DIARIO DEL HUILA, ACTUALIDAD

El anuncio lo hizo el presidente Iván Duque durante la firma del decreto que crea la nueva Reserva Marina de las Islas Galápagos en Ecuador.

El pasado viernes 14 de enero Colombia, Ecuador, Costa Rica y Panamá firmaron el decreto que amplía la Reserva Marina Galápagos en 60 mil kilómetros cuadrados, siendo esta una de las más grandes del mundo.

“Colombia expande sus áreas protegidas en Malpelo y Yuruparí, lo está haciendo el Ecuador con Galápagos, lo hace Panamá con Coiba y lo hace Costa Rica con Cocos. Hoy le demostramos a la humanidad que este esfuerzo colectivo, este trabajo multilateral, es para proteger el medio ambiente, proteger nuestras grandes reservas marinas, pero, sobre todo, para mostrar una acción climática contundente”, aseguró el presidente Iván Duque.

En ese evento el mandatario anunció que como parte de la iniciativa 30×30, que busca proteger el 30 % de las áreas marinas y terrestres, la promesa que hizo en Glasgow de ampliar en 16 millones de hectáreas las áreas oceánicas protegidas en Colombia se logrará durante 2022, y no hasta 2030, es decir, ocho años antes de lo previsto.

Colombia cuenta con una extensión de 207.040.800 hectáreas de territorio, de las cuales 92.866.00 hectáreas (cerca de un 44,85 %) corresponde a territorio marino, siendo el único país de América del Sur con acceso a dos océanos.

Duque aseguró que el Ministerio de Ambiente ya cuenta con una hoja de ruta para proteger esas 16 millones de hectáreas nuevas, adicionales a las 12.439.028 hectáreas que actualmente hacen parte de las áreas marinas protegidas del país, trabajo que el MinAmbiente realiza en articulación con Parques Nacionales Naturales de Colombia, las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) y otras entidades del Sistema Nacional Ambiental (SINA).

Para la meta de protección del 30 % de los mares colombianos se gestiona la creación de una nueva área protegida en Las Colinas y Lomas de la Cuenca del Pacífico Norte, otra en el Caribe (Cordillera Beata) y la ampliación del Santuario de Fauna Acandí, Playón y Playona; también se hará la declaración y/o reconocimiento de Medidas Efectivas de Conservación (OMEC) en el ámbito marino costero, y la ampliación del Santuario de Flora y Fauna de Malpelo y del Distrito de Manejo Integrado Yuruparí-Malpelo.

Esta última acción en Yuruparí-Malpelo es de especial relevancia, según lo expresó el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa, quien resaltó la importancia de los ecosistemas de esta zona, que sustentan una alta biodiversidad y brindan diversos servicios.

“Parte de la importancia de estas áreas radica en que soportan procesos biológicos esenciales, como la reproducción de las especies, lo que les permite ser fuente de recursos para las áreas circundantes y mantener las reservas de algunos recursos pesqueros”, dijo el funcionario.

Importancia de las Áreas Protegidas

Los océanos tienen el 97 % del agua del planeta y son el principal regulador del clima, además de absorber buena parte del carbono que se emite a la atmósfera.

Así mismo, estos ecosistemas son la mayor fuente de proteínas para la alimentación y se estima que más de 3.000 millones de personas dependen de los océanos para su alimentación. Por ello, las áreas marinas protegidas son uno de los instrumentos más eficientes e importantes en la conservación de la biodiversidad costera y marina.

Colombia viene desarrollando acciones importantes para la conservación y el uso sostenible de sus mares. Hoy en día el país cuenta con un Subsistema de Áreas Marinas Protegidas consolidado, a través del cual se gestionan 35 áreas marinas protegidas.

No obstante, aún queda una gran tarea en la conservación de los océanos y, por tal razón, el Gobierno nacional se fijó el compromiso de llegar al 30 % de dichas áreas, para asegurar la sostenibilidad de estos ecosistemas.

Adicionalmente, se avanza en la siembra de un millón de corales, buena parte de ellos en San Andrés y Providencia, que buscan restaurar 200 hectáreas de arrecifes coralinos, para contribuir a la recuperación de estos ecosistemas, afectados por procesos erosivos y el cambio climático.

En ese evento el mandatario anunció que como parte de la iniciativa 30×30, que busca proteger el 30 % de las áreas marinas y terrestres, la promesa que hizo en Glasgow de ampliar en 16 millones de hectáreas las áreas oceánicas protegidas en Colombia.