Adwar Casallas

Ingeniero de Petróleos

Especialista en Gerencia Abastecimiento

MBA Candidato

[email protected]

Según el Gobierno Nacional para el año 2027 estaremos en insolvencia energética en materia de hidrocarburos. En Colombia se estima que el potencial de reservas de petróleo en crudo y gas son más de 37.000 millones de barriles de petróleo equivalente, distribuidos en 18 cuencas sedimentarias que abarcan un área de 1.036.400 Kms² donde tan solo el 11% de estas cuencas han sido exploradas. (Fuente ANH)

¿Qué ha pasado con el otro 89%? ECOPETROL como empresa del estado y la más grande del país, no se le ha escuchado ningún descubrimiento en los últimos años de yacimientos onshore relevantes para cubrir las necesidades futuras de Colombia en materia energética. Y es que la compañía petrolera por sí sola no ha hecho sísmica desde el año 2015 cuyo último proyecto fue Cardón en el departamento del Caquetá, una sísmica hecha con camiones de vibración la cual no requería de mayores permisos comparada con la última sísmica convencional del año 2013 que fueron realizadas en los campos del Valle Medio Magdalena donde si se requerían de algunos permisos más complejos, siendo ésta la zona más explorada del país. Esto no significa que ECOPETROL no haya hecho absolutamente nada en impulsar la exploración, por el contrario, quizás los permisos ambientales, la realización de consultas previas y la falta de presupuesto hayan sido los mayores obstáculos para cumplir a cabalidad dichos proyectos. La estrategia actual de la compañía estatal es “Reprocesar Datos Sísmicos – RPD” de información sísmica realizada en años anteriores, que es algo así como agarrar una canción vieja y traerla a la actualidad con algunos efectos especiales pero que su contenido siempre será la misma. Esta estrategia debe cambiar.

No podemos seguir centrados en el tema del Fracking, debe abrirse el abanico de opciones alternas y no quedarse escrito en un simple papel encima de un escritorio y, así con la misma fuerza que se impulsa los proyectos no convencionales debe hacerse lo mismo con los convencionales, pero ¿dónde está ese liderazgo que requiere la empresa en materia exploratoria? 

Debemos recordar que la producción de petróleo viene en caída libre desde el año 2012, pasando desde el millón de barriles a una producción promedio actual de 740 mil barriles que representa una reducción del 26%, y un 15% menos comparado con los 880 mil barriles de producción de crudo promedio del 2019. (Fuente ANH)