Un nuevo estudio que incrementa las posibilidades de encontrar planetas habitables en nuestra galaxia.

Un estudio publicado recientemente en Science Advances encuentra que el agua podría haber sido parte de la formación temprana de la Tierra, aumentando la posibilidad de que esto ocurriera de la misma manera en otros planetas.

Imagen

Los científicos teorizaron previamente que el agua llegó a planetas como la Tierra después de que se formaron a través de colisiones con asteroides de hielo. Esto haría que la presencia de agua en cualquier planeta de la galaxia fuera una cuestión de azar.

Imagen

Pero, en los últimos años, han surgido nuevas teorías. En agosto de 2020 encontraron que el agua podría haber sido parte de la Tierra desde sus orígenes examinando la composición de un tipo de meteorito que tiene composición similar a la Tierra primitiva. (Recreación tierra/ESA)

Imagen

Ahora, en este nuevo estudio investigadores del Instituto GLOBE de la Universidad de Copenhague apuestan por esto: que el agua formó parte de los componentes básicos de la Tierra desde el principio.

Imagen

Según comentan en su trabajo como su molécula ocurre con frecuencia, hay una probabilidad razonable de que se aplique a todos los planetas de la Vía Láctea.

Imagen

Explican que la molécula H2O se encuentra en muchas partes de nuestra galaxia y que, por lo tanto, la teoría abre la posibilidad de que otros planetas se hayan formado de la misma manera que la Tierra, Marte y Venus.

Imagen