Estados Unidos superó este lunes el medio millón de muertos por covid-19, un sombrío récord al que no se acerca ningún otro país del mundo y que se cumple en un momento cuando el Gobierno del presidente Joe Biden está acelerando la campaña de vacunación.

Pasadas las 4:.40 p. m , el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins registró 500.071 fallecidos por la enfermedad y 28.168.735 millones de contagios.

Es terrible, es horrible», afirmó el domingo el inmunólogo Anthony Fauci, consejero de Joe Biden. «No vimos nada parecido desde hace 100 años, desde la pandemia de 1918», dijo el experto para CNN.

El primer fallecido por covid-19 en Estados Unidos se anunció el 29 de febrero y el 27 de mayo, tres meses después, el país ya registraba 100.000 muertes a causa del virus. A finales de enero de 2021 pasaron la cifra de 400.000.

«Es algo que quedará en la Historia. En décadas, las personas todavía hablarán de este momento en el que tanta gente murió», afirmó Fauci.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, confirmó que la lucha contra la pandemia sería una de sus prioridades absolutas. «¡500.000! Son 70.000 (personas) más que todos los estadounidenses muertos durante la Segunda Guerra Mundial, en un período de cuatro años», señaló el mandatario en un discurso en una fábrica de vacunas Pfizer.