DIARIO DEL HUILA, REGIONAL

Por: Brayan Smith Sánchez

En el municipio de Garzón más exactamente en el barrio los Samanes sur de dicha jurisdicción se ha venido presentando una problemática donde se ven afectados algunos animales como perros y gatos. Personas inescrupulosas están envenenando a estas mascotas en este sector. La comunidad afectada pide una solución pronta e investigación.

En el municipio de Garzón sur del departamento del Huila se ha venido presentando en una de sus zonas residenciales una problemática desde ya varios meses atrás donde los animales como perros y gatos se están viendo gravemente afectados debido al mal actuar de personas inescrupulosas.

En el barrio Los Samanes ubicado en el sur de dicha jurisdicción la comunidad se ha venido quejando por la razón que sus animales han venido presentando muerte por envenenamiento por parte de personas del mismo sector y aledaños, expresan sentirse preocupados y alarmados ante estos hechos.

“Desde hace varios meses se vienen presentando casos de maltrato animal en el barrio los Samanes en el municipio de Garzón, este es un barrio que se caracterizaba por la tranquilidad de todos lo que residen, pero desde hace varios meses nos venimos encontrando con personas de mal corazón, no respetan que los que amamos las mascotas las tengamos y disfrutemos de ellos porque les ponen veneno para matarlos. Es constante encontrarnos en las mañanas con gatos o perros envenenados. Con escuchar sus gritos de dolor que de verdad esto aterroriza, en oportunidades son los de mi casa, en el cual han sido 4 animalitos que nos matan. Mis padres que residen allí hace más de 20 años, han tenido que ver cómo cada uno de ellos llega a casa a morir”, expresó Juliana Andrea Méndez.

Cabe mencionar que dichos actos para la comunidad amante de los animales del sector son dolorosos, de igual forma hacen un llamado a las entidades competentes para que determinen esta situación y así llegar con el paradero de la o las personas que realizan este acto de crueldad en el barrio contra las mascotas.

Por otra parte, comenta que el pasado fin de semana se presentó una lamentable situación con una de sus mascotas.

“Es muy doloroso ver esto, el fin de semana mis padres vinieron a visitarnos a la ciudad de Bogotá y hoy que van de vuelta nos llaman a decir que uno de nuestros gatos está envenenado en la puerta de nuestra casa”, expresó Juliana

Asimismo, la personería del municipio de Garzón, determinó tres mecanismos para denunciar estos sucesos donde son afectados principalmente los animales, además, aseguró que dichos casos pueden denunciarse a la fiscalía para así determinar con el paradero del o de los responsables y dar clausura a estos sucesos.

“Teniendo en cuenta que el maltrato animal ya está ratificado como un delito ante cualquier hecho que constituya este presunto delito, se debe interponer la denuncia ante la Fiscalía General de la Nación, igualmente las autoridades como la policía y entes administrativos públicos que también tiene una dependencia encargada de la promoción de los derechos y la convivencia ciudadana y dentro de ellos está la lucha contra el maltrato animal, entonces si el hecho ya está consumado hay que interponer la denuncia ante la Fiscalía para que investigue y tome las sanciones en tal caso… Si el hecho se está produciendo de manera permanente ir ante las autoridades de policía también se pueden acudir de inmediato y ahí digamos se puede evitar o suspender las conductas que están afectando al animal”, expresó Ronald Felipe González.

Esta situación también preocupa demasiado debido a que existe el riesgo de que un niño pueda ingerir estos venenos.

“Esto no puede seguir pasando, así como es un gato, un perro, puede ser un niño, un adulto, las personas que nos colaboran limpiando las calles. Y lo peor de todo es que no se hace nada, no sabemos qué hacer cuando vemos esto, no sabemos cómo actuar legalmente. Esto es una falta de tolerancia, quiero hacer un llamado”, sostuvo Juliana.

En Garzón perros y gatos están siendo envenenados

La comunidad animalista del sector hace un llamado para que estos hechos paren.