jueves, 15 de noviembre de 2018
Primer Plano/ Creado el: 2017-11-29 07:32

Esposa del empresario huilense y dueño de Surtifruver, involucrada en su homicidio

Ayer, investigadores del CTI de la Fiscalía General de La Nación capturaron a Cecilia Rueda, esposa de Jhonny Alonso Orjuela Pardo propietario de los negocios Surtifruver, quien fue asesinado en octubre del 2016. Según versiones de la Fiscalía, la mujer estaría implicada como cómplice del homicidio del comerciante.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | noviembre 29 de 2017

Ante el Juzgado 71 con función de Control de Garantías, Cecilia Rueda Ossa se declaró inocente de los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de armas, por su presunta responsabilidad en el asesinato de su exesposo, Jhonny Alonso Orjuela Rueda, propietario de los almacenes Surtifruver de la Sabana, crimen ocurrido el pasado el 20 de octubre de 2016 en Bogotá.

La detención de la mujer se produjo aproximadamente a la 1:30 p.m. de este lunes en el municipio de Chía, Cundinamarca. La esposa del empresario fue trasladada a los juzgados de Paloquemao en donde se le realizó la legalización de captura e imputación de cargos por parte de la Fiscalía.

Investigación

Según lo establecido en las diligencias preliminares de imputación de cargos, la Fiscalía recalcó que por este mismo hecho fue capturado el pasado 12 de septiembre Mauricio Parra Rodríguez, alias ‘El Quesero’, quien según la Fiscalía sería el presunto responsable del asesinato de Orjuela Rueda. Según el fiscal del caso, Rueda Ossa y Parra Rodríguez habrían fraguado un plan criminal para acabar con la vida de Jhonny Alonso.

Según lo indicado en la diligencia, la Fiscalía reveló ante el togado de turno que la mujer junto con Mauricio Parra Rodríguez determinaron el asesinato del comerciante y que habían contactado a una persona del Caquetá  al parecer, disidente de las FARC, para asesinarlo. Las pruebas de la Fiscalía revelaron que Orjuela Rueda fue asesinado con un arma calibre 38 que se encontraba en su lugar de residencia.

Asimismo, la fiscal del caso expuso que mediante declaración juramentada Mauricio Parra involucraba a Cecilia Rueda como la artífice del asesinato de quien sería su esposo, «no tengo por qué guardarle cosas a nadie, Cecilia mandó a matar a Alonso», es la declaración de Parra Rodríguez, dijo el fiscal.

Homicidio

La muerte del reconocido empresario quien es oriundo de La Plata – Huila, ocurrió el pasado 20 de octubre del 2016, cuando Alonso Orjuela Rueda, propietario de la cadena Surtifruver de La Sabana, se dirigía a cumplir una cita en un centro comercial del barrio Nueva Zelandia de la ciudad de Bogotá. Al llegar en su vehículo hasta la Autopista Norte con calle 178, fue interceptado por dos sicarios en moto que le quitaron la vida.

El 20 de octubre, día del homicidio de Orjuela, investigadores encontraron en el WhatsApp del comerciante, mensajes enviados por una mujer con la que al parecer había acordado una cita en la calle 178 con autopista Norte. Ella nunca llegó y en su lugar arribó una pareja de sicarios que le dispararon. Recibió dos impactos de bala, el momento fue captado por cámaras de seguridad del sector.

Al rastrear las coordenadas desde donde se originó el mensaje de WhatsApp la señal condujo a la oficina de Parra Rodríguez y, posteriormente, investigadores confirmaron que el perfil de la supuesta mujer era falso.

FARC quería quedarse con Surtifruver

En una audiencia pública, la Fiscalía reveló que las FARC estuvieron interesadas en comprar la cadena de negocios Surtifruver de la Sabana. Según el ente investigador, Orjuela se negó a vender lo que consideraba «el patrimonio de sus hijos» y cerró la posibilidad de una transacción con la persona que se convirtió –según el fiscal del caso– en el ordenador de su homicidio.

Para el ente investigador, de acuerdo con lo que se planteó en la audiencia de imputación de cargos a Parra, las FARC buscaban lavar dinero a través de los negocios de frutas y verduras. Al no lograr la transacción directa, Parra buscó entonces otros medios para acceder al próspero comerciante. Según el fiscal del caso, fue entonces cuando buscó aproximarse a la señora Cecilia Rueda esposa de Orjuela porque sabía que la pareja venía afrontando desde el 2008, dificultades en su relación y empezó a cortejarla.

Captura de Mauricio Parra

Parra Rodríguez fue capturado el pasado dos de septiembre del 2017 en el Aeropuerto El Dorado de la ciudad de Bogotá, junto a Paola Andrea Parra Marín; los dos tenían orden de captura por el delito de lavado de activos.

Según versiones oficiales, lo que no sabían los dos capturados, era que Migración Colombia recibió una alerta para no dejarlos salir del país, la cual se hizo efectiva cuando la pareja pretendía salir con destino a México.

La historia de Cecilia Ruedas

En contra de Bertha Cecilia Ruedas juegan dos testimonios claves que son los de Mauricio Parra Rodríguez ofrecido después de su captura y Fernando Bahamón, un guerrillero desmovilizado de la columna Teófilo Forero que estaba presuntamente al tanto de todo los movimientos del caso.

El hecho se habría dado porque Orjuela, después de separarse de Bertha Cecilia creó una sociedad en comandita con sus hijos con el fin de trasladarles bienes que no quedarían en manos de su expareja. Entonces, a petición de la mujer, Parra habría contratado a un disidente de las FARC para coordinar el asesinato que finalmente se ejecutó a finales de octubre.

Para afirmar sus decires, el fiscal finalmente mencionó un proyecto de notaría redactado por Bertha Cecilia, presuntamente para tratar de hacerse pasar por representante legal de Surtifruver.

El legado de Alonso Orjuela                           

Un legado al mundo empresarial fue el que dejó Alonso Orjuela Pardo, el hombre de 46 años que convirtió un pequeño negocio de frutas en una cadena que vende cerca de $100.000 millones. El joven comerciante arrancó con un local de 1.5 metros cuadrados en un supermercado de Chía, fue el inicio de la cadena Surtifruver que ya tiene más de 15 locales en el país y emplea a más 1.000 personas.

Nació en La Plata - Huila, en una familia de agricultores que, en los ochenta, emigró por la violencia y se radicó en el municipio de Chía - Cundinamarca. Con 14 años, pensó que era necesario crear espacios en las tiendas barriales para ofrecer los productos sucios que reposaban en las plazas de mercado. Entonces vendió su bicicleta y una cadena de oro, sus únicas pertenencias, y reunió $6.000 para pagar el arriendo de un espacio en un local de granos de un tío. Esa fue la semilla para crear Surtifruver de la Sabana, una empresa que genera 1.500 empleos directos.

Su meta inicial era vender $30 millones mensuales. Lo consiguió. Y reunió lo suficiente para comprar dos lotes cercanos a su negocio en el parque Ospina, donde instaló bodega y parqueadero. Con negocios en varias ciudades, su objetivo más reciente fue ser el más grande comercializador de productos frescos en América Latina.

Según las expectativas de negocio que tenía Orjuela, pretendía expandir sus negocios a grandes capitales como el caso de Medellín y Barranquilla, así como llegar con la calidad de sus productos a las ciudades de Girardot o Ibagué.

Además, consolidó una firma que al día mueve 400 toneladas de alimentos en almacenes, que pasaron de ese espacio de 1,5 metros a ser locales de 500 metros cuadrados y de hasta 7.000 metros cuadrados.

Comentarios