El pasado 24 de diciembre se firmó el contrato para que inicie el primer piloto de Fracking en Colombia. Según el Gobierno, este piloto de extracción en Puerto Wilches es de investigación y permitirá que el estado pueda formular una política pública en materia de yacimientos no convencionales.

Carlos Santiago Costa, de la Alianza Colombia Libre de Fracking, dijo que el Gobierno es “ciego, sordo y mudo” y explicó que distintos proyectos alrededor del mundo han demostrado que esta práctica no es rentable.

No entendemos como el gobierno de Colombia insiste en traer una práctica que se viene prohibiendo”, agregó.

Además, Costa destacó que para que se realice este piloto es necesario que se cumplan una serie de requerimientos que hasta ahora no han sido satisfechos, “uno ve que las fases previas el Gobierno se las quiere saltar sin realizarlas camuflando como científicos unos pilotos que son netamente comerciales”.

Yubelis Morales, defensora de los recursos en Puerto Wilches, dijo que los impulsores del proyecto no le han dicho la verdad a la comunidad ya que la mayor parte de la población se beneficia de los recursos naturales que se verían afectados con esta práctica de extracción de petróleo.

La Agencia Nacional de Hidrocarburos explicó a Sigue La W que ya se finalizó la etapa de consultas y el piloto no empezara de una vez ya que lo que sigue es que Ecopetrol como contratista debe empezar el tramite para obtener la licencia ambiental del proyecto.