jueves, 20 de septiembre de 2018
Enfoque/ Creado el: 2014-06-25 03:52

Ley seca dejó $1400 millones en pérdidas

Empresarios de Neiva rechazaron de manera tajante la forma en que se tomó la decisión de ley seca para el pasado martes y esperan que el sábado no se decrete esta medida.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 25 de 2014

En el partido entre Colombia y Japón, los neivanos no llenaron -como en otras oportunidades- los bares y restaurantes con cerveza en las mesas. La medida de ley seca que se aplicó el pasado martes dejó a muchos en casa y no se vendieron 1400 millones de pesos. En reunión de empresarios de Neiva, Andrea del Pilar Bautista, directora de Fenalco Huila, expresó que se sintieron "atropellados" por la medida que les causó este número de pérdidas.

Fabio Guzmán, representante de la Asociación de Bares, Discotecas y Restaurantes (Asobares), entregó cifras concretas sobre las consecuencias que produjo el decreto para los dueños de los establecimientos de expendio de licor y de restaurantes. "Sufrimos una afectación fuerte", aseguró. En caso de que las condiciones de comercio hubieran sido normales, 800 millones de pesos se habrían originado como utilidades. De igual forma, diez mil empleos indirectos se dejaron de generar y un total de 40.000 personas no accedieron al entretenimiento. "Son cuarenta mil personas que dejaron de multiplicarse a otros servicios como comidas rápidas e incluso moteles", explicó.

Una decisión que no debió tomarse en San Pedro
Por su parte, el delegado de Comfamiliar del Huila, Ricardo Fierro, llamó la atención sobre el efecto que la ley seca generó a los turistas. "Estamos mandando unos mensajes negativos diciendo ′en Neiva hay ley seca, tenemos una serie de restricciones, no vengan′. Mientras que en otras ciudades que también están en fiestas no acataron las medidas de ley seca sino que hicieron controles".

Las pérdidas del martes, dicen los empresarios, se suman a un comportamiento regular en el primer semestre de 2014 y en el que los presupuestos no se han venido cumpliendo. "Para las ciudades intermedias donde estamos manejando las festividades nos afectó mucho más teniendo en cuenta que esta es una semana crucial y final de la temporada sampedrina", aseguró Andrea del Pilar Bautista.

Los efectos negativos que registraron los comerciantes se suman a los que ya habían provocado otras coyunturas nacionales como el paro agrario y dos leyes secas por las jornadas electorales. Para el sector hotelero la situación no es más positiva. "Es preocupante", afirmó Liliana Serrano, directora de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia –Cotelco, regional Huila-. Para la ejecutiva, la percepción de inseguridad se ha llevado a los turistas para otras ciudades. "No tenemos un 20% de reservas, ni siquiera telefónicas".

El sábado sería nefasto
Así lo afirmaron los comerciantes. Esperan que no se decrete ley seca para el próximo sábado por el partido Colombia-Uruguay que se jugará a las tres de la tarde y que en cambio se realicen los controles correspondientes para preservar el bienestar de la comunidad en general.

"Nos asustamos ante unas motos, ante unos carros, ante una felicidad de una bandera. Si esto nos llena de euforia lo que tenemos que emitir son señales de educación, de buen trato y no de miedo", comentó Cielo Ortiz, administradora del centro comercial San Pedro Plaza.

El mensaje que enviaron los comerciantes a las autoridades locales -que se reunirán hoy para definir las medidas para el fin de semana- es que apoyen el comercio. "Estamos exigiendo controles a la movilidad, a la ley de embriaguez, de menores de edad y un llamado a la comunidad en general para que se genere autoridad en casa", añadió Bautista. Para generar una mayor comodidad, los establecimientos expendedores de licor pondrán a disposición conductores elegidos y garantizarán la no obstrucción de las vías públicas.