Las primeras intervenciones que se desarrollarán será el desmonte de la cubierta, demolición de la rampa de acceso, el muro de contención occidental y la viga que colapsó durante el siniestro hace más de cinco años. El Gobierno municipal pretende ejecutar estas obras en cuatro meses, por lo que se espera que para noviembre de este año finalicen.

Es así, que se da el primer paso para reactivar la remodelación del estadio de fútbol ´Guillermo Plazas Alcid, tras más de cinco años de estar paralizada la obra de remodelación del Estadio de fútbol. Se ejecutarán cuatro intervenciones necesarias para poder salvaguardar el complejo deportivo antes de su remodelación.

Inicia el lunes

Las acciones que se desarrollarán fueron encaminadas a los estudios adelantados por parte de la Universidad Nacional.

El secretario de Deportes y Recreación de Neiva Jesús Tejada Bonilla explicó que este es el primer paso para reactivar la obra del complejo deportivo, como parte de compromiso asumido por el Gobierno Municipal de finalizar la remodelación suspendida desde el 2016.

La intervención al Estadio iniciará el este lunes 19 de julio, luego de realizar la respectiva contratación e interventoría que suman $1.119 millones de pesos, recursos provenientes de las pólizas de las aseguradoras.

Cuatro meses

El funcionario informó que el tiempo de ejecución de estas obras es de cuatro meses por lo que se espera que para noviembre de este año finalicen las intervenciones.

El reto de la Administración Municipal es entregar mejores espacios para que los jóvenes puedan practicar deportes y puedan aprovechar su tiempo en la ejecución de actividades deportivas alejándose del flagelo de la drogadicción y delincuencia.

Mientras se ejecutan las intervenciones la Administración Municipal avanzará en la gestión del proyecto para la remodelación del escenario deportivo, que de entrada cuenta con $10.000 millones, recursos que pondría el Ministerio del Deporte. El Alcalde busca apalancamiento del Gobierno Departamental, Nacional y recursos propios para el cierre financiero que garantice la terminación del estadio de fútbol, no solo en la tribuna occidental, sino además en otras tribunas.