demanda”, señaló Jaime Alejandro Zapata Uribe, gerente Centro Nacional de Despacho de XM. 

Zapata aseguró que no se puede ocultar que el fenómeno climatológico si ha afectado el nivel de los embalses en el país, y que esto se ve reflejado en la torta de la generación, donde el parque térmico en la actualidad está operando en cerca del 35% para atender la demanda de energía.

“Nuestros modelos proyectan que las plantas térmicas podrían ampliar el porcentaje de participación en poco más de 45 gigavatios hora día (Gwh/d), de los 200 Gwh/d que se generan en el país”, indicó Zapata Uribe.

El técnico agregó que no cabe duda que el nivel de los embalses seguirá en decrecimiento por las razones expuestas, más cuando el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) pronostica que para el mes de febrero aumentará la intensidad del fenómeno de ‘El Niño’, “podrían estar por debajo del 60%”, dijo.

Finalmente señaló que en el territorio nacional, donde XM adelanta las tareas de monitoreo, se han registrado marcados descensos en el nivel de las reservas para la generación hidráulica.

¿Qué es el fenómeno climatológico El Niño?

El fenómeno de El Niño - Oscilación Sur (ENOS) es un patrón climático recurrente que implica cambios en la temperatura de las aguas en la parte central y oriental del Pacífico tropical. En períodos que van de tres a siete años, las aguas superficiales de una gran franja del Océano Pacífico tropical, se calientan o enfrían entre 1 ° C y 3 ° C, en comparación a la normal. Este calentamiento oscilante y el patrón de enfriamiento, es conocido como el ciclo ENOS (o ENSO por sus siglas en Ingles), afectando directamente a la distribución de las precipitaciones en las zonas tropicales y puede tener una fuerte influencia sobre el clima en los otras partes del mundo. El Niño y La Niña son las fases extremas del ciclo ENOS; entre estas dos fases existe una tercera fase llamada Neutral.









Comentarios