DIARIO DEL HUILA, HUILA EMPRENDEDOR
Por: Rolando Monje Gómez

Este emprendimiento surgió del amor por las plantas y actualmente cuenta con dos líneas de producto. Los productos son cuidadosamente probados, lo que hace que se enfoque al bienestar de muchas personas que pueden nutrir y ayudar a mejorar la experiencia. Lo más difícil de emprender es mantenerse en el tiempo.

Ingeniera ambiental y una enamorada de la madre naturales, Estefanía Ramírez Cerquera, es una mujer huilense con espíritu muy herbal. Ella siempre ha tenido la fiel convicción que regresar a las raíces es lo que todos los seres humanos debemos buscar. Sencilla y divertida y por sus ganas de defender los derechos de la naturaleza junto a su pareja crearon una ONG socio-ambiental llamada Corporación NunaHuil con la cual vienen adelantando proyectos en diferentes zonas del departamento y en Neiva especialmente en la revitalización del Río del Oro.

Nació en Neiva hace 30 años y aunque muchos piensan que aparenta menos edad, ella insiste en que el elixir de la juventud es tener un propósito muy claro: Ser Feliz.

Actualmente manejan dos líneas de producto y trabajan en una tercera.

Estefanía es la emprenderá que está al frente de Espíritu Herbal, un emprendimiento de “menjurjes hechos con amor”, como ella los denomina. “Elaboramos productos naturales de cuidado personal, nuestros ingredientes son nobles con nuestro cuerpo y respetan los ciclos de la madre naturaleza”, expresa.

La idea de Espíritu Herbal surgió del amor por las plantas, “buscamos que nosotros, los seres humanos, mejoremos nuestra relación con el entorno. A través de productos naturales nos estamos acercando al origen, a la esencia de la vida puesto que toda nuestra evolución ha sido en sinergia con las bondades de la naturaleza y a través de ellas podemos gestionar no solo nuestro estado físico sino también espiritual”, afirma Estefanía.

Actualmente cuenta con dos líneas de productos, la de cuidado personal y aromaterapia y está trabajando en una línea de cuidado femenino, que van dirigidos a aquellas personas, de diferentes edades, que creen que los productos naturales para su cuidado diario son la perfecta combinación para estar en armonía con su cuerpo y la naturaleza.
Espíritu Herbal nace en el año 2019 y surge de los sueños ocultos y explorar diferentes caminos.

Actualmente es un emprendimiento familiar, en el cual se encuentran trabajando tres personas.
Según afirma Estefanía Ramírez lo que diferencia a sus productos de otros similares es el “amor que impregnamos en cada ingrediente que combinamos para hacer los menjurjes, nuestros productos son cuidadosamente probados en los conejitos de indias llamados familia y amigos, lo que hace que se enfoque al bienestar de muchas personas que pueden nutrir y ayudar a mejorar la experiencia”.

Antes de que se iniciara el confinamiento por la pandemia contaba con una línea de distribución, pero debieron cerrar esos espacios. Hoy la comercialización se hace de manera directa, la comunicación se hace vía número de celular y a través de las redes sociales.

En La Ulloa, municipio de Rivera, se fabrican cada uno de los productos que ofrecen a sus clientes.

La fabricación de todos los productos la hacen en pequeños lotes a escala humana. “Nos encanta que los productos sean frescos, por lo que en algunas ocasiones lo personalizamos y se hace el menjurje con previo aviso. La cantidad es relativa, en ocasiones depende del mes y de la experiencia que vive cada persona”, expresa la emprendedora.
Los ‘menjurjes’ los elaboran en La Ulloa, municipio de Rivera, espacio donde surge y se sigue alimentando todo este amor herbal, siendo el jabón de cerveza, el óleo capilar y oleato calma, los productos bandera de este emprendimiento.

Proyectando reconocimiento

De acuerdo a Estefanía, actualmente no cuentan con registros, pero considera que sería un sueño hecho realidad poder certificar cada uno de los ‘menjurjes’ y poder brindar más confianza a cada uno de sus valiosos clientes.

Confiesa que sí “hemos recibido aportes de asesorías las cuales han sido muy valiosas para seguir nutriendo nuestro emprendimiento, no sentirnos solos nos alienta a continuar formulando, explorando y mezclando”.

Todos los ‘menjurjes’, como los llama la emprendedora, son ciento por ciento naturales.

La emprendedora de Espíritu Herbal espera que en cinco años su empresa esté repleta de más amor herbal, “proyectamos que más personas conozcan nuestros ‘menjurjes’ a través de una tienda física donde podamos tener ese contacto, empatía y asesorar a cada cliente en lo que más se ajusta a su necesidad. Nos encantaría ser reconocidos a nivel regional y poder compartir con más personas todos estos conocimientos”.

Finalmente, Estefanía Ramírez afirma que lo más difícil es mantenerse en el tiempo, “creer en que lo que haces es lindo y a otros les hace bien, en ocasiones no vender o avanzar en lo que tienes proyectado te frustra y te mezcla las emociones, lo que a veces hace pensar en no continuar. Y emprender puede leerse difícil pero, si realmente algo te apasiona y te hace feliz, poco a poco todo conspira a tu favor para que lo logres”.

Para pedidos de los productos o conocer más de Espíritu Herbal se puede través de las páginas de redes sociales o al número de celular 312 447 3632.

Espíritu Herbal nació en 2019.