El joven Lucas Villa, estudiante de la Universidad Tecnológica de Pereira, fue impactado ocho veces con arma de fuego por parte de civiles armados en vía pública en el marco de una manifestación pacífica realizada durante los acontecimientos del Paro Nacional.

Junto a él, otros dos manifestantes fueron afectados por las ráfagas. Uno de ellos sería un profesor universitario, del cual se desconoce si tenía un vínculo con el estudiante. Según información brindada por Israel Londoño, secretario de Gobierno de Risaralda, los hechos iniciaron cuando un vehículo que pasó por la zona, abrió fuego contra los jóvenes que se encontraban en la zona del viaducto de Pereira.

El estudiante fue remitido al hospital universitario San Jorge de la capital de risaralda para atender sus graves heridas en la Unidad de Cuidados Intensivos. Sin embargo, en la noche del miércoles, familiares de Lucas Villa Vásquez informaron que el joven fue dictaminado con muerte cerebral a los 37 años.

Por su parte, el gerente del hospital a donde ingresó Villa, desmintió las versiones de la familia que aseguraban que el joven tenía muerte cerebral. “No está confirmado [que tenga muerte cerebral. Su estado neurológico es muy grave, nuestros especialistas y la neurocirujana consideró que no era de manejo quirúrgico. En este momento lo están manejando en la Unidad de Cuidados Intensivos”, aseguró el galeno.

Padre de Lucas Villa clama por salir de Neiva