martes, 20 de noviembre de 2018
Enfoque/ Creado el: 2015-07-10 06:02

Pescando con redes móviles

Estas iniciativas son el resultado de los esfuerzos que como país estamos construyendo. Esta es la verdadera revolución digital que el presidente Juan Manuel Santos inició con Vive Digital, la política de Estado en materia TIC.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | julio 10 de 2015

DAVID LUNA

Especial para Diario del Huila

Son tres comunidades de pescadores artesanales de Cartagena, la isla de Providencia en el Atlántico y Tumaco en el océano Pacífico. Gente sencilla, humilde, laboriosa, acostumbrada durante décadas a las faenas del mar y a sortear las dificultades cotidianas de una vida sin sobresaltos ni grandes sucesos, que cambió dramáticamente cuando entraron en contacto con la tecnología.

Su actividad es pescar moluscos, crustáceos, lebranche, bonito, cojinúa, pez león y otras variedades de peces con técnicas tradicionales o artesanales: redes, líneas de mano, trampas y cestas. En su mayoría tenían nivel educativo básico y pocas posibilidades de continuar su educación ni desarrollar otras actividades.

Su vida se transformó positivamente gracias al proyecto Pescando con Redes Móviles impulsado por varias entidades privadas con el apoyo del Ministerio TIC. Recibieron tabletas, esos dispositivos digitales que están cada día son más usados por los niños en las escuelas públicas y ahora estos hombres  que superan los 50 años de edad fueron capacitados para usarlos. También se les instruyó en educación ambiental y técnicas de pesca sostenible.

Ahora, al iniciar su jornada, los pescadores pueden consultar el estado del clima en sus dispositivos móviles y obtienen información detallada sobre las condiciones atmosféricas lo cual les permite organizar mejor la pesca.  Planifican sus tareas, administran sus negocios,  realizan el control de ingresos y  gastos a través de aplicaciones. Y ampliaron sus mercados porque fotografían  su pesca y suben las  imágenes a una plaza de mercado virtual donde encuentran compradores en línea para sus productos.

Los 200 participantes en Pescando con redes móviles ya tienen una comunidad virtual llamada Cardumen a través de la cual comparten experiencias, proyectos, conocimientos y reciben cursos en línea gratuitos. Y tienen una Escuela de Pescadores -con el Instituto Educativo de la Boquilla (INETEB)- que les enseña cómo criar peces ornamentales y de consumo.

La mayoría no habían usado nunca computadores ni tabletas pese a lo cual, muy pronto, hasta  los pescadores mayores le perdieron el “susto” a la tecnología. Gracias a esa actitud y a los aportes que recibieron mejoraron su productividad y han visto crecer  su ingreso promedio en 15%. Pasaron a ser microempresarios que planean sus días de trabajo acorde a la información que obtienen de la aplicación. Saben más de su propio trabajo y son conscientes de la importancia de reducir el impacto de la sobrepesca para que su actividad sea sostenible.

El proyecto comenzó en 2013 en La Boquilla (Cartagena), se expandió a Tumaco en 2014 y a Providencia en 2015. Potencialmente se puede llevar a comunidades similares de todo el país, de quienes viven en las riveras o en zonas costeras gracias al compromiso y trabajo de organizaciones estatales y privadas, tal como lo hicieron CINTEL, la Institución Educativa de La Boquilla, Fundación Proboquilla,  Fundación Telefónica Colombia,  Qualcomm Wireless Reach y USAID.

Estas iniciativas son el resultado de los esfuerzos que como país estamos construyendo. Esta es la verdadera revolución digital que el presidente Juan Manuel Santos inició con Vive Digital, la política de Estado en materia TIC.

Estoy convencido que Pescando con redes móviles proporciona avance y progreso económico y social a pescadores artesanales, mujeres y jóvenes de comunidades vulnerables de nuestras costas. Es la demostración de que las TIC  son herramientas para transformar nuestro país y mejoran la calidad de vida de nuestra gente.

* Ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC)